viernes, marzo 14, 2008

DAREDEVIL: Al Diablo lo que es del Diablo


Nueva etapa que estrena reseña en Los Archivos de Typhares. Estoy hablando del Daredevil de Ed Brubaker y Michael Lark. De hecho haciendo memoria creo que sólo reseñé un arco de la etapa de Brian Michael Bendis. Aunque mejor vamos a la faena.

Ed Brubaker está haciendo un gran trabajo con la serie de Daredevil, va tejiendo una historia que arco tras arco no tiene un final del todo cerrado y cada saga que termina deja un cliffhanger enorme para la siguiente, de hecho la separación y diferenciación de historias no sería tan necesaria de no ser por la manía de que todo quede bien cerradito para meter en un tomo. En “Al Diablo lo que es del Diablo” el villano protagonista es Melvin Potter, alias el Gladiador, un personaje que en manos de otros escritores es ridículo pero con Bru y Bendis es la caña. Que manita que tiene el bueno de Ed para no dejar títere con cabeza, matar a quien haga falta, resucitar a quien haga falta o joder de por vida a quien sea necesario. Y esto es lo que le ha tocado al Gladiador, un personaje que aparentemente había sido rehabilitado, ha sido manipulado hasta el punto de volver a matar y ser más letal que nunca (el penúltimo capítulo cuando “visita” a Milla es escalofriante y los flashbacks de Matt recordando las muertes de Karen Page y Elektra no se quedan cortos).

La manipulación, esa es la clave para entender la historia, pues no sólo el Gladiador está actuando de manera extraña, ahí tenemos a Turk que actúa como todo un capo de la droga o a los Forzadores que ahora son más letales que nunca. Menudo panorama se encuentra Matt Murdock tras una larga ausencia de la Cocina del Infierno. ¿Quién está detrás de todo esto? No lo diré pero quienes hayan leído al Cuernecitos desde hace años se lo pueden imaginar. Yo sólo diré que la última vez que se le vio fue en la etapa escrita por Joe “despunté en los noventa y ahora lo hago como el culo” Kelly y Gene Colan (sí amigos, el maestro regresó por unos cuantos episodios).

Esta saga tiene varios momentos para despuntar, es la historia en la que Brubaker ha desarrollado más a Milla, me pregunto hasta que punto la va a hacer sufrir. Y el momento en que se cruza con Lilly me gusta mucho. Hablando de Lilly, Foggy dice que le recuerda a alguien ¿se referirá a Liz Allen? Como me gustaría que recuperasen a ese personaje para la serie. Y sobretodo hay que destacar el momento del metro con las dos mujeres de protagonistas que si es bien llevado puede dar mucho juego.

Aunque lo mejor es el discurso que le echan dos policías a Matt Murdock a la salida de un juzgado ese “Por si te interesa” es demoledor.


NOTA: 8/10

1 comentario:

Gloria dijo...

me gusta el Dd de Brubaker, mucho, mucho, mucho... pero que mucho...

Y encima lo dibuja Michael Lark. El Nirvana.

Y para redondearlo, vuelven a sacar a Turk!! (A ver si vuelve Grotto, también!)

Respecto al perfume de Lily y su efecto en Foggy: No me había parado a pensar en que le recordara a Liz Allen (tal vez porque nos queda muy lejos la feliz etapa de Kesel), pero es una buena idea... No me importaría verla de vuelta, despues de todo, la culpa de lo que pasó con Foggy es del puñetero Myster... quiero decir, Kevin Smith!! (qhe leches, hay que señalar a los verdaderos culpables, y no a los cabeza de pecera, digo, de turco).

Hasta tu mención de Liz, mi idea sobre el olor de Lily para el Fogster era Karen Page (Ya hace tiempo, pero no olvidemos que estaba tan coladito por ella como Matt) o mi chica Nelson favorita: la simpar belleza irlandesa Glorianna O'Breen.

(Debbie, la ex-esposa de Foggy queda, por supuesto, AB-SO-LU-TA-MEN-TE descartada)