sábado, diciembre 20, 2014

EXPOCÓMIC 2014. 17 años, recortes y olé!


 
Antes que nada, pido perdón si hay algún seguidor del blog que se haya sentido abandonado en la última semana, por diversos motivos (sobre todo la falta de ganas) no he podido postear de forma regular, aunque a decir verdad debido a la masiva bajada de comentarios y de visitas, tengo la sensación de que a nadie le importa, pero bueno, vamos a darle una oportunidad más al blog y si de aquí a un par de meses la cosa no remonta, creo que lo mandaré a tomar por culo XD

Pero dejémonos de dramatismos baratos y entremos en faena, hace casi una semana que terminó el Expocómic de este año 2014, con esta edición van diecisiete y creo que sin duda esta última será recordada como el año de los recortes. Para empezar pasamos a tres días en lugar de cuatro, en el pabellón de cristal de la Casa de Campo en lugar de ocupar dos plantas, se ha ocupado solo una y el viernes en lugar de abrir a las diez, se abrió a las once, aunque esto último le está bien empleado a los gilipollas gumías que hicieron noche por un dibujo, de algún artista que a buen seguro o ya tenían o les daba igual, pero el síndrome de acumular es lo que tiene.

Tengo que advertir que aunque este artículo pueda parecer destructivo, no es mi intención, personalmente me lo pasé en grande, disfruté de tres grandes días con amigos de aquí y de fuera (no os voy a enumerar porque no quiero dejarme a nadie), me compré unos cuantos cómics chulos y baratos (aunque lo de que el Rincón del Cómic trajese sólo tomos y no grapas de un euro como el año pasado, fue un jarro de agua fría) y conseguí unos cuantos dibujos sin tener que hacer un esfuerzo titánico.

Creo que con este son tres los años que ya he dejado bastante de lado el tema de conseguir sketches de manera descerebrada (nunca he hecho noche, pero si que me he presentado cuatro horas antes de la apertura de puertas) y la verdad es que no lo echo de menos, los dibujos me molan, pero ya no a cualquier precio. En lo que me quito el sombrero es la organización a la hora de conseguir artistas, este año puede que no hubiera ningún hot artista, pero ahí tuvimos a Sarah Pichelli (por primera vez en España), Tom Raney y Gene Ha (de los que ya tenía dibujos), Jill Thompson o el gran David Messina. En total fueron más de cien artistas, así que el quisiera un dibujo entre sesiones de firmas de la organización y de estands lo tenía prácticamente asegurado.

Sobre los estands, debo felicitar una vez más a Joseba Basalo, ya que cada año va a más y en esta edición contó con una treintena de artistas y sesiones de firmas A TODAS HORAS, además creo que el salón les fue muy bien y que agotaron muchos títulos, me alegro mucho, porque cada vez les compro más gracias a que apuestan por material por el que no parecen apostar las grandes y eso se agradece. En su estand, conseguí un dibujo de Batgirl de Fernando Dagnino y una Tormenta Punk de Víctor Ibáñez. También pagué por una comission baratita de Nacho Fernández de Vegetal de Dragon Fall y en lo que respecta a las firmas oficiales, ya os digo que sin madrugar conseguí el número tres para David Messina (me hizo un Optimus Prime), el uno para Emma Ríos (un Daredevil) y el cuatro para Xermanico (un lobo de Injustice alucinante). Y sin esfuerzo, es cierto que en los de Aleta estaban siempre afincados los gilipollas de siempre que hacían varias colas a la vez, pero eso no me amargó.

Sobre las exposiciones, me gustaron mucho las dedicadas a Flash Gordon –que está de aniversario- y la de mujeres en el mundo del cómic. El tema general de este salón fue la mujer historietista y sobre ellas hubo dos charlas bastante interesantes, una moderada por mi buen amigo Moisés y otra donde Jill Thompson se vino arriba cosa mala y para darla por terminada hubo que arrancarla el micro de las manos, así de surrealista que fue.

Voy a terminar con algo de polémica, según la organización han sido 30.000 visitantes los que han acudido al salón, se de buena tinta que en Expocómic son serios con estos datos, no como en Ficómic que cuentan como público hasta a las personas que pasan en metro por debajo, pero debo decir que me parecen muchas, porque en ningún momento tuve esa sensación de agobio que he tenido otros años, el mal tiempo fue clave para que el sábado por la tarde el salón no estuviera atestado. Lo que si os puedo garantizar – y quizás case con el dato oficial de las 30.000 personas – es que nunca había visto unas colas tan largas para comprar la entrada en taquilla y eso que este año también se podía comprar on line.

