martes, julio 21, 2009

MADELMAN 2050. Aquellos Maravillosos Años.


Hoy me he puesto nostálgico, he pasado por una antigua tienda de regalos en mi ciudad y he visto que han debido estar rebuscando en lo más recóndito del almacén y han sacado una caja que debían de tener empaquetada desde hace casi veinte años. ¿Su contenido? Pues ni más ni menos que un montón de blisters nuevecitos de Madelman 2050.

Para aquellos que no superen el cuarto de siglo probablemente estos juguetes no les suenen para nada, pero a finales de la década de los noventa tuvieron su momento de auge. Esta serie de figuras de acción fue el intento de Madelman de no hundirse y de modernizarse en un mercado donde las figuras de acción de tamaño reducido (comparadas con las todopoderosas Masters del Universo) era prácticamente dominado por los G.I.Joe y los Transformers de Hasbro, con el permiso de Lego (Tente ya empezaba a hundirse) y Playmovil.

Como solía ser habitual en los juguetes de la época se le intentó dar una historia a toda la colección que era ésta: En un futuro la raza humana estaba en guerra con una raza alienígena llamada los Zarkons, disponían de todo tipo de ingenios y tecnología para enfrentarse entre ellos pero los humanos disponían de la capacidad de desenmascarar a los zarkons que tenían la habilidad de hacerse pasar por humanos.

Esto trasladado al mundo del plástico era lo siguiente: los villanos iban todos con casco y tras la cabeza tenían un imán que al ponerlos cara a cara con uno de los héroes la cara daba un giro de 180º y revelaba al enemigo original. Todos los héroes tenían imanes en las plantas de los pies por lo que se podían pegar a cualquier superficie metálica, lo que en aquella época era la caña claro. La base principal, llamada de manera muy original “baseltrón” se abría en dos como un huevo kinder y estaba plagada de maquinitas y trampas, yo lo tuve junto con un par de muñecos de los nuevos y el Scorpion de los malos.

Dentro del ámbito comiquero. Los Madelman 2050 seguían la tradición de los He-Man de Mattel y llevaban con ellos un pequeño cómic. ¿Hace falta decir que todavía conservo esos tebeillos? Afortunadamente he resistido la tentación de comprarme esos muñequitos esta tarde.







3 comentarios:

Pater dijo...

yo pasé de los playmovil a los GiJoe... los madel ni los olí, vamos XD

saludos!

guevillos dijo...

finales de los 80, gracias por hacerme sentir viejo... :(

IvánN Díaz dijo...

yo era de los GIJOE, jamás tuve Madelmen!