viernes, septiembre 07, 2007

NAMOR de JOHN BYRNE




Pues eso, como reza el título del post. Hoy le voy a dedicar la reseña a la colección de Namor que escribió y dibujó de manera soberbia John Byrne (con tintas de John Byrne) a principios de los noventa. La mencionada colección fue editada por Planeta Agostini en formato prestigio, una formula arriesgada pues no muchos otros productos de Planeta salieron así: Gronan el Vagabundo (así les dio por llamar a Groo), Classic Spider-Man, Spider-Man de McFarlane y para de contar. En total salieron catorce números dobles con cadencia bimensual y un grandes sagas. Toda la etapa de John Byrne fue publicada y algunos de los tebeos no firmados por el maestro fueron firmados por el entonces novato Jae Lee. Destacar también que la colección contaba con algunos complementos (muy habituales en esa época y no tan detestados como lo son ahora) extraídos de Marvel Fanfare o Marvel Comics Presents y firmados por autores tan destacados como Mike Mignola o Jim Lee.

La historia arranca poco después de los hechos narrados en la desastrosa saga anual de “El Ascenso de Atlantis”, para los que no recuerden o no la hayan leído en esta saga el pueblo Atlante lanzaba un ataque masivo contra el mundo de la superficie. Y al final se queda destronado con el único apoyo de su prima Namorita y con todo el mundo creyéndole muerto. Salvo un padre y su hija, biólogos marinos que le buscan y tienen la teoría de que los ataques de rabia de Namor son debidos al cambio continúo del ambiente al que somete su cuerpo y para ayudarle a controlarlos inventa una máquina de reciclado sanguíneo (así la llaman, sí) dicha máquina parece importar tan poco que el propio Byrne se olvida de ella.

Poco a poco Namor crea unos fuertes lazos con la pareja y ya que todo el mundo le da por muerto y no tiene donde volver con la ayuda de las riquezas marinas crea una compañía llamada Oracle con la que ayudar al medio ambiente. Así arranca una serie que he de reconocer que no me llamaba demasiado y que al final me ha agradado de sobremanera. John Byrne siempre ha sido de mis favoritos y en muchos sitios he leído que este es para mucha gente su último gran trabajo y lo cierto es que es una auténtica gozada visual.... y argumental. Porque la mezcla de géneros entre las conspiraciones corporativas, los amoreos de Namor y las batallas superheroicas dan un resultado muy bueno.

Porque aunque todos le consideran muerto desde los primeros números se puede ver a Namor peleando contra el grifo, salvando de una tragedia ecológica a New York con la ayuda de Iron Man y los 4 Fantásticos. O una nueva reunión de los Invasores, con sorpreson final incluido, cabo que aquí quedó suelto y que John Ostrander recuperó en sus Héroes de Alquiler a mediados de los noventa.



NOTA: 9/10

3 comentarios:

yojimbo dijo...

Muchas gracias por hacer un poco más conocida esta gran gran serie, del primer personaje marvel que el pobre no es tan querido por el público en general, pero yo lo defiendo a muerte, con un gran guionista/dibujante/entintador. Simplemente brutal.

Oneyros dijo...

Yo investigando voy y me encuentro con este post tuyo... que chulo!

Yota dijo...

Juas! Pues tiene más de tres años!