Sea como fuere, Expocómic es mi salón y aunque este año no fueron editoriales como ECC o el mini estand de Panini y que la mayoría de tiendas fueran de objetos otakus o videojuegos, pueden seguir contando conmigo por los años que sean.

miércoles, diciembre 17, 2014

CAPITÁN AMÉRICA: EL SOLDADO DEL MAÑANA


 
En plena vorágine de abandonar series de La Casa de las Ideas, hay unas cuantas colecciones de grapa que todavía aguantan contra viento y marea, son pocas desde luego, pero las que sigo con ganas, las sigo con muchas ganas, una de ellas es el Capitán América de Rick Remender. Un autor que está demostrando una vez más que es un hombre de planes a largo plazo, ya lo vimos en Uncanny X-Force, con sub-tramas que han continuado en Uncanny Avengers y ahora en Capitán América sigue el mismo camino.

Con el último número doble publicado por Panini y que incluye las dos entregas finales de “El Soldado del Mañana” Remender ha dado un vuelco completo a la serie, con un nuevo protagonista que portará el escudo del Capitán América, este personaje es conocido desde hace meses, así que tampoco hace falta que me ande con remilgos para hablar de él porque sería absurdo.

SPOILERS

El caso es que prefiero centrarme en el camino hasta ese punto, recapitulemos, en la Dimensión Z vimos con Remender hacía una verdadera escabechina entre los personajes secundarios. Pues bien, todo fue un espejismo y en la saga que nos ocupa hemos visto como han vuelto tanto su hijo Ian (que espero que perdure como secundario un tiempo) como Sharon Carter, eso sí, con unos años de más para que pueda hacer de adorable pareja jubilada para el Capi. Me parece un buen giro, que por supuesto será dado la vuelta en el caso de Steve con el estreno de La Era de Ultron y en el de Sharon con Capitán América 3.

Lo que se nos cuenta sobre todo, es el asalto final de Arnim Zola contra Nueva York, un ataque que sabemos de ante mano que va a fracasar, pero entre Remender y el gran Carlos Pachecho consiguen que la historia resulte épica, que nos enganche y que queramos saber más de los personajes y de su incierto destino.

Para la recta final nos quedamos con el cambio de portador del escudo, algo que por culpa de las webs de cómics amarillistas y de los medios generalistas ha sido imposible no saber, Remender, conocedor de este hecho se mofa bastante y le da a la escena un tono excesivamente cómico para lo que debería haber sido trascendental y cuasi divino, pero es lo que hay, la sociedad comiquera está como está y nos toca quedarnos con unos cuantos chascarrillos, algunos absurdos y otros mejores y como siempre pulla a Ojo de Halcón, al que no se le deja de tratar como un retrasado.

Sigo enganchado y ya tengo ganas de ver que nos ofrecen Wilson, Remender e Inmonen.

NOTA: 8/10

domingo, diciembre 14, 2014

MIS TEBEOS FAVORITOS VIII: Green Arrow Archer´s Quest (2002-2003)

 

Hola amigos, bienvenidos a una nueva entrega de Mis Tebeos Favoritos, la sección de los Archivos de Typhares donde hablamos de cómics de todo tipo y condición que por un motivo u otro se me han quedado grabados a fuego y que por derecho propio están entre mis lista de cómics preferidos. Hoy voy con un cómic al que me acerqué gracias a las insistentes recomendaciones de mi buen amigo Moisés.

Durante un buen montón de años, yo he sido Marvel Zombie a saco, quitando los cómics que podía rescatar de Zinco (o los actuales en ese momento de Norma Editorial) protagonizados por Wally West y por Kyle Rayner, lo cierto es que me acercaba más bien poco a DC Cómics, tenía muchos tebeos suyos, pero seguir no seguía nada. Pero he aquí que me insistieron tanto con Green Arrow que acabé picando, me compré de saldo todo lo de Kevin Smith… y no me gustó mucho la verdad.

Pero amigos, lo de Brad Meltzer (el escritor que la lio bien parda con Identity Crisis) me pareció de otra galaxia, como sacó partido a la excusa de resurrección que se inventó Kevin Smith, que si bien sirvió para traernos a un gran personaje, su historia me parece que cojea por todos lados.

Meltzer, como buen escritor de novela negra y de misterio, comenzó potente, planteando un interrogante jugoso, que no fue otro que la pregunta que se repetía Ollie cuando miró las fotos de su funeral “¿qué hacía una persona que conoce en él?”, y si encima os cuento que es un villano de cuarta categoría la cosa se pone aún mejor.

Sin embargo, esta más que interesante premisa no es más que una excusa para que Oliver Queen se marque toda una road movie junto a Roy Harper, su particular aventura le llevará a recorrer toda América con la intención de recuperar un buen montón de objetos personales, algunos banales y otros muy peligrosos. Se trata de un viaje plagado de momentos donde prima la conversación entre padre e hijo, donde deben ver como han cambiado uno y otro.

Meltzer, conocedor de que su etapa era corta, no pretender dejar huella y llenar sus páginas de fuegos de artificios y recursos fáciles, como habría sido matar a algún personaje secundario o narrar el enésimo encuentro con Deathstroke. Va más allá de eso y prefiere centrarse en el reencuentro de Ollie con todos sus amigos y familiares, o con los miembros que ocupan ahora el puesto de sus amigos, especialmente destacable es su careo con Green Lantern y cómo Ollie le vacila en toda la cara.

Y es que Meltzer borda la personalidad de gruñón de Green Arrow, capta a la perfección su sentido del humor socarrón, su capacidad para sacar de quicio a los demás  y en definitiva para ser ese cabroncete tan entrañable. También es cierto, que para seis números que dura la historia, Meltzer no se complica en posicionarle en sus convicciones políticas y se limita a contar esta divertida y bonita aventura.

En la parte artística contamos con la siempre agradable presencia de Phil Hester, quien acompañado de su inseparable Ande Parks se encargaron de una gran cantidad de números de este relanzamiento de Green Arrow, un dibujante que narra como pocos, que consigue que con su aparente simpleza cada página rebose fuerza y dinamismo. A lo que le sumamos las cojonudas portadas de Matt Wagner y el resultado en la parte gráfica no puede ser mejor.

jueves, diciembre 11, 2014

HOMENAJES: Nueva tanda de guiños, parodias, homenajes y demás con especial atención a la música

 Hola amiguitos. Bienvenidos una vez más a mis homenajes, la verdad es que creo que he perdido algo del toque y de la frescura de las primeras entregas, de todas formas seguiré publicando esta sección de cuando en cuando. Esta entrega me ha  salido de manera invuluntaria bastante friki musical, espero que os guste.
 


 Comenzamos precisamente con música. Homenaje en toda regla a La Broma Asesina de Brian Bolland, la portada de Batgirl -dado quien es la protagonista- no deja de resultarme irónica, pero es que la de La Orquesta Mondragón es un plagio en toda regla, que encima creo que ha sido negado desde cercanías de la banda.


 Dave Johnson es uno de los portadistas más elegantes activo, sus cubiertas para MAX:Fury fueron memorables. Personalmente la composición de una figura femenina que sirve a su vez de marco para una escena es la hostia.


 El peso sobre sus hombros. Con Mapache Cohete - dentro de sus mes temático - y para la cubierta de uno de esos libros que intentan explicar los súper poderes con explicaciones científicas.


 Un clásico de la sección, la del Tío Sam y el I Want You. Por un lado está el Iron Patriot de Adi Granov en una de las publicidades del landscape de Marvel "Reinado Oscuro" y por el otro una genial portada de Marshall Rogers para una limited tardía de Batman.


Ya iban tocando videojuegos. El clásico de Capcom Bionic Commando (su versión más reciente, es sencillamente horrible) y una de Luke y Leia que sirve además de homenaje al Amazing Fantasy 15, para recordar una de las escenas más míticas de Star Wars, por cierto, esa escena la rodaron los actores, sin extras ni nada.


 No he leído The Goon de Eric Powell ¿qué tal está? Siempre le he tenido ganas, me cae simpático el personaje, no tanto como Luthor, en la genial serie limitada de Azzarello y Bermejo. Por cierto, la serie de Joker de este tándem creativo, es bastante flojita a mi entender.


