lunes, diciembre 19, 2005

CINE CRÍTICA: KING KONG


TÍTULO: King Kong
PAÍS: U.S.A
DURACIÓN: 193
DIRECCIÓN: Peter Jackson
GUIÓN: Peter Jackson y Frank Walsh
MÚSICA: James Newton Howard
FOTOGRAFÍA: Andrew Lesnie
REPARTO: Naomi Watts, Jack Black, Adrien Brody, Jamie Bell, Andy Perkins, Colin Hanks.
PRODUCTORA: Universal
GÉNERO: Fantasía, Aventuras
ARGUMENTO: Ann Darrow (Naomi Watts) es una actriz de vodevil que se queda sin trabajo durante la Gran Depresión en Nueva York. Su suerte cambia cuando conoce a Carl Denham (Jack Black), un empresario, cuentista, aventurero y cineasta que lucha para abrirse camino en el mundo del espectáculo. Jack Driscoll (Adrien Brody) es un autor de teatro neoyorquino convertido en el héroe improbable de una aventura romántica en la que deberá demostrar su valor y bondad. Todos se embarcan en la expedición que les llevará a una remota isla para el rodaje de la película que Denham va a dirigir. Allí descubren un ser increíble, un gorila gigante conocido como King Kong, que habita en una frondosa selva donde criaturas prehistóricas han vivido protegidas y ocultas durante millones de años. Denham, con un apetito insaciable de grandeza, enseguida ve la fama que puede reportarle la captura del gorila y su exhibición en Nueva York.

Pocas veces he visto una película con un inicio, un nudo y un desenlace tan marcados y tan mal distribuidos. En mi modesta opinión creo que podrían haber cortado sin ninguno tipo de perjuicio una hora del metraje. La película empieza de manera muy lenta, contándonos lo desgraciadita que es la pobre Ann Darrow y su situación en el teatro y tal, creo que se podría recortar algo.

Donde más se entretienen es en la parte de la isla misteriosa, eso sí se entretienen mucho pero hay que quitarse el sombrero con la factura de este tramo. Al contrario de lo que se preveía no se han limitado a la espectacular pelea entre Kong y los Tiranosaurios (aunque se hace un pelin larga), hay muchas escenas como la estampida de los Diplodocus, los Velociraptores, las babosa, arañas gigantes, escarabajos, escenas algunas un tanto asquerosas, y luego está la de los murciélagos, una gran fantasmada, quien la haya visto sabrá a que me refiero.

Pero lo que más me asquea es que la parte del final es apresurada, porque en un plano aún están en la isla con Kong y al siguiente el mono está encadenado y listo para la función. Aunque es esta parte la que más me gusta (probablemente porque ya sabía que quedaba poco para irme a casa) y la escena mil veces vista, mil veces parodiada y mil veces imitada de King Kong en el Empire State Building y los biplanos, es algo visto pero me sorprendió por su emotividad, su épica, su dramatismo a pesar de conocer el final y es que de largo el gorila y su animación es lo mejor de la película, casi me atrevo a decir que incluso mejor que los actores, sobretodo Jack Black que es el payaso que siempre interpreta sin importar el tipo de papel. Watts y Brody se limitan a cumplir. Señalar también que la banda sonora es muy sosa y por lo menos la parte de la isla tendría que haber tenido algo más de acción y no centrarse sólo en el misterio.

Con unos mimbres tan grandes y costosos podrían haber hecho una película mucho mejor.

NOTA: 5/10

2 comentarios:

Hicks dijo...

Pues a mi me encanto. No voy a caer en el sacrilegio de decir que es mejor que la original, pero a mi juicio es un digno remake. Si bien adolece de contaminarse con los canones del cine comercial actual me perece una correcta pelicula de entretenimiento.

Sumlaris dijo...

La verdad que ya sabía que iba ver, a King Kong. No recuerdo muy bien la película anterior a esta y menos la original. No me disgustó pero eso que de repente aparezcan, pues eso, encadenado.Y bueno la última frase "a la bestia le mató la belleza" pues vale, lo que pasa que el pobre mono estaba más solo que la una, por una vez que encuentra una "novia" -o algo así- guapa...Además como transportan al monito, como es pequeño el chico, y en ese superbarco. Habrá que hechar imaginación.