miércoles, octubre 31, 2007

BLOODRAYNE. No tan mala como pinta ¡Salve Uwe!


Bueno, pues he visto entera Bloodrayne otra de las joyas de Uwe Boll para el septimo arte, este director ya nos había deleitado con otras adaptaciones de video juegos como Alone in the Dark y The House of the Dead, ambas que tenían como adaptación únicamente el nombre y que eran auténticos truños pero que al que esto suscribe le han entretenido. También ha realizado ésta Bloodrayne (que ya tiene secuela dirigido por otro) y pendiente esta de estrenar la versión de Dungen Siege: In a Name of the King. Que la verdad es que tengo ganas de ver porque me gusta mucho el cine épico y Jason Statham. Por otro lado se habló de este director para encargarse de otras adaptaciones como Far Cry, Metal Gear Solid, Fear Effect o Castlevania.... desde luego malo es, pero algo tiene el Uwe ¿no?

Bloodrayne es la precuela del famoso videojuego, bueno... ¿es famoso? ¿es bueno? ¿alguien ha jugado? Así que imagino que lo de precuela lo dijeron para no cagarla otra vez, así que esta vez al menos la prota se llama como en el juego. La acción se sitúa en la Europa Post-Edad Media, en un mundo en el que los Vampiros están a la orden del día y donde todo es dominado por Kagan (interpretado por Ben Kingsley que ya no se acuerda de que ganó un oscar y debería elegir sus proyectos mejor) el Vampiro supremo que está en guerra con la Sociedad de Brimstone, una antigua asociación que se dedica a combatir el mal, para ello pretenden encontrar las reliquias de un arcano ser que darán poder a su portador. En medio de todo esto esta Rayne, una Danphyr (medio Vampira y medio Humana, vamos como Blade pero con nombre guay) hija de Kagan que estaba esclavizada en un circo hasta que se escapa y se dedica a matar Vampiros hasta que se une a la sociedad Brimstone y entonces todo lo de las reliquias se va a un segundo plano o se olvidan del todo. Rayne está interpretada por Kirstanna Loken (que participo en un videojuego con la adaptación televisiva de Mortal Kombat) y la pobre está sufriendo el síndrome de secundaria de Terminator. Ya que todo aquel que se enfrenta al chuache no levanta cabeza, ya le pasó a Michael Biehn y Robert Patrick.

En la película hay otros personajes como los líderes de Brimstone Sebastián y Vladimir (Michael Madsen, el macarra favorito de Tarantino), la espadachín Katarin (la borracha de Michelle Rodríguez), la médium Teller (ni más ni menos que Geraldine Chaplin) el aterrador Udo Kier como Regal el monje o Billy Zane interpretando a uno de los subditos de Kagan. Vamos que reparto decente tiene, y acción también, la sangre está por todos lados, algunas veces mejor y otras peor y las escenas de batalla están minimamente bien coreografiadas, usan a cuatro gatos pero por lo menos no se nota tanto como con Alatriste. Y resultan muy entretenidas, la Kristanna enseña teta para los que vayan buscando en la peli su dosis de meneillo genital, y afortunadamente no tiene esa manía que le ha dado a algunas pelis (como a 300) de poner música de Heavy Metal en lugar de instrumental en una película de este tipo de ambientación, ah se me olvidaba el guión, ¿Guión? Si Guión, haberlo lo hay y este es tan extenso que se tiene que usar como mínimo una servilleta de mantelería para escribirlo en lugar de una de bar.

A mi me ha gustado.

NOTA: 6/10

No hay comentarios: