domingo, noviembre 23, 2014

MARVEL NO STOP XXXIV: Ultraforce (1995)

 

Hola amiguitos, bienvenidos un domingo más a Marvel No Stop, la sección de Los Archivos de Typhares donde hacemos un repaso cronológico a todas las adaptaciones de personajes de la Casa de las Ideas, da igual que sean de imagen real o de animación, sin importar que sean para el cine, la televisión o el mercado directo, todas acabarán pasando por aquí poco a poco.

Estamos en 1995, la bancarrota de Marvel está más palpable que nunca y algunos movimientos editoriales han sido bastante… digamos, discutibles. Como la adquisición de la editorial Malibú, cuyos personajes pasaron a formar parte del Universo Marvel, pero viviendo en un universo paralelo, al que sin embargo viajarían algunos personajes del 616 de toda la vida como Caballero Negro, Juggernaut o Sersi.

No duró una mierda, y los crossovers dibujados por gente como George Pérez entre personajes como Los Vengadores y Ultraforce tampoco salvaron el día, por lo que todo el universo fue chapado y olvidado hasta tal punto, que según comentaba Steve Englehart, Marvel jamás volverá a editar o reeditar nada de ellos por cuestión de ahorrarse pasta de acuerdos y royalties varios. De todas formas ¿a alguien le importa el Ultraverso? Pues eso…

El caso es que Marvel quería repetir el pelotazo de la serie de X-Men de la Fox (hasta la fecha la serie de animación más longeva que haya protagonizado cualquier producto de la compañía de marras) y le echaron morro y encargaron a una productora canadiense la serie de Ultraforce. No hace falta más que ver el opening para darse cuenta de que el calco de la secuencia de inicio indica por donde van los tiros, la primera temporada de trece episodios se quedó en esos capítulos iniciales, la serie a día de hoy se puede localizar en internet con relativa facilidad, pero creo que nunca ha sido lanzada en DVD y es que volvemos a la cuestión de hace un par de párrafos ¿le importa a alguien? Pues eso…

Los productores Andy Heyward y Michael Malané, al menos se complicaron poco y simplificaron el concepto de Ultraforce, dejando de lado toda la historia de septiembre negro y reduciendo el grupo a: Prime (copia de Superman), Topaz (copia de Wonder Woman), Prototype (copia de Iron Man), Ghoul (copia de su puta madre, un no muerto con claras influencias de Mandrake el mago) y el mecenas del grupo.

En el universo de Ultraforce, los meta-humanos son llamados “Ultras” y los hay buenos, como nuestros protas, y malos, pues como el malo random que tenían que cascar por episodio. Sosa, aburrida, cutre y con una animación casi tan mala como las primeras temporadas de Iron Man y Cuatro Fantásticos.

Normal, que sólo taraos como yo escribamos sobre ella casi veinte años después.


sábado, noviembre 22, 2014

HIJOS DEL TERCER REICH. Miniserie televisiva sobre los horrores de la guerra.

 
En ocasiones TVE-1 te da alguna sorpresa que otra en su programación. Durante las últimas tres semanas, los sábados por la noche (llevo una temporada un poco seta) han estado emitiendo una miniserie alemana de tres episodios de hora y media cada uno, titulada “Hijos del Tercer Reich”. Como su nombre bien indica está ambientada en la Segunda Guerra Mundial y narra la historia de cinco amigos bien distintos, que poco antes de embarcar a la guerra la mayoría de ellos, se hacen la promesa de que se reunirán cuando todo acabe.

Tenemos a los dos hermanos, Winhelm, que es un teniente y asume responsabilidades y Friedhelm, que va obligado por sus padres, aunque en realidad le gustaría ser un intelectual. Charlotte, que está enamorada de uno de ellos marchará al frente como enfermera, en Berlín se quedarán Greta, que es camarera y Viktor, que es sastre y está saliendo con Greta pese a ser judío. Cinco amigos inseparables que se verán separados por el horror de la guerra cuando sus caminos les lleven por sendas distintas en 1941.

“Hijos del Tercer Reich” es un drama bélico en toda regla que si bien no llega a la espectacularidad de las producciones de la HBO “Hermanos de Sangre” o  “The Pacific”, es sin duda superior a éstas (al menos para mi) en lo que se refiere a la forma en que nos presenta el drama humano. Además creo que es original que esté narrada desde el punto de vista de los alemanes, siendo finalmente toda una condena al nazismo.

Incluso el defensor más acérrimo de las ansías de expansión de Hitler (me refiero dentro de los cinco protagonistas claro está) acaba abriendo los ojos ante las barbaries que se cometen. Sin ser tan dura, como algunas películas del tipo “El Pianista”, ni tan espectacular como “Salvar al Soldado Ryan” o las series de la HBO arriba mencionadas, Hijos del Tercer Reich es una estupenda serie, que engancha desde el primer momento y aunque por desgracia los hechos de la Segunda Guerra Mundial fueron los que fueron, consigue emocionar y logra que nos interesemos por los cinco amigos desde el primer momento.

¿Podría haber sido más dura? Seguramente, pero no hay que olvidar que también se trata de una producción para la pequeña pantalla, tremendamente honesta y que el hecho de venir de donde viene quizás hasta invite a la reflexión a más de uno. La narración en primera persona, es un mecanismo infalible para mantenernos pegados a la pantalla, además de por supuesto servir como protesta ante tan inenarrables acontecimientos.

Muy buena serie.

NOTA: 8/10

viernes, noviembre 21, 2014

EL ANIMADO ARTE DE OTTO SCHMIDT. Dibujos para todos.


Bicheando por internet descubro que he llegado tarde al crowdfunding de este genial artista llamado Otto Schmidt,este autor ruso que define su país como una tierra llena de osos, nieve y tías buenas, tiene un estilo cartoon que me ha ganado desde el primer momento. Además sus ilustraciones como podéis ver, son de todo tipo y condición. Espero que os gusten.

 

 Cammy y Skeletor



 Olivia, Popeye y Brutus y Ribley, Alien y el puto gato.



 Una elfa calentorra y Betty Boop


Campanilla y Bloodrayne


Mai Shiranui y Catwoman


Lara Croft y Gómez y Morticia Adams


 Thora y Caperucita y el Lobo


 Gata Negra y más Caperucita

  
Chuck Norris VS Sub-Zero y Barbarella


 April y las Tortugas y Tron


Pinocho y Blancanieves

jueves, noviembre 20, 2014

LOS MOSQUETEROS T.1 Capa y Espada en la pequeña pantalla.




Pues otra serie que me he ventilado en un pispas, la nueva encarnación televisiva en imagen real del clásico de Alejandro Dumas “Los Mosqueteros”, una producción de la BBC America que ha gozado de una muy buena acogida, lo que ha garantizado una segunda temporada de otros diez episodios de larga duración para este 2015.

De la mano de Adrian Hodges, productor y creador de otros éxitos de la BBC inglesa como Primeval (En España se llamó Invasión Jurásica) o Labyrinth, nos llega esta serie llena de acción y adrenalina, que en ningún momento intenta ocultar su tono ligero y que es más un divertimento sin pretensiones que otra cosa. En mi humilde opinión creo que ha sabido captar la frescura, la nobleza y las relaciones entre personajes de la novela original.

El reparto se ha centrado en jóvenes actores pero algo afeados, en aquella época no había cosméticos y potingues y todo estaba siempre lleno de barro, meados y mierda de caballo, esa suciedad de una Paris en crecimiento constante, está muy bien representada. Buenas localizaciones y un presupuesto bastante ajustado que ha sido muy bien empleado, aunque claro si se presta un poco de atención, te das cuenta de que los interiores son siempre los mismos y que la ciudad de Paris son apenas cuatro calles. Pero dan el pego la mar de bien.

Volviendo sobre el reparto. Luke Pascualino (uno de los protas de Skins) es D´Artagnan, Howard “a veces soy más negro que otras” Charles es Porthos, Santiago Cabrera (Isaac Mendez en Héroes) es Aramis y Tom Burke (de las series británicas The Hour y Utopía) es Aramis. Pues bien, creo que cada uno está muy bien diferenciado (con unas personalidades bien marcadas) y ese aire de camaradería entre ellos, esa nobleza, lealtad y amistad propia de los relatos de capa y espada está más que presente.

Se podría decir que el que goza de mayor protagonismo es D´Artagnan – aunque todos tienen sus episodios donde se explora su pasado, en algunos casos bastante sorprendente e inédito respecto al libro de Dumas – pues no en vano, ya sea por meterse en la cama que no debe o por querer hacer cumplir la justicia, acabará arrastrando más de una vez al resto.

