lunes, marzo 10, 2008

ULTIMATE SPIDER-MAN: ULTIMATE KNIGHTS. El fin de una etapa.


Ultimate Knights o caballeros definitivos para entendernos ha sido la última gran saga de la etapa de Brian Michael Bendis y Mark Bagley en Ultimate Spider-Man, serie que ha sido una de las diez mejores del mercado desde que salió a la venta hace ahora casi ocho años. Y lo cierto es que esta saga me ha dejado un regusto amargo, empezaba muy bien pero creo que se desinfla bastante. Menos mal que el episodio unitario llamado “La Conversación” es simplemente sublime y ayuda a olvidar esto.

Ultimate Knights parte de la premisa de que un grupo de héroes urbanos formado por El Doctor Extraño, Daredevil, Puño de Hierro, Shang Chi y Ronin se unen para derrotar de manera definitiva a Kingpin, acabando con su vida si es necesario y para ello recurren a pedir ayuda a Spider-Man que es quien más veces se ha enfrentado a Wilson Fisk. Lo primero que choca es la presencia de Ronin, SPOILERS A PARTIR DE AQUÍ AUNQUE NO SEA LO HABITUAL EN EL BLOG.

Ya pensaba yo que Bendis se le había ido la olla ultimatizando a un personaje tan tonto y reciente en el Universo Marvel tradicional, pero no, el calvo de New York nos estaba engañando y resulta que en realidad es sólo otra manifestación de la personalidad múltiple del Caballero Luna, que cuenta también con otras como la de Marc Spector o Steven Grant (nombre del guionista que lo creó en los ochenta creo recordar). Este giro no me ha gustado mucho, pero más que nada porque las historias sobre trastornos y personajes majaras nunca me han gustado lo más mínimo. Aunque cuando creía que estaba mejorando la cosa con la revelación de que uno de los miembros del grupo era un traidor, y es que lo bueno de Ultimate es que cualquier cosa puede pasar, va Bendis y nos descubre que en realidad estaba actuando bajo coacción.

Aunque tiene momentos buenos por supuesto como la escena final con la poli pillando a Kingpin o cuando Spider-Man hace entrar en razón a todos los personajes a fuerza de diálogo. No es una mala historia, aunque como colofón esperaba algo más.

Mark como te vamos a echar de menos.


NOTA: 7/10

No hay comentarios: