viernes, octubre 28, 2005

HUMOR: SIMILITUDES FRIKIS DEL CARNÉ DE CONDUCIR

Este articulo está dirigido a todos los Frikis comiqueros que, como yo, se estén sacando el carné de conducir. Si si, sé que el teórico es un coñazo, lo sé, (yo estuve apuntado dos años y medio en mi autoescuela solo por no dar teoría). ¡Pero si te lees el libro y haces tests como si un examen de admisión de S.H.I.E.L.D se tratara ya es tuyo!

Animaos e intentarlo por que no sabéis lo que molan las clases prácticas. En serio, te sientes como los Nuevos mutantes las primeras veces que usaron la sala de peligro. Jóvenes aprendices recién graduados que buscan practicar sus habilidades con un videojuego.

Y no podía haber dicho un mejor ejemplo que la sala de peligro de la Patrulla-X, porque al sentarte por vez primera, en el asiento del conductor, arrancar, pisar el embrague, meter primera y que el coche se empiece a mover, no sabéis la sensación que produce, ¡es como si estuvieras en un videojuego!, te sientes bien, te relajas y coges los mandos para jugar, cuando de repente caes en la cuenta. No es un videojuego, si te das de frente no podrás salir dando marcha atrás, o si te matan no volverás al principio, no es un videojuego, es real. El peligro es real...

Es como si Bestia, o Cíclope o compañía se pusieran a jugar al Gran Turismo con el simulador de la sala de peligro, (¿os imagináis que gozada?). Así que cautamente entras por la puerta del coche como si fuera la misma puerta de la sala, te pones nervioso, pero al arrancar se te pasa y das lo mejor de ti mismo durante toda la sesión. Al principio no se te da muy bien pero con la practica vas mejorando hasta que mejoras tanto que te gradúas y te dan el “carné de conducir para jóvenes talentos”. Je je. En resumen, aquellos como yo que no se sacan el carné por vaguearía... Sacároslo, no sabéis lo que os perdéis. Pero por mucho que parta, sigo diciendo que el peligro es real. No corráis mucho, ni conduzcáis bajo los efectos del alcohol o sustancias psicotrópicas. O acabareis mas abollados que la cara de Norman Osborn el día que se le ocurrió mentar a la madre de Luke Cage.

2 comentarios:

Juez_Dredd dijo...

Me siento totalmente identificado. De hecho, mi primer profesor de clases practicas (hasta q se hizo polvo la espalda) se parecia a forja con el pelo largo, y el segundo podría ser magneto sin ninguna duda.

Yota dijo...

Joer, pero si por lo menos nuestros coches fueran aerocoches