lunes, noviembre 10, 2008

SONATA ARTICA: Power Europeo de primer Nivel en Madrid.

El sábado por la noche tocaron en Madrid por tercer año consecutivo (aunque repitiendo sala por primera vez) los finlandeses Sonata Artica, yo es la tercera vez que los veo y la verdad es que considero que es una de las bandas de Power Metal a seguir, en esta gira no presentaban álbum alguno como en las anteriores (For a Shake of revenge y Unia) pero aún así se metieron al público en el bolsillo, gran futuro les espera a Tony y los suyos.

Pero antes quiero hablar de los teloneros y es que me lleve un pequeño chasco pues no estuvieron a la altura de las circunstancias, sobretodo si los comparamos con el reparto del año pasado que empezó con Ride the Sky y siguió con Epica, cuya cantante Simone cautivó a todos. Este año el pistoletazo de salida lo dieron Pagan´s Mind que se centraron en su último disco que casualmente es el que menos me gusta y el último que se me descargó. A continuación llegaron los más deseados por los fans, pero aclaremos una cosa, los suyos. Vanishing Point

Y aquí es cuando me perdí, este no es el grupo que yo he escuchado en casa, no se donde están todas esas melodías que me fascinaron, sobretodo Hope Among the Fearless de su último disco. El grupo que vi y cuyo nombre al parecer era el mismo tocó canciones larguísimas y bastante tralleras que llegaron incluso a aburrirme.

Menos mal que llegó el turno de Sonata, en serio, tenéis que ver a este grupo, son de lo mejor y fijo que si el año que vienen vuelven a Madrid allí estaré yo para verles (aunque espero que sea después de Junio, hasta ese momento tengo la agenda musiquera completa). Fue un concierto atípico porque faltaron muchas de las canciones míticas de la banda, aunque por supuesto ahí estuvieron FullMoon y Don´t Say a Word, y tocaron muchas que no han tenido cabida en otras giras como Replica y Shamandale. El cantante como siempre hizo el payaso y a la gente le encantó, pero los que estuvimos el año pasado ya nos sabíamos su numerito de Queen. Tocaron muchos temas lentos y al final fueron casi dos horas de concierto.

Como curiosidades indicar que al final fui al evento con una de las últimas personas que esperaba ver allí, que era la primera vez que volvía a La Riviera tras el fatídico concierto de Nightwish y que ésta sala estaba bastante vacía para lo que suele ser un concierto de una banda así, pero entre la crisis y que to kiski los ha visto....



1 comentario:

Anónimo dijo...

Bueno, todavia no se xq motivos no me deja colgar nada casi de los comentarios q hago y ya no me acuerdo de lo q puse en mi primer intento, se q hable de nuestras casualidades, de q el concierto sonó bien, q tocaron temas raros, pero q lo de tocar la batería con el público ya no tiene gracia y que de los teloneros, no se q habría escuchado yo y q tocaron ellos xq no coincidimos.. y que espero que no fuera la ultima vez q veo un concierto en la Riviera..xq..aunque esto es otro tema.