martes, enero 10, 2006

CÓMIC RESEÑAS: TRANSMETROPOLITAN DE NUEVO EN LA CALLE

¿Os gusta Warren Ellis?, ¿alguien ha leído The Authority, Planetary o alguna de las ponzoñas de tres números para Homage/Cliffhanger/Wildstorm?, ¿Os pareció una mierda su Ultimate FF?, ¿pensáis que NextWave será una rallada?. Pues aunque alguno de estos trabajos os haya gustado, olvidadlo y pillaos la nueva edición que al parecer hará Planeta de Transmetropolitan el año que viene.

Transmetropolitan perteneció en su origen al sello HELIX, que pretendía resucitar el género de la CIFI en DC, pero claro al igual que pasó un par de años antes con Milestone, el sello se fue a la mierda. Transmetropolitan no puede considerarse una serie de CIFI al uso o como la gente suele considerar algo relacionado con la CIFI (casi siempre pensando en Star Wars, Star Trek, Blade Runner y poco más, siendo un género que va mucho más allá de la imaginación). El entorno de Transmetropolitan es futurista, maquinaria imaginativa, algunos coches vuelan, realidad virtual y cosas así. Pero la historia se centra en Spider Jerusalem, un periodista que vive retirado en la montaña, ya que estaba harto de la vida en la ciudad y de la fama, pero un día su antiguo editor le localiza y le reclama los dos libros que no ha entregado, así que Spider debe volver a la ciudad, escribir además una columna semanal, vivir en un apartamento con un dispensador de comida drogadicto, una ayundante ex – Stripper y una gata de dos cabezas fumadora empedernida.

En esta serie, dibujada en su casi totalidad por Darick Robertson (con una auténtica obsesión por los detalles) Warren Ellis dio el do de pecho en el mercado americano y a día de hoy aún no ha superado su trabajo en esa serie (en mi opinión claro está). Spider Jerusalmen es un personaje jodidamente bien escrito y caracterizado, un maldito sociopata, amoral, cínico, pero que luego es el mejor amigo que se puede tener. Tiene un completo desprecio por las reglas y por la sociedad en general. En la primera miniserie que publicó Norma Editorial hace ya algunos añitos, se incluían muchas historias que siempre trataban temas de actualidad pero en un entorno futurista lleno de humor negro: Brutalidad policial, xenofobia (hacía los mutados humano-extraterrestres), las modas, la libertad de prensa o la religión (un número lleno de mala baba) y el último número incluido, un sensacional capítulo suelto que trata sobre una persona que fue criogenizada y es devuelta a la vida y no encuentra su lugar en el nuevo mundo que se le presenta, Warren Ellis escribe las líneas más sinceras que pueden salir de la boca de un personaje de ficción.

NOTA: 9/10

1 comentario:

Ajimenez dijo...

Yota, buena reseña. A ver si algún día me pongo con el montón de números inéditos,que los tnego abandonados. Anímate a colgarla también en Pues a mí me ha gustado!, y únete a nosotros :)

http://amimagustao.superforos.com

Venga,nos leemos!:)