 De la pedorra de Magadlena y sus amigas si que no he leído una mierda, pero la cubierta y la pose homenaje a la mítica cabecera de los Ángeles de Charlie me ha gustado mucho. Punto para ellas.


 El puntazo de la semana o como hacer una escena cotidiana como si fuera algo épico, "El Chicho de las Fotocopias" nada tiene que envidiarle al Kaneda animado del Akira de Otomo.


El bizarro de la semana es sin duda para este Stallone haciendo promoción de Nighthawks, machete de rambo en mano, en plan Thriller de Michael Jackson. Es alguna chanza de algún frikazo porque Nighthwaks (con Billy Dee Williams) es una película de 1980 si no recuerdo mal.


Otro clásico. Action Comics 1. No está Superman, está el perro súper poderoso, pero amigos, Namor es otra cosa, portada para New Invaders, serie tristemente cancelada ya. Las mejores series siempre caen deprisa.


Vamos a ir terminando de forma contundente, a hostia limpia y con Iron Man y Masacre en una situación de clara desventaje. 


Terminamos con algo más de música, The Archies y los Cazafantasmas (portadaca por cierto) en homenaje nada disimulado a la mítica portada de Abbey de los lamentables Beatles.

miércoles, diciembre 10, 2014

A MAD MAX LE GUSTA SONS OF ANARCHY


Hola amigos, bienvenidos a una nueva canción friki o más bien, bienvenidos a una nueva canción de un grupo de heavy metal que se ha basado en alguna frikada para componer. Hoy viajamos hasta Alemania para centrarnos en la estupenda banda de NWOBHM, Mad Max. Banda de corte clásico, a la que pude ver en directo hace unos años en el Wacken de la edición del 2010. Espero volver a verles pero no es que se prodiguen mucho por España y yo ya estoy mayor para irme a un festival a verles  XD.


El caso es que escuchando su disco más reciente “Welcome America” tienen un tema titulado “Sons of Anarchy”, vamos la genial serie de televisión – que termina la semana que viene y cuya última temporada tengo pendiente de ventilarme – creada por Kurt Sutter. Es cierto, que el nombre simplemente es molón, pero leyendo la letra queda claro en que está basada.

Igual me equivoco, pero me da igual XD, me quedo con eso de “riding o with burning wheels!”


A look in their eyes
Beyond redemption cold as steel
Into the night
Riding on with burning wheels

Abiding the law
Dancing on the edge of the blade
World comes tumbling down
But still their hiding in the shade

Uhoo- the sons of anarchy
Uhoo - they will never let you free
Uhoo - the sons of anarchy
They talk to me
Never ever let you be

Ain't playing no games
Never dealing with a preacher man
Hell is on fire
Are you ready for the last stand

Without any fear
Never care if one could lose his life
It's blood on blood
Sacrify the endless fight

Uhoo- the sons of anarchy
Uhoo - they will never let you free
Uhoo - the sons of anarchy
They talk to me
Never ever let you be


Aquí podéis escuchar el disco completo en Spotify

martes, diciembre 09, 2014

SKETCHES. Víctor Santos, Elekra y los colegas


Que Víctor Santos es uno de mis artistas preferidos es algo que todos sabéis, me encantan sus trabajos para USA, su webcomic Polar y sus trabajos para el mercado patrio como "Intachable", desde hace años he ido consiguiendo distintos sketches suyos en cada salón que he podido pillarle. Pero es tal mi "afición" que incluso mis amigos me consiguen dibujos suyos cuando le ven por ahí.

Así mi buen amigo Moisés Oneyros, tuvo a bien de pedirle un dibujo de Elektra -uno de mis personajes favoritos-  cuando se lo encontró en el salón del cómic de Granada de 2009, evento al que acudí en 2010 y que me lo pasé en grande, creo que este era el último dibujo de Santos que me faltaba por ofreceros y desde luego es de los que más me gustan (junto a la Robin de Dark Knight), me encanta el uso que le da del color.

¿Qué os parece?

lunes, diciembre 08, 2014

MARVEL 75 YEARS FROM PULP TO POP. Prescindible documental




La ABC tiene la agradable costumbre de ofrecernos un documental sobre Marvel de cuando en cuando, la cadena (subsidiaria de Disney) ya ha emitido dos hasta la fecha, el primer estuvo centrado en el universo cohesionado de Marvel Studios y este segundo docu de 40 minutos de duración es un especial que sirve para celebrar el setenta y cinco aniversario de la compañía.


