miércoles, octubre 24, 2007

FRACTURE. Todo tiene un punto debil.


Ains, que malita estaba la cartelera esta tarde. En el cine donde he ido, todo lo bueno y lo que me interesaba ya lo había visto. No estaba “La extraña que hay en ti”. ¿Supersalidos? ¿Hora Punta 3? Por favor..... ¿Los Seis Signos de la Luz? Siempre he pensado que es una mierda y encima me confirman que hace que Eragon parezca merecedora de todos los oscars. Así que lo que nos queda es Fracture.

Y bueno no me arrepiento, siempre me ha gustado las pelis o series de abogados y juicios, tal vez sea por mi vena frustrada de estudiar derecho o yo que se. Pero que se le va a hacer, en Fracture se nos presenta a Anthony Hopkins como perpetrador de lo que el pretende que se convierta en el crimen perfecto. Anda por ahí mosqueado porque su mujer se folla a otro (sip, esto también me enfadaría a mi), le detienen y tal y aquí empieza el verdadero motor de la peli cuando Hopkins decide defenderse a si mismo y el caso acaba en las manos de un joven fiscal más preocupado por cambiar de trabajo que por descubrir la verdad.

Desde este momento pues lo de siempre, lo que hemos visto ya en mil películas. Muchos duelos dialécticos en intelectuales entre los protagonistas, varias vueltas de tuercas y un doble giro argumental al final que hace que sea original. Menos mal que era el día del espectador, que la peli es cortita y que nunca aburre.


NOTA: 6/10

No hay comentarios: