martes, julio 07, 2009

METALWAY: SÁBADO ¡BATTLE HYMN! Y ¡MEJOR REÍRSE!

Con algo de retraso, menos chispa y mucho calor os traigo la segunda parte de la crónica del Metalway del 2009, la primera vez que acudo a un festival completo (bueno realmente es el 50 % porque eran dos findes, pero ya me entendéis). El sábado por fortuna acudía al festival con mucho mejor humor, no había dormido nada la noche anterior, tenía vertigos y para colmo un cardenal de la ostia en el costado izquierdo por mi lección de vuelo improvisada. Pero con un nuevo mantra bajo el brazo “¡Mejor Reírse!”

A eso de las tres y bajo un sol de justicia pude ver por fin a Primal Fear, una de las bandas que más ganas tenía de ver en directo, tocaron muchos temas del último disco pero no faltaron clásicos del Nuclear FIRE y anteriores. Tal vez en su contra pueda jugar un poco en su contra que se parezcan excesivamente a Judas Priest, y es que Halford y compañía no tienen parangón. Aún así, gustaron y mucho.

Más tarde llegó un rato de relax porque en la carpa del infierno ¿a quién se le ocurre hacer una carpa negra con un escenario enanisimo en ella y dónde todo el mundo estaba apiñado? Que calor más infernal por diso. Tocaban los Destruction, pero a mi me la sudaba, ese trash metal a peñón fijo no va conmigo. Tras un rato al sol, llegaron Pretty Maids, una banda europea que no ha tenido el éxito deseable en España pero que siempre cumplen, no en vano llevan más de 20 años en esto y el hard rock siempre mola.

La jornada continuaba y parecía que el sol se escondía un poco, aunque no lo parecía a juzgar por los litros de calimocho que llegamos a bebernos ese finde. Así que tras un interludio Dark Tranquility salieron a la palestra, pese a que quería verlos, no estuvieron muy finos, la selección de temas no fue muy allá y faltaban las voces femeninas que tanto arreglan sus discos de estudio.

De Moonspell pasamos, yo no me encontraba muy allá y además son un coñazo y no quería dormirme, así que por fin tras hora y media parados tocaron Gotthard, que conciertazo señores, lo que más me gustó del festival tras Manowar. Los suecos se marcaron una hora de hardrockeo con versión de Deep Purple incluida, a este grupo lo pienso seguir mucho más a partir de ahora. La pena fue que se centraron demasiado en los últimos dos discos, ¿La canción? “Top of the World”.

Ya lllegando al anochecer, Stratovarius salieron al clamor de su público, pues son una de las bandas más queridas en España de cuantas tocaron en el Metalway. Presentaban Polaris y fue bastante coñazo, no se echó de menos a Timo Tolki. Pero aburrieron mucho con el repertorio y la gente apenas se movió con Hunting High and Low, Kiss of Judas o Eagleheart.

No voy a hablar de Inmortal, que pese a que estaba en frente para verlos de puta madre, su actuación me la sudaba y mucho, además me acababan de destrozar la uña del dedo gordo del pie. Lo importante es que a la una y media con la música de Ben-Hur salieron al escenario los americanos Manowar. Pocas veces he visto un espectáculo tan heavy y épico como éste. Fuego y música potente. Empezaron con el tema que da nombre al grupo y aunque faltaron un par de temas, con el Heart of Steel, Warriors of the World, Hail and Kill con eso me sobró para flipar como pocas veces. Que épica fue la canción de Battle Hymm, que entrega la de la gente que estaba a mi alrededor, saludos para Paco y Pablo que jamás leerán esto. Hubo doble bis, fuegos artificiales y un corto de Dimagio que a diferencia de lo que me suele pasar con estas cosas, ¡me encantó! Que grandes los Manowar y que ganas de volver a verlos.


Y con esto se cierra el capítulo de festivales este año, entonaré el mea culpa, por todo lo que monto alrededor de ellos y espero que todavía haya muchos más por venir ¡En el extranjero incluso! Saludos para todos con los que estuve o hablé, e incluso para la fea!

1 comentario:

Anónimo dijo...

Battle! battle hym!!

Esta vez si que lo puedo poner aqui no???

Y Gotthard toco the oscar goes to you..!!!

En lo demás coincido casi en todo, asi que acepto la crónica del segundo dia del metalway, y yo esta vez me lleve un mordisco en la cabeza, aunq tampoco lo va a leer el causante!