domingo, noviembre 02, 2008

EL CLUB DE LOS CINCO. Echando un vistazo a la Generación X


Releyendo el tomo de Los Solitarios (por segunda vez, y en esta ocasión bien, en papel como se debe leer) he observado que las portadas de Jason Pearson evocan directamente a grandes éxitos del cine de los años 80 que marcaron notablemente a la llamada Generación X, a la que yo no pertenezco pero por poco. El caso es que la primera de ellas es El Club de los Cinco, Breakfast Club en el original, y recuerdo que era una de las películas favoritas de mi, en otros tiempos querida, hermana.

El Club de los Cinco es una de las películas cumbre de su estilo, una película que empieza con mucho humor y que poco a poco se va desatando en un drama al ir contando los protagonistas sus vidas e historias. La película está dirigida por John Hughes y entre sus interpretes cuenta con unos jovencísimos Emilio Estévez (Arma Joven, la trilogía de los Mejores), Anthony Michael Hall (el prota de Twilight Zone) o Molly Ringwald (que ya triunfaba en el genero teen con Dieciséis Velas).

La trama gira en torno a cinco chavales que cumplen un castigo un sábado por la mañana en la biblioteca del instituto, estos cinco elementos están allí por las más variopintas razones además cada uno de ellos representa uno de los estereotipos típicos de la época, a saber: Una pija reina del baile, una chica rarita, un deportista cachas, un empollón y el macarra que hace de hilo conductor y que a través de él y de su sinceridad poco a poco van abriéndose los demás.

La película entera es una verdadera gozada pese a lo simple que pueda parecer su argumento en un primer momento y además supuso un soplo de aire fresco para las películas Teen de la época, al ser la primera que no estaba basada en una fiesta salvaje o en un plan descabellado de Matthew Broderick (joder, es que este tío salía en todas), aquí se trataba de cinco alumnos totalmente distintos entre si, abriendose unos a otros y contando sus más íntimos secretos, todo en el mismo escenario, así que ya os podéis imaginar, entre lo barata que fue su realización y el taquillazo en todo el mundo, pues hubo quien se forró. Destacar la banda sonora rockera, grandes temas de los ochenta, la mejor década que ha tenido la música.

Ya no se hacen películas como estas.

NOTA: 9/10

4 comentarios:

Bruce dijo...

http://www.goear.com/listen.php?v=7de3635

Anónimo dijo...

Me gustan mucho tus críticas y cómo escribes. Me apuntaré esta película para verla un día de estos.
Un saludo!

Yota dijo...

Gracias por los coments.

Ah Bruce gracias Tb por el enlace!

saludos.

Bruce dijo...

Los fans de la musica ochentera tenemos que apoyarnos...