jueves, enero 12, 2006

CÓMIC RESEÑAS: ARSENAL

Parece que de momento no voy a poder leer Young Justice, ni Catwoman, ni Green Arrow, ni The Titans ni muchas más series que editaba o al parecer iba a editar Norma, pero que en Planeta han decidido ignorarlas. Pero ese no es el principal problema, lo más gordo es que, y hablando sólo de lo publicado en la última década, de DC hemos visto en España el 20 % del material que han sacado, pero ya digo que hablo solo de los últimos 10 años, de los ochenta Zinco publicó casi todo lo bueno que había en DC, ya de la Golden y la Silver Age no hablo.

Una de esas cosas que no vamos a ver publicadas nunca jamás es esta serie limitada de cuatro números protagonizada por Arsenal, vio la luz en 1998 en una época en que los relanzados Titanes de Devin Grayson y Phil Jiménez (creo que era Jiménez) triunfaban en el mercado, así que se le dio esta serie escrita por la propia Devin Grayson (que últimamente está de capa caída desde que la echaron de Nightwing para meter al ponzoñoso Bruce Jones). La serie es muy entretenida y a mi me ha servido para saber muchas cosas de Arsenal, o mejor llamémosle Roy. De Roy sólo he leído sus apariciones en la serie actual de Green Arrow y los Outsiders (hasta el tercer número), así que no recordaba que tenía una hija, que encima su madre era Chessire (ahora de actualidad por Villains United), que tenía orígenes indios y cosas así.

La historia: resulta que Vandal Savage (al parecer de los tipos más chungos de DC) es inmortal (cosa que sí sabía), pero sólo de alma y algunas partes de su cuerpo necesitan ser cambiadas para que pueda seguir viviendo, la hija de Roy tiene mucho que ver en esto pues Roy y Vandal son parientes lejanos, hay que tener en cuenta que Vandal Savage lleva un par de miles de años echando polvos, lo que ayuda a que su árbol familiar tenga el tamaño del amazonas. Vandal secuestra a la hija de Arsenal y éste debe salvarla, además de lidiar con Dinah (Canario Negro) que se pasará por la serie, hay frecuentes alusiones a Oliver Queen y su estado de muerto, pues aún quedaban años para que Kevin Smith lo relanzase por todo lo alto.

El dibujo es de Rick Mays (Daredevil Ninja, Cable) que por aquel entonces era casi un clon de Adam Warren, el mayor exponente del amerimanga, y sus dibujos resultan muy simpáticos, tal vez no sean los más adecuados para la historia, pero sin duda son buenos, con esos rasgos japoneses de ojos y bocas enormes, con especial habilidad para las escenas de acción.

No es una obra trascendental, nadie pide su publicación en Castellano, pero es muy entretenida y a mi me ha servido para conocer más detalles de Roy.

NOTA: 8/10

2 comentarios:

Juez_Dredd dijo...

No se a quien se parecera el dibujante, pero por un momento me ha recordado al tebeo de "impulso"

Yota dijo...


Gracias por el comentario Pablo, pues hombre es amerimanga también así que es lógico que te recuerde.

Gracias por comentar!