martes, enero 17, 2006

CÓMIC RESEÑAS: DAY OF JUDGEMENT


Veamos no me gustan los personajes cósmicos ni mágicos, no se, no me acaban de llamar la atención, encima los personajes de DC me son desconocidos en un porcentaje bastante alto. ¿Qué hago leyendo esta miniserie?, pues chicos, mi mama dice que hay que leer de todo, y yo la hago caso.

Pongo en situación, Day of Judgement es la miniserie principal del macrocrossover del mismo nombre que publicó DC hace unos seis años, en la época en la que publicaban un o dos al año. Se trataba de revitalizar la magia, para ello se partiría de la base de que El Espectro se ha quedado sin huésped y ha sido poseído por el demonio Asmodel, todos los héroes de la tierra deberán unirse y derrotarlo, especialmente los afines a la magia. Un momento, ¿por qué me suena todo esto?, coño claro es lo mismo que ha publicado DC hace unos meses en Day of Vengeance (joder que nombre más parecido), en la que los miembros del Shadowpact deben unirse para dar de leches al Espectro, ya que Hal Jordan es de nuevo Green Lantern. Que morro tienen los señores de DC.

En la miniserie que acabo de leer, sucede eso, Jim Corrigan ya no está y El Espectro poseído invade la tierra llenándola de demonios, para ello se reúnen los principales personajes mágicos de DC: Zatanna, Madame Xanadu, Phantom Stranger, Occult, Ragman, Blue Devil o la Encantadora, ahora los conozco pues he leído hace poco la miniserie precuela de las Crisis y todos tenían protagonismo, otros como Zatanna tienen un protagonismo muy grande actualmente y no diré por que. Los héroes deben dividirse en cuatro grupos, e ir al cielo, al infierno, al espacio y defender la tierra, por supuesto para ello se recurre a la JLA, la JSA, Stars and Stripe y mogollón de héroes más.

Hasta aquí todo normal, la típica estructura, pero el problema, es que la serie de cinco números se hace larga, y eso que no he leído ningún tie-in que me imagino que no son para nada necesarios, ya que con la historia principal tengo la sensación de que no me he perdido nada. Y luego está el tema de la sorpresa, que claro ya no es sorpresa ni es nada, incluso en DC se sabía desde hacía meses que Hal Jordan ocuparía el papel del Espectro, que no entiendo como Hal estaba en el purgatorio y no directamente en el infierno.

Por cierto que el guión es de Geoff Johns en uno de sus primeros y para nada logrados trabajos y dibuja Matt Smith, con un dibujo muy soso que no entra por los ojos, en definitiva un claro ejemplo de la DC de esa época, donde se salvaban el Green Lantern de Winnick, el Flash del propio Johns y el Batman de Brubaker y Rucka, bueno además de las series de Peter David.

NOTA: 4/10

3 comentarios:

FRAN dijo...

Una reflexión muy acertada sobre una de las peores sagas de DC.

Juez_Dredd dijo...

Si no entra por los ojos, entonces por donde...?

Yota dijo...

Tan malo que no entra por ningún lao.