Antes que nada, y aunque no viene demasiado a cuento con el documental, comienzan con unas imágenes que muestran como lo ha petado con Guardianes de la Galaxia que hasta el momento es la película más taquillera de este año en Estados Unidos, lo típico,  “que si nadie creía en ellos”, “que si los personajes se la iban a pegar…”

El resultado a nivel de contenido me ha parecido bastante flojo la verdad, primero porque 40 minutos son totalmente insuficientes a todas luces y segundo porque no ha contado nada que no se supiera antes, además de que parece bastante tramposo, por ejemplo aparece Stan Lee (en un estado de forma envidiable) contando todos los orígenes con pelos y señales de cuando crearon uno u otro personaje. Cuando el propio Stan ha dicho que no recuerda nada dado su mala memoria, aunque esto último es algo que yo siempre he considerado una exageración, pero vamos, es un detalle menor y para algo sirven los registros y demás.

El documental está presentado por la actriz Emily VanCamp (Sharon Carter en The Winter Soldier) y mientras pasea por las instalaciones de la renovada Shield que vemos en la segunda temporada de las aventuras de Coulson y compañía. Nos lleva por este recorrido, comenzando por la aparición del Capitán América en Timely (aunque nunca se menciona este nombre), esta parte es interesante con imágenes de archivo que muestran a las tropas leyendo tebeos del capi en el frente.

El documental se detiene también bastante tiempo en los años 50 y en la época donde se persiguió a los cómics por culpa del psicólogo que escribió “La Seducción del Inocente” y de ahí, una cortinilla de estrellas para pasar a narrar el origen de los 4 Fantásticos y de El Increíble Hulk (que no recordaba que fuera el segundo tebeo de la era Marvel) que mola mucho, porque están acompañados de viñetas animadas que le dan un resultado la mar de curioso.

A partir de aquí y como queda poco tiempo, el ritmo se acelera y pasamos bastante deprisa por la década de los setenta (experimentación), la de los ochenta (consagración), los noventa (caída) y finalmente como la llegada de Joe Quesada y Marvel Studios salvó a la compañía. Todo ello de pasada y superficial.

Lo más llamativo de Marvel 75 Years From Pulp To Pop es sin duda las declaraciones que autores que van desde Alex Alonso, Stan Lee, Joe Quesada, Jim Shooter, Gerry Conway, Jim Steranko, Jim Starlin, Todd MacFarlane o Kevin Smith. También hay actores como Mig Na Wen, Seth Green o Clark Gregg.

Como he dicho, bastante prescindible para los que se conozcan la historia de la Marvel, aunque al final aparecen imágenes del rodaje del Hombre Hormiga y metraje inédito de la serie de la Angete Carter que debuta en breve. Algo bueno tenía que tener.


domingo, diciembre 07, 2014

RECOMENDACIONES MUSICALES XXXVI: Powerslave de Iron Maiden (1984)

 
Hola amiguitos, bienvenidos un domingo más a las secciones temáticas de Los Archivos de Typhares, en este ya frío domingo de diciembre, nada mejor para entrar en calor que un disco de una de mis cinco bandas preferidas de todos los tiempos, Iron Maiden, uno de los grupos internacionales que más veces he visto en toda mi vida (si no el que más), llevaba tiempo queriendo hablaros del disco suyo que más me gusta: Powerslave, su quinto trabajo de estudio publicado en 1984.

Este disco debió de ser especial para la banda, al parecer fue concebido  por los de Harris tras quedar estupefactos contemplando las pirámides y los templos de Egipto, yo es un disco que tengo en LP, CD y Casette originales todos ellos, también fue mi primer toma de contacto con la banda, conocía al grupo de ver mil camisetas por las calles y de las portadas que pululaban por ahí (todavía recuerdo que me daba mucha cosa la cover del X-Factor) pero oigan fue escucharlo y amor a primera vista.

