viernes, septiembre 16, 2005

LIBROS: ERAGON


Menuda imaginación que tiene Christopher Paoilini, siendo tan solo un adolescente el sólo ha creado todo un mundo de fantasía propio que se convertirá en una trilogía, de momento sólo se ha publicado el primer libro y está en preparación una película con un reparto de lujo.

Es inevitable ver las influencias de obras como "El Señor de los Anillos" o "Dragonlance" en la historia por citar sólo a las obras más conocidas del género. El universo creado por Paolini tiene todos los elementos propios de un universo fantástico como elfos, enanos, dragones, aunque no halla orcos o jinetes oscuros (para evitar las comparaciones con la famosa obra de Tolkien) para la ocasión el autor ha creado a los úrgalos y a los sombras.

El protagonista, Eragon, como todo nuevo héroe debe aprender por la fuerza lo que significa tener poderes y responsabilidades y aprenderá por la vía dura (y en más de una ocasión) lo que es perder a un ser querido, así pues Eragon deberá emprender un viaje por toda su tierra mientras va aprendiendo como ser un jinete, sí, jinete porque lo que aún no he comentado es que Eragon aunque sea el protagonista principal de libro, no es el único, ni mucho menos ya que la serie tiene un elemento muy común en ciertas mitologías: un dragón, la dragona Saphira y aunque está bien darle protagonismo, un punto flaco de la obra es que en algunos capítulos las conversaciones entre Saphira y Eragon pueden llegar a cansar.



En el libro no faltan sorpresas, sustos, traiciones, escenas de huida y una gran batalla final desesperada, que recuerda poderosamente a la batalla en el abismo de Helm narrada en "Las Dos Torres" y aquí encontramos otro punto flaco, a Paolini aún le queda mucho que aprender sobre como narrar batallas, puesto que se centra demasiado en la descripción y deja muy en segundo plano las escenas diálogadas de los personajes.

De todas formas, Eragon supone una muy agradable lectura que yo recomiendo a todos los aficionados a la fantasía.

No hay comentarios: