miércoles, marzo 05, 2008

ELEKTRA: LA MANO. La historia jamás contada.



Hace unos tres años Marvel fichó al guionista novato Akira Yoshida, de evidente origen oriental. Lo cierto es que enseguida se encargó de numerosos proyectos como la miniserie que traía de vuelta La Era de Apocalipsis dibujada por Chris Bachalo, la serie Thor: Son of Asgard o Kitty Pryde: La Sombra y la Llama (digna sucesora de la mítica historia de Claremont y Milgrom de los años 80), además de escribir ésta Elektra: The Hand. No lo recuerdo muy bien, pero creo que coincidió con el estreno de la película protagonizada por Jennifer Garner, cinta que podrían haberse ahorrado, que no llegó a ningún sitio y que además en ese momento la serie regular de la ex del cuernecitos hacia meses que había sido cancelada.

Pero a lo que íbamos, lo que interesa y tal, bueno por lo menos a mi, que soy el escribe este coñazo. El título de Elektra está puesto porque si no imagino que habrían vendido menos y nada de lo que en si vendió la limited de cinco números, el personaje que da nombre a este bodrio sólo aparece en las tres primeras páginas del primer número y las dos últimas del quinto, páginas que están dibujadas por el ahora superestrella Jimmy Cheung. También me es harto difícil situar esta historia en la continuidad del personaje, si tuviera que apostar diría que todo es un sueño que le van contando mientras es resucitada durante la etapa de Mark Millar y John Romita Jr en Lobezno (enorme bodrio también).

La historia está contada por un miembro de la Mano que le dice a Elektra, que para su sorpresa no es ni la primera mujer, ni el primer extranjero que forma parte de la orden de Ninjas. Así que la narración se traslada hasta 1580 en el Japón cerrado herméticamente al extranjero donde todo es desconfianza hacia lo desconocido. Allí, un joven ve como su madre es violada y mata a su agresor, aunque su madre para evitarle problemas carga con la culpa y es sentenciada a muerte. Da la casualidad de que el agresor es extranjero y por lo tanto el chaval desarrolla su odio a los extranjeros y a partir de ahí va haciendo su entrenamiento y formando a un grupo de hombres, cada vez más numeroso y cada vez más incontrolado que poco a poco va perdiendo sus señas de identidad y convirtiéndose en el grupo de mercenarios que conocemos en la actualidad.

Y poco más. Lo cierto es que lo único que me ha gustado es el dibujo de Christian Gosset (famoso por el tebeo independiente The Red Star) que narra eficazmente y hace unos dibujos de peleas bastante chulos además de algún que otro guiño a escenas clásicas como la muerte de Elektra.



NOTA: 4/10

No hay comentarios: