sábado, diciembre 06, 2008

CREPÚSCULO: Drama para adolescentes con las hormonas disparadas.




Pues ayer vi la película de Crepúsculo, saga que me enteré este año de su existencia y cuyos primeros dos volúmenes están en mis estanterías aguardando a que los lea (y como tarde tanto en ponerme con ellos como con Canción de Hielo y Fuego) y bueno lo que pensaba que sería un dramón para quinceañeras con síndrome pre-menstrual enamoradas de seres guays, divinos e inmortales pues resultó ser....precisamente eso ¡Pero me gustó!.

Crepúsculo es la primera parte de una saga que lleva ya cuatro libros y que al parecer es todo un puto fenómeno en el mundo entero pese a basarse en otro libro (basarse en demasía tengo entendido) y desde que fui a ver la última entrega del Señor de los Anillos no había oído que la gente aplaudiese en el cine cuando acabó la peli.

La trama arranca con la llegada de Bella al lugar más húmedo de todos los Estados Unidos, para vivir con su padre el sherif de policía (que tiene la costumbre de beber cerveza mientras limpia las armas, algo muy sensato desde luego) y va a un instituto donde todo el mundo se lleva bien, no hay matones, no hay reinas del baile ni mierdas de esas (creo que es el único tópico en el que no cae la peli). En el instituto conoce a los Cullen que son los vampiros de la historia. Sí, beben sangre, sí, tienen súper fuerza y velocidad, pero la luz del sol no los mata, tienen reflejo en el espejo y cuando están a la luz del sol se ve como realmente son, según el prota Edward dicen que son monstruos y claro uno se espera ver un demonio, algo feo y tal y coño brillan como mariconas llenas de diamantes. Dior y Chanel se los rifarían para sus anuncios. Eso si, se podrían haber currado un poco más los efectos porque son de chiste (aún así le darán mil vueltas a Dragon Ball) y las escenas de "acción" pocas y cutres.

Sep, la peli es muy entretenida, yo me lo pasé bien pero sospecho que el doblaje al castellano a hecho más daño de lo que viene siendo normal, porque algunos diálogos son tan absurdos, tan ambiguos, tan.... aggggg que te dan ganas de collejear al vampiro por no echarle huevos cuando tiene a la prota dispuesta y espatarrada en la cama y el tío “¡No, no puedo perder el control!”

Los secundarios están bastante bien y sospecho que el resto de miembros de la familia vampírica pueden dar mucho juego, el malo también queda resultón (es el macarra de “Rompiendo las Reglas”) y bueno puede que a los que sigáis series como The O.C y drama-calentones adolescentes os suenen los protagonistas porque prácticamente todos han pasado por esa serie. La directora es la de Thirteen y bueno ya trató con adolescentes allí, aunque los de está peli son mucho más descafeinados. No obstante, se deja ver y entretiene repito.


NOTA: 6/10

2 comentarios:

The Korinthian dijo...

Eres el más grande, Txema!!!!
Cómo controlas!!!

César Esteban dijo...

Si drácula levantase la cabeza y viera a estos vamps glams XDDD