jueves, diciembre 20, 2007

LOS EXILIADOS: Escalofrío en la Noche




Otro nuevo tomo de los Exiliados, para mi cada vez que sale un tomo de esta serie es motivo de alegría ya que la considero una de las mejores colecciones de los últimos años que mejor ha sabido adaptarse a sus distintos equipos creativos y momentos editoriales. Parece ser que Panini en su esfuerzo de coordinar todas las colecciones va a acelerar la salida de la colección en nuestro país. Donde apenas vamos por el número 67, que es algo bastante pobre cuando tenemos en cuenta que en USA ya han llegado al cien y la colección ya ha sido relanzada como “New Exiles” Ains.... que pocas esperanzas tengo porque me da que va a estar escrita por el Claremont malo y no el Claremont brillante de su última etapa en Uncanny X-Men junto a Davis y Bachalo (bueno... brillante para mi claro está).

En este tomo podremos ver tres historias de las cuales os hablaré una por una. La primera y la que es peor para mi lleva a los Exiliados a un mundo que está siendo destruido por culpa de las esporas de Ego (lo que me recuerda mucho a Maximun Security) donde Morfo y compañía deberán aliarse con los Vengadores y el Doctor Muerte de ese mundo en una historia que me ha parecido de lo más mediocre que ha dado la colección en su ya larga trayectoria. También es cierto que las tramas de corte cósmico nunca me han gustado.

La segunda aventura es un número autoconclusivo realmente divertido que viene a ser una nueva vuelta de tuerca al Efecto Mariposa y la Teoría del Caos. Con multitud de personajes invitados y donde el destino del universo depende de que nuestro intrépido grupo compre la última pasta de crema de una bollería. Lo que me gustaría destacar es que Tony Bedard se molesta al menos en desarrollar un poquito a los personajes en este capítulo. Sobretodo a Namora y es que si por algo echo de menos a Winnick y Austen es porque lo que hacía buena de verdad a esta serie eran las relaciones, los piques o los chascarrillos entre los héroes.

Y por fin llegamos a la tercera historia que se lleva el premio en calidad sobre las demás, una saga de tres números llamada “Escalofrío en la noche” (Como la peli de Clint Eastwood) en la que Kulan Gath vuelve a Marvel (supongo que la aparición de esta saga es anterior a la colección actual de Red Sonja) y por supuesto convierte Nueva York en una ciudad medieval. Donde El Motorista Fantasma gobierna con mano de hierro ya que se ha rebelado contra el propio brujo y tiene como guardia de honor a el Wendigo, Morbius y Werewolf (tres personajes que llevan bastante tiempo olvidados). En esta dimensión nuestros héroes deberán unirse a Spider-Man y a Magik para derrotarle, este detalle no me gusta ya que aunque la versión de Majik que estuvo en el grupo era otra por lo menos algunos de los miembros que compartieron misiones con ellas deberían haber mostrado alguna reacción. Quitando esto, esta saga está muy bien con rediseños medievales y demás.


NOTA: 8/10

1 comentario:

yojimbo dijo...

me acuerdo de que el del efecto mariposa estuvo muy bien, pero chico yo no sé xk kieres que tengan una reacción ante una magik de otra tierra si estos ya están curados de espanto con lo de las versiones de todo el mundo.