martes, septiembre 23, 2008

ULTIMATE SPIDER-MAN: La Muerte de un Duende

Se puede hablar mucho de esta saga pero todo el mundo en lo primero que se fijará (yo el primero) es en el cambio de dibujante y es que tras superar el gran logro (en Marvel, que Dave Sim o Eric Larsen lo han batido) de Jack Kirby y Stan Lee en Fantastic Four, Mark Bagley abandonó la cabecera del Spider-Man definitivo para irse a DC (tras un breve paso por Mighty Avengers). Su sustituto fue Stuart Inmonen, un artista tremendamente capaz de adoptar multitud de estilos y hasta el momento no ha fallado ni un número.

Ahora vamos con la historia en si, titulada con el revelador “La Muerte de un Duende” y no engaña a nadie. La verdad no es un debut muy bueno, pero más por la historia que por el dibujo, la historia es la misma que ya hemos visto media docena de vida en los ciento y pico números que llevamos de serie. Norman Osborn se mosquea, se escapa del Triskelión (cuya seguridad es de pena, ya ni se la de fugas que ha tenido en el Universo Ultimate) y va a joder a Peter Parker. Lo único que varía es que en esta ocasión lo intenta hacer de manera más sutil, pero todo acaba con una sucesión de ostias y un final atropellado que deja coja de secundarios la serie.

Además creo que Bendis va a echar mucho de menos la posibilidad de usar a Nick Furia que es prisionero por traición (o eso me han dicho) en el universo de Supreme Squadron tras los sucesos de Ultimate Power, en su lugar tenemos a Carol Danvers, que me recuerda más a María Hill que a la propia Danvers.

En el aspecto positivo, el uso que hace el escritor del triángulo Peter-MJ-Kitty, que espero que siga dando mucho de si y que todo el follón de ultimátum no lo joda todo. Por último señalar la última página con la despedida de Peter a un ser querido que ha quedado bastante emotiva.

No obstante. Un comienzo flojo.


NOTA: 6/10

1 comentario:

Millarfan dijo...

La sensación que yo tengo es de "agotamiento" del personaje. Se han pulido muchos personajes, revisado sagas míticas, es como si ya casi no hubiera nada que contar.
Me siento como si el siguiente paso fuera meter ya a Peter en los Ultimates.