miércoles, agosto 15, 2007

ANIQUILACIÓN. Y el caos llegó al Universo Marvel.


POST SIN SPOILERS

El año pasado muy de tapadillo por culpa de la Civil War y de los escándalos publicitarios hechos a raíz de sus argumentos por la propia Casa de Las Ideas. Marvel preparaba también el regreso por la puerta de atrás de todo su Universo Cósmico, muy de capa caída desde hace más de diez años. De hecho en lo que va de Siglo lo único que hemos podido ver de estos personajes es una serie limitada de Drax (que nos presenta al personaje tal y como lo vemos en la saga), dos series regulares de Silver Surfer y Thanos que en ningún caso pasaron del primer año de vida y vimos finalizar la IMPRESIONANTE serie del Capitán Marvel de Peter David. Pero eso fue todo.

A lo largo de 23 capítulos orquestados en su mayoría por Keith Giffen, los poderes cósmicos han vuelto con toda su grandeza con una saga que en la mayoría de sus actos ha superado con creces en dramatismo, intensidad y épica a la Civil War y sobretodo a las Crisis Infinitas que a priori pudieran parece un evento más similar. Empieza como deben empezar todas las epopeyas cósmicas. Es decir, con una tragedia, una masacre y en este caso este hecho está representado por la casi total aniquilación (palabra que se va a repetir mucho) del cuerpo de policía estelar de Nova. A mano de la Ola de Aniquilación (¿veis?) el ejército multitudinario de Annihilus que en esta historia pasa de ser un maloso de segunda al que los Cuatro Fantásticos apaleaban en cada anual a ser un megalómano genocida a escala universal.

Annihilus pretende esclavizar o destruir el universo invadiéndolo desde la zona negativa, lugar en el que por cierto en ese momento se encuentran construyendo la prisión de máxima seguridad para contener a los héroes anti-registro. ¿Coincidencia? Yo creo que no. Al final resulta que en Marvel van a tener todo absolutamente planeado. A su vez la serie entra en varios conflictos, por un lado tenemos a Drax junto a Nova, aunque ese Drax afirma no ser Drax el destructor (realmente divertidos son muchos de los diálogos escritos por el tandem Abnett y Laning) intentando sobrevivir y con su finalidad de matar a Thanos. Estela Plateada tiene que sobrevivir al asedio de la Ola que intenta hacerse con su poder, el de los otros heraldos e incluso el del propio Galactus. Indicar que aparecen todos los heraldos de Galactus y que no todos acaban vivos al final de la guerra. El Súper Skrull además de ser un renegado intenta llegar a un mundo skrull donde vive su hijo para salvarlo de la Cosechadora de Dolor (el arma machaca planetas de los malos) y por último está Ronan el Acusador, perseguido por los Kree y desterrado y deshonrado.

Pero estos son sólo los personajes protagonistas de las miniseries, aparte de estos aparecen muchísimos más, os cuento. Los heraldos; Batocromo, Stardust, Señor del Fuego, Quasar, Paybok, Gamora, Stellaris (a la que tenía perdida la pista desde los números de Thunderstrike), Phyla-Vell (la hermana e hija de los Capitanes Marvel), Peter Quills alias Starlord aunque ahora rechaza ese nombre, Thanos, Blaastar, la Inteligencia Suprema, incluso los Caballeros Espaciales de Rom. Destaca la ausencia de los Shiar, pero claro en ese momento Brubaker los estaba poniendo contra las cuerdas en su etapa de The Uncanny X-Men.

Destacar que como en toda guerra, hay múltiples batallas, hay bajas definitivas en ambos bandos, alianzas forzosas, traiciones, romances y sobretodo devastación y destrucción. Un detalle que me ha gustado mucho es la ausencia de grandes entidades cósmicas de Marvel como Eón, Eternidad, el Gran Maestro, El Vigilante.... lo que da un mayor grado de grandeza, debido en que al final todo se decidirá gracias a la guerra, no a ninguna Nega-bomba (como la operación Tormenta Galáctica) o a una intervención de grandes entidades cósmicas que barran todo lo sucedido de la realidad.

Tras la batalla hay series consecuencias para muchos personajes. Algunos regentarán imperios, otros serán nuevos portadores de un poder universal, algunos jamás volverán a estar vivos.... y es que el sentido de tragedia, de confusión está realmente conseguido sobretodo en la historia principal que acaba cerrando la saga. El éxito de esta fue tal que Nova consiguió una serie regular para él solito, que esperemos que dure y este año se está publicando ya una secuela con el sobrenombre de Conquista que también promete bastante.


NOTA:10/10

5 comentarios:

Ternin dijo...

A mi me ha encantado, que quieres que te diga. Un saludico.

IvánN Díaz dijo...

genial serie!

Yota dijo...

Pues ya somos tres los que pensamos que con la tonteria marvel se ha gastado una de sus mejores sagas en años.

BUeno no es que lo hayais dicho exactamente, pero se sobreentiende

yojimbo dijo...

yo todavía no la he leido, pero tengo que fardar un poquito de que tengo un super skrull de dell'otto que es quien se encarga de todas o casi todas las portadas de la serie, (del interior ya no lo sé), :D, es lo q tiene ser un maldito sketch buster que sólo ahorra para irse de viaje, y no para comprar comics :(

Brainiac dijo...

Para mí también fue una de las mejores cosas que pudo pasar el año pasado o aún diría más de varios años, echaba de menos el universo de ciencia ficción y poderes cósmicos de Marvel y me alegré mucho de su regreso.