miércoles, mayo 20, 2009

AZKENA RO... BAH! ¡ALICE COOPER EN CONCIERTO!

Ya estamos aquí con una nueva crónica musical, está vez situada en el norte de España y con ésta ya van tres las escapadas fuera de la comunidad para ver algún concierto ¡Y las que nos quedan! Cooper, de nombre Alice: Alice Cooper, un grupo al que pensábamos que con toda seguridad tendríamos que ir al extranjero para verlo pues sus visitas a España han sido más bien escasas y encima este año por Europa sólo gira por Rusia y claro Rusia no es como irse a París, Roma o Londres (que no se porque es donde me esperaba acabar) pero los amigos de Last Tour International tras su fracaso de traerlo al Kobetasonik lograron agarrarlo para el Azkena. El último festival español al que yo pensaba que iría.

Lo primero que debo hacer es dar las gracias por la entrada puesto que ha sido el mejor regalo que seguramente me han hecho por mi cumpleaños, en los 28 años que ya llevo cumplidos. En serio, gracias por el regalazo y perdona por lo que ya sabes. Llegamos al Azkena el sábado a las cuatro de la tarde, lo que venían a ser ocho horas antes del concierto de Alice Cooper pero daba igual, no había nada mejor que hacer. Así a botepronto me sorprendió que es posiblemente el festival al que menos gente ha acudido de cuantos he ido, no se si por la crisis, las fechas o lo ecléctico del cartel. El caso es que allí no había ni dios y los grupos ya habían empezado a tocar.

Bien guarecidos del sol con un árbol como sombra y abastecidos de calimocho vimos un par de grupillos de mierda, aunque eso sí, la calidad técnica de sonido era realmente buena y todos los grupos sonaban muy bien. A las siete nos levantamos del cómodo césped y nos pusimos ¡en primerísima fila! A esperar las horas que quedaban por delante, eran muchas, pero daba igual. Alice Cooper estaría a escasos tres metros de nosotros y concierto con tanto espectáculo y atrezzo había que verlo lo más cerca posible (además de que era algo en lo que yo me había empeñado con toda mi típica cabezonería musical).

A las ocho y cuarto empezaron Molly Hatched o Molyhamlet según a quien le preguntes XD, con su rock cañero del que beben bandas como Radio Birdman o Motorhead, calidad y entrega a raudales para un concierto que me sorprendió gratamente. Tras estos llegaron Full Lovin Criminals, y mira que Robert Downy Jr. se tenía callado que tocaba en un grupo y es que el cantante era clavadito el muy cabrón, un grupo rarete pero que parecía que gustaba mucho al respetable.

Y por fin las doce y cuarto, con un pequeño retraso el telón que ponía claramente “Alice Cooper” caía tras ver una demostración de Alice con la espada en una suerte de teatro de sombras y así empezó uno de mis cinco conciertos favoritos de cuantos he ido (y creo que ya son unos pocos). El repertorio de Alice Cooper fue principalmente setentero debido al tipo de festival donde tocaba pero aunque me hubiera gustado escuchar en directo temas como lost in America, Freedom o House of FIRE. Para nada me decepcionó y flipe y canté como pocas veces. Si te gusta este tipo de música hay que intentar ver a Alice Cooper como mínimo una vez en la vida (yo ya digo que no me importaría repetir). Iba acompañado de dos guitarristas, un bajista y un batería todos ellos con gran talento.

El repertorio incluyó temas como Women of Mass Destruction, Welcomo to My Nighmare, Everywoman Bleeds, School´s Out (increíble cuando sonó), No More Mr. Nice, I´M eighteen, Billion Dollar Babies, Feed My Frankenstain y por supuesto Poison, escuchar este tema en directo sólo es comparable a escuchar en vivo temas como The Final Countdown de Europe, I Was Made for Loving You de Kiss o The Trooper de Iron Maiden.

Y Alice? Pues como era de esperar súblime, moviéndose a todas horas con más de tres cambios de vestuario, interactuando con sus músicos y con el público además de con la bailarina que lleva para el espectáculo, haciendo gala de una gran voz (parecía que estabas escuchando el disco en tu casa) y de sus capacidades para la esgrima y el teatro, no faltó la orca ni sus típicos “trucos macabros” bebe ensartado incluido.


Para el final quería dejar algo especial para mi, y es que por primera vez conseguí algo en un concierto y esto ha sido nada menos que una de las baquetas, fue pura suerte pero bueno nunca me olvidaré de este hecho y ahora su propietaria tiene un recuerdo que poca gente puede decir que tiene. Ojalá todos los conciertos fueran así.

4 comentarios:

milo dijo...

Estoooo, ¿El ron te gusta también Extra-Añejo? ;)

Yota dijo...

jjajaja, muy buena milo.

Lo cierto es que soy más de ginebra, pero yeah, los viejos rockeros son los mejores.

Van Hessa dijo...

Qué bueno el título de la entrada...!

Yo he visto a Alice dos veces y ambas me lo he pasado muy pero que muy bien.

Y también iré al Kobeta. Todo listo. Qué grande...

Anónimo dijo...

Grandiosoooo!!! no tengo palabras para describir al Sr Alice cooper con esad edad y como canta y como actúa, xq es un artista!!

Mereció la pena toooda la espera y ver a Iron Man y un viaje fantastico como siempre por la compañia..

Y tengo mi tessooooroooo aunq sea un palo de madera, como opinan algunos no entendidos.. es q hay gente que..