Los diez episodios que componen esta primera temporada son bastante independientes entre sí, normalmente en cada uno hay alguna amenaza distinta, como he mencionado venida del pasad en varias ocasiones, pero también hay una pequeña trama general que implica al gran Cardenal Richelieu (al que da vida el actual Doctor Who, Peter Capaldi) y la enigmática Mi Lady Constance (Tamla Kari de Casi Humanos), siempre metidos en intrigas palaciegas y conspiraciones, moviendo los hilos de toda la corte.

Ya para ir terminando y no alargarme más, destacar que las peleas están muy bien rodada, muy buena fotografía y coreografías y un cámara que no se dedica a mover el aparato a toda hostia para dar sensación de falsa velocidad. Muchas películas podrían aprender de Los Mosqueteros.

NOTA: 7/10

miércoles, noviembre 19, 2014

CHORRADAS Y RECUERDOS INFANTILES DE STREET FIGHTER II


 ¿Quién no recuerda la llegada del mítico Streef Fighter II a España? Los que estéis entre los treinta y treinta y pocos os pillaría o bien siendo adolescentes o entrando en ella. Anda que no costaba conseguir monedas de veinticinco pesetasm para correr a los salones recreativos y echarte un vicio al Street Fighter. En esa época no sabíamos mucho de videojuegos, todo era nuevo, todo era fantástico y le poníamos nombres a las cosas. Vamos con algunos tópicos y paridas varias, que según he podido confirmar recientemente, daba igual que fueras de la capital o de una provincia costera, que en todas partes se pensaba y reaccionaba igual ante uno de los mejores juegos de la historia.
 


 La genial fase de bonificación - los puntos no servían para nada, nadie se fijaba en ellos - era calcada a la del Final Fight, también de Capcom que vimos por España un par de años antes. Yo decía que era el mismo coche, me miraban mal, pronto empezaban...



Cuando parecía que el mono de Street Fighter llegaba a su fin, nos llegó aquel que fue llamado: Street Fighter II coma, nos permitía pedirnos a los cuatro malos finales y si jugabamos uno contra uno con un colega, permitía que ambos jugadores eligiesen el mismo personaje, al que llamabamos "sombra"


En el título había un II que levantaba pollas de lo grande que era, si era el 2 ¿dónde estaba el uno? pues en Móstoles tuvo bastante distribución y casi todo el mundo recordaba haber jugado, yo sin ir más lejos en mi comunión me gasté un buen par de monedas de veinte duros en él.



 ¿alguien sabía inglés con diez años? las cosas no eran comoahora y el Mayor Bison, era Mister Bison y las dos bailaoras que había en el fondo del escenario de Vega era las "Azúcar Moreno". También nos parecía injusto de cojones que Vega tuviera un arma. y los demás no.



 El Hadouken era llamada Onda Vital y para ejecuarla, había que hacer una "media luna" con el mando.


Los que molaban eran Ruy y Ken, yo me pedía más a Ken porque tenía un golpe distinto al de Ryu que no era otra cosa que una voltereta cuando tiraba a un malo "pa´tras". Dependiendo del barrio eran el ninja blanco o el ninja rojo. Hay quien tenía incluso la teoría de que era una adaptación de la película "El Guerrero Americano". Chun Li molaba mucho, pero pagar 25 pelas para jugar con ella era de mariquitas.



 Hubo varias veces que se nos abrieron los ojos como platos. Cuando en una ocasión en unos "recres" llegó un mueble de Street Figher II original con seis botones ¿para que pollas eran tantos botones? Lo normal eran tres, patada y puño fuerte y puño medio. Claro que a mi se me cayeron las pelotas al suelo viendo jugar a uno de los macarras locales y que tras derrotar a los ocho personajes iniciales - bueno, sólo siete que el que jugaba no contaba - y aparecían otros cuatro más.


 La piratería llegó con Ryu y compañía. Hubo un juego súper bizarro que permitía lo que se ve en la pantalla, los personajes tenían todos los colores posibles, se podía cambiar de personaje durante el combate y el ritmo iba a toda hostia. En Nes nos llegó una versión china llamada Master Fighter II con cuatro personajes unicamente y que nos vendían en todos los decomisos por cuatro mil pelas.


Recuerdo lo mal que me miraban y que me llamaban flipao porque tararear la música del stage de Guile, cuando comentaba que tenía la cinta donde venía, me hinche a grabar copias XD