domingo, noviembre 06, 2005

HUMOR: CRÍTICO CABRON Y THE SPIRIT

O: "¡Qué bien me sienta estar muerto!".

Esta semana vamos a hablar de tebeos, más exactamente de uno que salió en 1940 llamado 'The Spirit'. Este personaje fue creado por Will Eisner, y en su origen salía en periódicos.

El argumento del tebeo es el siguiente: un detective llamado Denny Colt es intoxicado por un virus que le deja en animación suspendida, lo que hace que todo el mundo le dé por muerto. Al despertarse de dicha animación suspendida, Denny Colt decide colocarse un antifaz y aprovechar que los criminales piensan que Denny Colt esta muerto para detenerlos. Además, instala su casa bajo el cementerio de la ciudad.

La historia puede parecer un poco cutre, pero sin embargo es mejor que la de un tio que al perder a sus padres se pone mallas ajustadas y se viste de cuero negro para pegar a vagabundos. De todos modos hay muchos puntos en la historia que directamente no cuelan. El primero y más importante es: ¿Qué tipo de autopsias hacen en USA, que luego la gente sale tan tranquila de sus tumbas? Y también está el hecho de que nadie se da cuenta de que Spirit en realidad es Denny Colt, a pesar de que lleva la misma ropa y trabajan en lo mismo, ayudando al comisario Dolan.

Mucha gente se defenderá diciendo que Superman es peor, ya que ni siquiera lleva antifaz, pero la cuestión es que Clark Kent es periodista y Superman es superhéroe, mientras que Denny Colt es detective del comisario Dolan y Spirit también. Además de que aparece cuando Denny Colt "muere".

A pesar de que el argumento es infumable, uno disfruta viendo que el personaje es, simplemente, estúpido. Después de que la gente crea que muere, los únicos a los que dice que en realidad no ha muerto es al comisario (su futuro suegro) y a su novia. Creo que son las últimas personas a las que cualquier hombre les diría que no ha muerto en realidad.

Pero lo más estúpido que hace sin duda es no ligarse a los múltiples personajes femeninos que aparecen en los tebeos y le tiran los tejos. Ni Satin, ni P'Gell... ¡Un auténtico descerebrado!

Y ésto no dice nada bueno del autor, que declaró que "cambié a The Spirit en la forma que yo mismo había cambiado." Sabiendo ésto, no nos extraña que lo mejor que nos haya dejado dicho dibujante sea nnos premios que se dan anualmente y llevan su nombre.

Por lo tanto, vemos que The Spirit fue algo tan histórico como el disco de Tamara con su "No cambié", y de hecho la calidad era más o menos la misma. Y el realismo de las aventuras del enmascarado es comparable a las promesas electorales de los políticos de nuestros días.

Porque, aunque pueda parecer tan increíble como realmente es, ¡¡el personaje no muere nunca!! Y mira que hay aventuras que le hieren, que está a punto de morir, que pierde la vista... Siempre acaba como nuevo. Y tampoco envejece, ni se casa...

Y los mensajes ocultos de la obra introducidos por el autor son muy significativos. Hay racismo: Ebony es el esclavo negro de Spirit. Hay machismo: Hellen es la novia a la que Spirit no hace caso y que permanece con él siempre. Hay invitaciones a la infidelidad: Spirit está más cerca de cepillarse a las villanas que a su novia. Hay zoofilia: el señor Carrion y su buitre Julia.

Por lo tanto, es una obra que debería ser censurada y quemada en su totalidad. Debemos impedir que estos sentimientos de odio se difundan a traves de vicios tan nefastos como la lectura de tebeos.

Lo mejor: casi nadie conoce The Spirit
Lo peor: Sabiendo que casi nadie lo conoce, ¿hay algo que pueda ser malo?

2 comentarios:

Yota dijo...

jajaja, que grandes valores los de Spirit

Deckard dijo...

mmm, me estan entrando ganas de leerlo...