lunes, octubre 01, 2007

MARVEL BITS II. Hulk Questprobe Adventures (1984)



Hola amigos bienvenidos por segunda vez a Marvel Bits, la sección aperiodica que irá comentando de manera cronológica todos los juegos de ordenador, arcade o consola que hayan sido programados con los personajes de la Casa de las Ideas como protagonistas o Coprotagonistas según sea el caso.


En la entrega de hoy cambiamos a de héroe protagonista, siendo el elegido El Increíble Hulk, que en los ochenta gozaba de una gran atención mediática gracias a la serie de animación pero sobretodo a la serie de Imagen Real de Bill Bixby y Lou Ferrigno. Joder si incluso en muchas de las atracciones de ferias de pueblo aún hay un muñeco que simboliza la Masa coronando el Pulpo (aunque en muchas ocasiones el muñeco ha sido repintado). El juego en cuestión data de 1984 (23 años de nada) y fue desarrollado por la compañía Adventure International bajo el sello Questprobe Adventures que pretendía ser una serie de doce entregas protagonizadas por distintos héroes pero que dada la escasa acogida se quedó en tres.



El juego es realmente bizarro, pues un villano con la apariencia del Líder (aunque no era nuestro querido cabezón verde) ponía a Hulk en diferentes retos, hasta aquí todo normal, pero lo malo, lo patético, lo pésimo. Es que el juego es una ¡Aventura conversacional! Es decir, teníamos que ir eligiendo la respuesta que creíamos oportuna a cada situación planteada. Y encima todo en Inglés, que aún quedaban años hasta que llegase el primer juego traducido a este País. Encima la calidad técnica del juego era justita, justita. Con una variedad de pantallazos muy escasa que en numerosas ocasiones sólo se distinguían por el texto. La dificultad era endiablada y algunas de las soluciones de lo más rebuscadas como la inicial, en la que aparecía Bruce Banner atado a una silla y el objetivo de convertirse en Hulk, teniendo una serie de opciones a elegir. Siendo la correcta la de hacer que se mordiese el labio para que se cabrease y así convertirse en el goliat esmeralda. Todo un despropósito.

No hay comentarios: