miércoles, junio 18, 2008

STAN WINSTON. Señor de los Sueños, nos ha dejado.






Como fanático del cine de Ciencia Ficción y Acción que soy, hoy estoy de luto, de luto porque se ha ido posiblemente el que sea responsable de mis mejores ratos en una butaca del cine o del salón de mi casa. Stan Winston ha fallecido y con él se ha ido todo un mundo de mitos y creaciones. Todo un mago señores, gracias a él flipamos con Terminator y los Velociraptores de Jurassic Park, o nos acojonamos con Alien y Depredador.

Responsable de efectos especiales, de maquillaje e incluso director de segunda unidad Stan Winston ha ganado cuatro oscars: uno por Aliens el Regreso (la mejor, la de Cameron), otro por Parque Jurásico (la primera, la buena) y dos por Terminator II (la mejor película de acción de la historia). Con una dilatada carrera a sus espaldas en estos momentos se encontraba trabajando en Avatar (de James Cameron) y en la cuarta entrega de Terminator. Ahora mismo la última película estrenada con su sello ha sido la impecable Iron Man.

Pero su carrera empezó en 1969, en la producción televisiva de Gárgolas, donde empezó a coquetear con la técnica de Animatronics (crear criaturas robóticas y luego animarlas de manera electrónica), técnica que le dio su primer éxito con Terminator de James Cameron, con este mismo director participo en Aliens donde creó a la espeluznante Reina que debía ser manipulada por dieciséis personas a la vez. Pero en los ochenta todavía le faltaría colaborar con otro personaje Mítico, Depredador, película de John McTierman (director de La Jungla de Cristal) para la que Winston diseñó a la terrorífica criatura. De esa década me gustaría destacar a título personal “The Monster Squad” que en España fue conocida como “Una Pandilla Alucinante” y se podría definir como “Los Goonies conocen a Drácula”. Todo un despilfarro de imaginación.

En los noventa colaboró con otros cuantos de los grandes como Spielberg en la increíble Jurassic Park, que posiblemente es una de las producciones más influyentes en lo que ha efectos especiales se refiere, colaboró de nuevo con Cameron en Terminator 2 y con Tim Burton en sus dos mejores películas: Eduardo Manostijeras y Batman Returns. De la presente década destacaría su labor en la mencionada Iron Man y Pearl Harbour de Michael Bay donde fue responsable de las mejores escenas de bombardeo bélico de la historia del cine.

Como he dicho, un grande. Yo de momento esta noche me pienso ver otra vez Una Pandilla Alucinante.






No hay comentarios: