sábado, septiembre 01, 2007

THE BOYS. La última salvajada de Garth Ennis.



Hoy tenemos reseña de calida, por lo menos para mi porque el primer tomo de The Boys me ha encantado y es que Garth Ennis es un guionista de una idea y de dos tipos de personajes pero cuando quiere le salen tebeos que sin aportar nada están de puta madre, como este The Boys. He de reconocer que me acerqué a esta obra por la polémica que había suscitado su salida de Wildstorm (que ya hace casi una década que pertenece a DC) sello editorial que tras haber publicado The Authority, esta The Boys era demasiado bestia para ellos, se llegó a decir incluso que era más burra que Predicador y bueno lo cierto es que está muy lejos de la barbarie de Jesse Custer y compañía.

Pero entiendo en parte a DC, que es una editorial que publica Superhéroes, que “Sugiriese” a sus autores llevarse la serie a otra editorial, en este caso a la sorprendente Dynamite. Porque en The Boys salen superhéroes sip, pero superhéroes que claramente basados en la JLA obligan a una aspirante sorprendentemente parecida a Supergirl o a Mary Marvel a hacerle una mamada a cada miembro para que pueda entrar, grupos como los Teen Titans que montan orgías después de cada misión, que se ponen hasta las cejas de coca, que matan civiles sin querer y les importa un bledo. Un héroe que se la mama a otro. Y tras todo esto una organización bajo el amparo del gobierno americano formado por un misterioso hombre llamado Carnicero (o Billy para los amigos), Leche Materna (un negro de dos metros que ayuda a la comunidad), El Francés (un gabacho que habla con su café) y una chica psicópata que arranca la cara a la gente. Por no hablar claro del perro propiedad del protagonista que se folla a todo aquello que su amo le ordena.

Creo que ha quedado claro que el tomo está a rebosar de barbaridades, tacos, tetas, culos y humor negro marca Ennis (además de la presencia de alguna que otra vomitona, que siempre es marca de la casa en todas sus obras). Pero por otro lado es lo de siempre, una historia de personajes que se apoyan, que luchan por lo que creen que es correcto y que como poco ofrece una versión diferente y novedosa del trillado “Who Watch the Watchmen?” del peñazo de Watchmen. Este primer arco ha sido de presentación, pero la historia promete ser divertida y seguro que a medida que avanza la serie la trama se recrudece y gana en profundidad, no sería la primera vez que Ennis nos sorprende por algo así.

Y luego está el dibujante elegido. Darick Robertson, que desde los tiempos en que dibujaba The New Warriors ha demostrado ser todo un profesional, gran narrador con habilidad para las caras y gestos y que pasa de lo heroico a lo oscuro y sombrío con gran facilidad.


Nota: 8/10

2 comentarios:

Oneyros dijo...

Ayer cayo Elektra Lives Again, este no se si pillarlo porque el dibujo no me entusiasma y el guion no se...

Yota dijo...

COmo he venido a decir, aportar no aporta nada, pero es divertido de cojones.