domingo, septiembre 20, 2009

DISTRICT 9: Prohibido el paso a los No Humanos.


¿Por qué no han traducido el título? Joder, es que Distrito 9 tiene el suficiente tirón para que no sea necesario dejarlo como District 9. Pero dejada de lado esta divagación me voy a centrar en la que ha sido una de las mejores películas del año hasta ahora visto lo visto y sin duda una de las grandes cintas de ciencia ficción de los últimos años.

Producida por Peter Jackson, que no vayan a pensarse pero tan sólo ha puesto los treinta millones que ha costado y que visto lo visto y el dinero que tiene que tener este hombre pues no es tanto. Y dirigida por el desconocido Neil Blombkamp, el que fue elegido por el propio Jackson tras descubrirle gracias a un cortometraje de Halo que circulaba por la red y fue contratado para trabajar en la hipotética película basada en el juego que tras seis meses de trabajo se fue al traste.

La historia es realmente interesante, llena de clichés pero con puntos de vista novedosos. Una nave con un millón de alienigenas se estrella en Johannesburgo, allá por Sudáfrica, y como bien dicen al principio de la película por una vez la nave nodriza no va a parar sobre Nueva York o Washington sino sobre el gran país africano. Rápidamente los aliens son contenidos en un área denominado Distrito 9, donde están hacinados y en condiciones miserables. Durante un realojo liderado por Wikus Van de Merwe, éste al hacer un registro de una chabola se ve infectado por una sustancia negra que poco a poco va causando estragos en su cuerpo... lo que le permite usar las armas alienígenas que hasta ahora habían sido imposibles de manipular por el ser humano.

Y esta es la trama principal que ocupa las casi dos horas de película. Con un comienzo un poco lento grabado en estilo documental con constantes primeros planos del protagonista nos adentran en el nuevo mundo de Distrito 9 y como está organizado, nos presentan a la raza extraterrestre que como es lógico no tiene nombre. Hasta que todo se complica y empieza la masacre y los tiros.

Pese a lo escaso del presupuesto, la realización técnica de la cinta es impresionante, con un diseño espectacular de la nave nodriza y un buen número de bichos en pantalla que se aprecian perfectamente pues casi toda la acción transcurre a la luz del día. A la hora de mostrar sangre no se han quedado cortos y hay desmenbramientos por doquier, cabezas voladas y cuerpos que explotan en una riada de sangre y vísceras. Las armas tienen un diseño parecido al de Halo como no podía ser de otra forma siendo quien es el director y el rato en el que el protagonista se pasea en un Mecha de Combate sospechosamente parecido a uno de los robots de Evangelion es una auténtica pasada.

NO quiero terminar esta crítica sin comentar el mensaje implícito sobre el apartheid sufrido por los aliens con grandes similitudes con el sufrido por los seres humanos en la historia real. Con momentos de crudeza que hacen que nos preguntemos quienes son más bárbaros si los extraterrestres o nosotros. Ahí lo dejo. Pero que nadie se confunda, esta es una película compleja, completa y 100 % disfrutable.




NOTA: 9/10

4 comentarios:

Mike Lee dijo...

Coincido con lo que comentas, uno de los títulos a tener en cuenta de este año.
Una película con mensaje, muy bien llevada, con un acabado más que decente y que plantea temas interesantes.
También me encantó el protagonista, lo mal que lo pasa en la película.

¡Saludos!

Conner Kent dijo...

Hay una cosa que me gustó mucho de la trama y es que no es una montaña rusa, sino que va in crescendo durante todo el film. Lo malo es la manía que tenemos aquí de doblar a la gente de color como si fueran subnormales, es que no lo acabo de entender.

Merrick dijo...

Genial peli. Sólo le sacaría un defecto: El militar malo malísimo tópico hasta cansar. Por contra, el prota se sale!!

Yota dijo...

Gracias por los comentarios. Lo cierto es que es de lo mejorcito que hay, y quitando un par de tópicos la peli es perfecta.