jueves, enero 01, 2009

THE SPIRIT: Mi ciudad grita, y la dignidad de Will Eisner también.




Este año como regalo de “navidad” (putas y malditas fiestas donde las haya) el día 25 de noviembre, ¿desde cuando se estrenan películas en España este día? Fui al cine a ver The Spirit y creo que puedo decir sin riesgo de equivocarme que es la peor película que he visto en una sala grande en los últimos diez años.

Bien es cierto que no soy fan de la obra de Will Eisner, ni del personaje de Spirit, “personaje” del que no tendré más de diez tebeos que regalaban por aquí y por allá y que la verdad ni si quiera he leído, es que me parece tan camp, tan cutre, tan Batman de Adam West..... así que supongo que como ha casi todo hijo de vecino se me cayeron los cojones al suelo cuando anunciaron que Frank Miller se iba a hacer cargo de la adaptación a la gran pantalla de este clásico del cómic.

Pero.... zapatero a tus zapatos si no sabes dirigir no te metas a esto, que por muchas ganas que tuvieras de haber metido mano en la adaptación de Sin City no es de recibo lo que ha parido este buen hombre. Para empezar Central City es calcada a Sin City pero recuerda mucho también a la Gotham imaginada por Tim Burton, a veces incluso la música parece compuesta por el mediocre Danny Elfman y sus composiciones a base de tres notas tristes y una alegre y a repetir hasta la saciedad...

Por un lado eso es la ciudad, pero luego los elementos entrechocan entre si, la peña tiene telefonos móviles y ordenadores portátiles, pero luego los coches son sesenteros totales. Y las expresiones del protagonista con grandes monólogos en voz alta explicando sus planes y corriendo por las azoteas con sus zapatillas happy-look o como se diga, dan bastante lástima.

La película es mala hasta decir basta, no tiene guión, todo es una sucesión de ostias (aburridas, y eso que la película son 100 minutos justos y se hacen eternos) entre The Spirit y Octopus, personaje “interpretado por Samuel L. Jackson” que recuerda en lo que a terminos de sobreactuación se refiere a Tommy Lee Jones en Batman Forever. Eso si para hacerlo todo más cool y molón estos personajes se parecen mucho porque ambos tienen una especie de suero de súpersoldado en la sangre. Octopus busca hacerse con la sangre de Hércules para ser inmortal y para ello le ayudarán unos lamentables secundarios y una Scarlett Johansson que por lo menos está tan buena como siempre. Y es que lo único bueno de la película son las feminas que en ella aparecen están para mojar pan en ellas. En Especial Eva Mendes que aunque tiene un papel estúpido se luce muy bien.

Eso si, nada perdona las escenas de vergüenza ajena como la parte con estética japonesa, o cuando Octopus se pone a desfilar con un uniforme nazi, claro que tampoco desentona Paz Vega, que por mucho que sorprenda no acaba desnuda como suele ser su costumbre.



NOTA: 1/10

3 comentarios:

The Korinthian dijo...

Hasta en eso es mala: paz Vega sale vestida!!

César Esteban dijo...

Si es que no se pa que fuiste a verla compa xDDDD te gusta sufrir ;P

Samu dijo...

Discreeeepo!
MEEC!
No hemos visto la misma peli.
:D