miércoles, junio 24, 2009

KOBETASONIK 2009: ¡FUNKYYYYYYYY!

Por segundo año consecutivo me acerco al Kobetasonik de Bilbao en su segunda edición y aunque a priori nuestra intención era ir al Metalway por ver a Heaven & Hell (dios, menos mal que no lo hicimos dada la que se montó), pero cuando se cambió la actuación de Motley Crue al sábado y se confirmaron el resto de las potentes bandas del cartel, en un sabio acto de cordura modificamos los planes y para el norte que fuimos.

Es un festival joven, sólo un par de ediciones pero creo que estamos ante un festival que puede llegar a convertirse en el mejor de nuestro país dada la variedad de bandas y estilos que abarca, de hecho este año los cabezas de cartel eran casi lo de menos y muchos habríamos preferido que el viernes por ejemplo fuesen Journey en lugar de Marilyn Manson los reyes del cotarro.

Antes de entrar en la materia de bandas destacar el buen sonido de todas las actuaciones en especial las de el escenario más pequeño y que el tiempo acompañó bastante el sábado con un calor no muy fuerte y nubarrones que quitaban el sol. Además y dado el chaparrón que azotó bilbao el viernes, los responsables esparcieron tierra por todos lados para evitar que fuera un barrizal como el Extremusika y resultó una idea cojonuda. Por fin pude comer y cenar algo decente en un festival con comida variada y a precios más o menos asequibles, había muchos baños y en general estaban bastante limpios. A destacar la escasa asistencia y es que entre los dos días apenas hubo 28.000 personas, que por mi perfecto que así estamos más cómodos, pero me parece un número muy pobre.

Empezamos con Lauren Harris, muchas críticas sobre la pequeñina del gran Steve Harris, pero mirad si tenerla hasta en la sopa me sirve para que el año que viene Iron Maiden paren por España en la gira de su nuevo disco, pues lo mismo da la verdad. Es la segunda vez que veo a este pibón, y no es más que eso, está muy buena y me gustó más el sonido del primer concierto. Además no se que cojones toca, sólo tiene un disco y la mitad del setlist no está ahí.

God Forbid son muy bestias, y a quien le guste el Metalcore debe de flipar con su último disco “For the Lions” pero nosotros aprovechamos para comer y me acerqué a ver un par de temas, en fin, no estuvo del todo mal pero pasando. Con toda la solana a las cuatro y cuarto (puntualidad digna de elogio en todo el festi) tocaron los yankis y yonkis de Buckcherry. La primera vez que la banda pasa por España y esperemos que no sea la última, muy buena actuación llena de temazos de su último disco y alguna que otra versión. Muy macarras sobre el escenario y contaron con un público muy entregado.

Después tocaba seguir repitiéndose y por segunda vez este año vimos a DragonForce, me causaba mucha pereza ver a esta banda inglesa de Speed Power Metal porque su virtuosismo los hace muy pesados sobre el escenario. Pero sonaron muy bien y animaron mucho el concierto con un teclista majara y unos borrachos como guitarristas. El cantante para variar increpaba a sectores del público y les escupía agua.... y que haya gente que se mate porque le escupan..... no lo entiendo.

Volviendo al Stage 2 para ver a uno de mis favoritos del Kobetasonik. Paparoach, si hay una banda que ha evolucionado a lo largo del tiempo es esta. Del estilo NewMetal que tanto pegó hace unos años con Limp Bizkit o Linkin Park a un hardrock modernete. La lástima que ciertos temazos suenen distintos dado el nuevo estilo y que empezasen con “Between Angels and Insects” canción con la que me habría emocionado todavía más si hubiese sido el colofón.

Vuelta al escenario principal y aquí ya empezábamos a ser casi todos los que estuvimos en el concierto final. Tocaban Ántrax que hacía un par de años que no pasaban por España. Se echa de menos a Belladona pero el nuevo cantante no lo hace mal. Nueve temas de thrash metal puro y que gracias a dios incluían ese himno de mi infancia que es “Antisocial” momentos como estos en los que escuchas una canción que has oído mil veces desde los tipos de las TDK hasta los del IPOD y que por distintas razones pensabas que nunca escucharías emocionan como pocas cosas en la vida, o al menos a mi me pasa eso.

Una decepción para mi fue la cancelación de Thin Lizzy por problemas físicos, ya son tres veces las que me he quedado en las puertas de ver a los irlandeses, en fin... otra vez será. Pero en su lugar vino Lizzy Borden, toda una leyenda del rock americana. Un espectáculo ver a esta banda, con un espectáculo a lo “Alice Cooper” con la muerte, máscaras y demás tocaron muchos temas inspirados en diversas historias y destacó la escenografía con una bailarina de streptease que era mordida en el cuello y se desangraba, además en un momento del concierto bajó a donde estaba el público a estrechar las manos y llenar de sangre falsa a la peña. Con mi sentido de oportunidad me fui a mear durante la actuación (el calimocho a litros es lo que tiene) y cuando volví estaban tocando Tomorrow Never Comes, mi canción favorita. Y desde aquí lanzo un consejo a Lizzy, si quieres sacar pivones en cuero al escenario, o las pones a dieta o no saques a esa rubia lorzona que daba mucha pena pues casi ni se movía.

Mientras nos tomábamos nuestra merecida cena vi sentado (muy a mi pesar) a In Flames, otro de los grandes del festi, poco que decir tocaron una de mis canciones favoritas de los últimos años “Delight and Angers” Muy correctos en el escenario pero no puedo añadir mucho más.

De Dreamtheater pasamos porque son un puto coñazo y además queríamos ver en buena posición a Motley Crue, así que con paciencia nos pusimos en la sexta fila aproximadamente y mientras charlábamos con el resto del respetable (una de las cosas más entretenidas que se puede hacer esperando un concierto) pasaba el rato. A las doce y cuarto salen los Motley y empiezan con tres canciones brutales, buen ritmo, Vince moviéndose por todos lados, Tommy Lee animando el cotarro pero de repente antes del cuarto tema un pedazo de sólo de guitarra aburrido hasta la muerte cuyo autor debe de estar bastante cercano a ella. Cero en escenografía, apenas unos globos gigantes que eran tirados al público, las pantallas no mostraban imágenes del concierto sino un montón de tías en tetas y paridas varias. La famosa batería giratoria no apareció por ningún lado. Y encima Tommy Lee alargaba y rompía el ritmo todo el rato, hubo una vez que se pusieron a presentar a los miembros de la banda y alguno ni siquiera estaba en su sitio cuando le nombraban.

Bochornoso, además NO se puede acabar un concierto con una balada, por buena que sea y coño hora y media de concierto para once miseras canciones, si las hubiesen tocados seguidas en cincuenta minutos como el resto de bandas diría, DIOS que conciertazo pero de verdad, para lo que hicieron cualquier otra banda merecía ser cabeza de cartel antes que ellos. En lo musicalmente estricto estuvieron geniales, grandes clásicos, pero faltaron Bitter Pill o Too Fast To Love y dos canciones de Saints of Los Angeles. Pero la sensación de estafa no me la quita nadie, vale que ya no estarán para muchos trotes pero lo del sábado por la noche fue lamentable. Menos mal que el resto de bandas cumplieron. Pero algo que para mi fue muy inquietante ¿dónde estaban las gruppies? Que donde yo vi el concierto, la única mujer era mi amiga y el resto eramos tíos, desde luego la jevi que no ligue no será por falta de oportunidades.... dicho esto sin acritud ni machismo of course.

Y esta ha sido mi crítica que mañana ampliaré con fotos pero que esta tarde ya no me da tiempo. Espero repetir el año que viene, con la misma gente y de verdad sin formar tanto revuelo sobre si asisto o no. Gracias por la compañía que como siempre fue excelente, la mejor que se puede tener. ¡El año que viene más!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Txema, querido.. echaron paja, no tierra..

Con esa puntualización y con la de q creo q se llama Josh si no recuerdo mal el cantante de Buckcherry y q bueno esta y no es yonkie!!

Musicalmente hablando muy buen sonido, veremos este finde.. y Motley que organice bien los conciertos o los reduzca!!

Y por lo demás, me rei muxo.. viva el funky!!

Van Hessa dijo...

Josh Todd es bastante yonki, sí, jejejeje!!

Yo vi bastantes chicas... lo normal.

Yota dijo...

Lo ves Laura Dos a uno con que Josh es un Yonkarra.

Y joder Van hessa, yo puede que haya visto demasiadas veces Rock Star, pero esperaba más titis en mallas.