lunes, noviembre 03, 2008

ANIQUILACIÓN CONQUISTA. Desde los confines del Universo....



El año pasado Marvel nos sorprendió a todos de manera muy agradable con la publicación de Aniquilación, un crossover galáctico que recuperaba esa olvidada parte del Universo de la Casa de las Ideas. Fue un crossover emocionante, con dramatismo y acción y sus mayores bazas consistieron en crear una historia sencilla de Ciencia Ficción a lo Star Wars o sobretodo Starship Troopers basada en grandes batallas entre todo tipo de seres y no una historia grandilocuente en la que la entidad “X” chasqueando los dedos borra una galaxia o una dimensión en un abrir y cerrar de ojos.

Pues bien, este año se ha publicado la segunda parte de Aniquilación con el sobrenombre de “Conquista”, un epíteto para nada gratuito ya que cumple a la perfección su cometido. La historia parte de los sucesos contados un año atrás, a saber: Richard Rider es el único centurión Nova en activo, Ronan es el emperador de los Kree y Peter Quill alias Starlord trabaja codo con codo con él para mejorar sus defensas, Voraz reina en los territorios cedidos a la oleada aniquiladora y Phyla Vell se enfrenta lo mejor que puede al legado de Quasar.

La estructura de Conquista es la misma que la de su predecesora, una miniserie principal (con espectaculares lápices de Tom Raney) y tres miniseries además de un arco de la serie regular de Nova (escrita por los mismos autores pensantes del crossover), en esta ocasión las miniseries las protagonizan Quasar que junto a Dragón Lunar intentarán encontrar a un salvador para el desastre, El Fantasma que es un personaje de nuevo cuño que recuerda poderosamente a Elric de Michael Morcook y por último Starlord en la mejor de las miniseries, pues se le encomienda la misión suicida de infiltrarse en líneas enemigas con un grupo de prisioneros o renegados de lo más variopinto, esta última la escribe Keith Giffen y es la más entretenida de todas.

En esta ocasión la especie atacante no es otra que la Falange, viejos conocidos de la Patrulla X que llevaban sin hacer aparición alguna desde la etapa de Scott Lobdell y Joe Madureira (justo antes del “juicio” de Gambito). La Falange llega a Hala y esclaviza su mundo y se apodera de los Centinelas Kree en un santiamén, además consiga desfasar la galaxia Kree del resto del universo para a partir de ahí extender su invasión. Pero la falange solo es el perrito faldero del verdadero villano, todo un clásico de los Vengadores que se muestra aquí mucho más letal y coherente que la última vez que se le vio por la Tierra (una pista, fue hace muy poquito).

Otro de los detalles que son de agradecer es el número de personajes recuperados del olvido: El Capitán Universo, Mantis, Bicho de los Micronautas, Mapache Cohete, Grito de Muerte de los Shiar, los Caballeros del Espacio, Warlock, el Alto Evolucionador, Warlock (no, no me equivocado y lo he puesto dos veces). Aunque ya aviso, muchos reaparecen, pero no todos saldrán con vida de la historia, porque harán falta más de dos de los que hay en una mano para el recuento de bajas final. Ya que sus autores sabiendo que tienen entre manos a un montón de segundones, no les importa acabar con las vidas de aquellos que consideran prescindibles.

No es una saga tan redonda como Aniquilación, pero le sigue dando muchas vueltas a la mayoría del material actual y a cualquier saga de DC en general (¿he oído la Guerra de los Siniestro Corps?). Pero esto no es el final, ya se hace referencia al final de la serie a un conflicto futuro, además de que debemos estar atentos a la nueva serie de Los Guardianes de la Galaxia, que no serán otros que los supervivientes a este conflicto.


NOTA: 8/10



3 comentarios:

Pater dijo...

pues a ver si me hago con ella, ke todo son alabanzas :)

saludos, camarada^^

Vladek dijo...

Parece que el panorama cosmico Marvel vuelve a la vida.

Del Capitan Universo no se sabia nada desde su miniserie y de Warlock (personaje al que le tengo cierta adoración) desde la serie de Thanos.

Me encanta el reciclaje de personajes.

Yota dijo...

La saga ha servido para revitalizar al universo cósmico de manera definitiva, me muero de ganas de leer ya Los Guardianes de la galaxia.