Antes de entrar en detalles, decir que en este disco se encuentra mi canción favorita de Iron Maiden “Flash of The Blade”, un tema que no han tocado NUNCA en directo, y eso que la gira de este álbum duró casi dos años y sirvió para grabar el “Live After Death”. Ya he dejado de soñar con que algún día la escucharé, en fin…

Sobre el disco en sí, tan sólo tiene ocho cortes, pero ninguno tiene el más mínimo desperdicio. Comenzando con la genial “Aces High” que en los bolos de la época – o de las giras de éxitos – suele ser también el primer corte e ir precedido del discurso de Churchill (si no me equivoc), el segundo tema es “Two Minutes To Midnight”, me encanta el ritmo de esta canción, no afloja ni un momento, recuerdo que me gustaban tanto estas dos primeras canciones que me pulía buena parte de las pilas del walkman, rebobinando la cinta para volver a escucharlas.

“Losfer Worlds” era de nuevo un tema instrumental, tras la ausencia de uno de estos desde el Killers, si bien es cierto, que no tiene la fuerza de “Transylvania” o de “Gengis Khan”, es muy bueno, aunque se hace un poco largo. La cuarta canción es la mencionada “Flash of the Blade”, todo un tiro a los sentidos, un trallazo digno de ser escuchado una y otra vez con un Bruce Dickinson pletórico a la voz, además la historia si bien no trata de Conan, poco le falta, porque es igualita.

“The Duelist” habla de la clase y la épica de los duelos de espada, épica a rabiar, sobre todo en el comienzo con un riff de guitarra de los que acojonan, menudos cambios de ritmo cabalgantes que tiene este tema, uff, me quito el sombrero. “Back in the Village” quizás sea el tema más “convencional” del Powerslave, técnicamente impecable como era de esperar.

El disco lo cierran dos de los cortes más largos que ha compuesto la banda, en primer lugar el que da título al disco “Powerslave”,un tema imprescindible, sobre todo en la parte instrumental y luego llegamos a “Rime of the Ancient Mariner”, basado en el poema homónimo de Samuel Taylor Coleridge, catorce minutazos de pura épica, yo personalmente le quitaría el interludio, pero que sabré yo de composición… en directo es la hostia, sobre todo en el tour de 2008 “Somewhere Back In Time”, todavía se me ponen los pelos de punta cuando me acuerdo.

sábado, diciembre 06, 2014

QUINCE ETAPAS NOVENTERAS DE MARVEL A COMPLETAR Y REIVINDICAR


Uno de los máximos clichés del cómic, es que los noventa fueron una puta mierda, la peste, la maldición, el caos… una infamia tras otra. Yo no estoy de acuerdo, es cierto que me perdí el primer lustro de esa década como coleccionista de cómics, pero oigan, hay muchas joyas (aunque eso será fruto de otro artículo), hoy voy a enumerar una lista de obras de Marvel publicadas en tan fatídica fecha que he leído parcialmente, gracias a saldos o préstamos, o totalmente por otros medios menos “físicos”, en todo caso son etapas que me encantaría completar.
 

Daredevil de Joe Kelly. Sí amigos, antes de petarlo en Masacre, el bueno de J.K. se encargó de una breve etapa en los guiones del cuernecitos, un añito antes de que llegase Marvel Knights, una etapa divertida, optimista deudora de lo que hizo inmediatamente antes el gran Karl Kesel, a destacar que el legendario Gene Colan se encargó de unos episodios. Me gustó mucho como desarrolló el romance entre Foggy Nelson y Liz Allen.

X-Force de John Francis Moore y Jimmy Cheung. Una etapa francamente curiosa, un puñado de adolescentes como Bala de Cañón, Bum Bum o Sendero de Guerra, decidieron pasar de Cable y se marcaron una Road Movie francamente divertida, llena de emociones y con un tono muy desenfadado.

X-Factor de Howard Mackie y Adam Pollina. Sin dejar de lado el tema de trabajar para el gobierno. Mackie consiguió que un grupo formado por Dientes de Sable, Mística, Chico Salvaje, Forja o Shard, funcionase muy bien. Muchas conspiraciones e intereses ocultos y tramas tan chulas como la del asesinato de Graydon Creed. Todavía recuerdo con cariño el episodio en que Dientes de Sable se rebela, menuda bestialidad.


Generación X de Jay Faerver y Terry Dodson. Estos autores convirtieron en una escuela en toda regla la academia de Massachusets, abierta para todo tipo de alumnos y los miembros de Generación entre drama hormonal y drama hormonal, salían de misión con unos uniformes la mar de chulos.

La Saga del Infinito. Aquí doy por hecho que Panini la reeditará en cuanto se acerquen las pelis de los Vengadores. Starlin se curró una serie de sagas de lo más cósmicas y trascendentales, sin olvidarse la diversión, además leyéndolas, podías hacerte una idea bastante general de cómo era el Universo Marvel de por aquel entonces, porque salían prácticamente todos los personajes de la editorial.

Estela Plateada de J.M. De Matteis y Ron Garney. Hablando de personajes cósmicos, la trascendencia y drama existencial estaba presente en cada página. A Norrin pocas veces le han escrito tan bien. Y además buena parte de sus aventuras estaban ancladas a la Tierra, un elemento a menudo extraño para el personaje.


Los 4 Fantásticos de Tom DeFalco y Paul Ryan. DeFalco mató a Reed Richards y casi hasta nos lo creímos. Durante su larga etapa, DeFalco (que acababa de ser destituido como Editor Jefe de Marvel) hizo especial énfasis en el apartado aventurero del grupo y pobló el grupo de todo tipo de personajes: Sharon Ventura, Lyja (la trama en la que se hizo pasar por Alicia Masters fue genial), Scott Lang, Nathaniel Richards, Psi-Lord o Krystoff Von Muerte.

Deathlok de Dwayne McDuffie. Un personaje reboteado en los noventa (ya se hacían esas cosas), la nueva versión del Ciborg más famoso de Marvel fue la primera que estuvo plenamente incorporada a la continuidad y presente oficial de la Tierra 616 y su serie fue una pasada: violenta, dura… con un protagonista que estuvo puesto contra las cuerdas todo el rato.

Capitán América de Mark Gruenwald. Diez años dieron para muchas historias y aunque hay algunas un poco “discretas” como “Jauría de Lobos”, toda la trama que implicaba al Azote del bajo mundo tenía mucho ritmo y era bastante destacable. Eso sí, los artistas que le tocaron fueron más bien malos.


Darkhwak de Danny Fingeroth. No pongo el dibujante, porque supuestamente era Mike Manley, pero la serie fue totalmente irregular en el apartado artístico, pero solamente por la saga de “Corazón de Halcón” merecía la pena. Un nuevo personaje oscuro que hubiera dado mucho juego, porque apenas se nos contó el alcance auténtico de sus poderes.

Iron Man de Len Kaminsky. Al pobre Len le dinamitaron su etapa, prometía mucho, la saga Desde Las Cenizas, Las Garras del Mandarín o Heavy Metal, pero los crossovers editoriales y los dibujantes a porrillo y a cada cual más malo, le jodieron el invento. Una lástima, porque fue el mejor escritor de Iron Man en diez años.

Los Vengadores de Bob Harras y Steve Epting. Otra etapa totalmente ignorada que me parece bastante superior a la de Hickman por ejemplo. Y también usaba a personajes a tutiplén, quizás demasiados, porque héroes como Rabia o Spider-Man fueron miembros y villanos como El Hombre de Arena también se subieron al carro de los Vengadores. De todas formas, quien la haya leído seguro que recuerda con agrado la saga de Proctor.


Spectacular Spider-Man de J.M.DeMatteis. Unos tebeos que nunca se han reeditado en España donde el Buitre es uno de los villanos destacados, La Rosa o la mítica saga de la Muerte de Harry Osborn, verdaderamente lacrimógena. Una pena que nos quedásemos sin un tercer coleccionable de Spider-Man.

Motorista Fantasma de Howard Mackie y Mark Texeira. Otra molesta costumbre de los años 90 era la de cambiar al héroe bajo la máscara. Así perdimos de vista un tiempo a Johnny Cage (que volvió enseguida) y tuvimos con nosotros al majete de Danny Ketch, que desde el principio se llevó una detrás de otra y tuvo que aprender a adaptarse a su oscuro pasajero (que luego va Dexter y se queja), los oscuros lápices de Texeira le iban como anillo al dedo.

Thunderstrike de Tom DeFalco, otro personaje clónico. Su cabecera propia apenas duró 24 números pero fue legendaria. DeFalco enfocó la serie como un Thor obrero, que tenía que preocuparse de su hijo y de sobrevivir al acoso del villano “Hacha Sangrienta”. En España apenas se publicó el primer año de la serie.