viernes, septiembre 11, 2009

GAMER. ¿Podrás superar el juego?



Ya se ha estrenado la última película de ciencia ficción que resultaba ser la esperanza del género para este año 2009, con excepción por supuesto de la probablemente fabulosa Distrito 9, y la verdad no ha sido para tanto. Un discreto estreno en Estados Unidos colocándose como la cuarta película más vista ese fin de semana con unos 10 millones de dólares recaudados y aquí en España se ha estrenado de tapadillo, porque quitando unas marquesinas en la calle, ni trailers en el cine, ni spots en la tv, nada...

Y en parte lo entiendo porque la película aunque está bien y tiene elementos muy interesantes, deja una sensación muy de deja vu, de haberlo visto antes y las restricciones presupuestarias tampoco ayudan. Pero hablemos un poco del argumento: Situados en un futuro diatópico, el mayor entretenimiento de la sociedad son los extreme Reality Shows, una evolución al Gran Hermano que nunca hubiéramos imaginado. Lo que empezó por un programa llamado “Sociabilidad” donde una persona desde su casa controla a un ser humano “real” dentro de un recinto y hace lo que quiere, porque allí no hay reglas, vamos lo que viene a ser una siniestra versión de los Sims.

Pero la cosa no acaba allí y la siguiente evolución del programa da lugar a otro llamado “Slayers” donde un puñado de convictos son controlados en un frenético juego de guerra que rompe audiencias y que tiene como premio la libertad para aquel recluso o reclusos que sobrevivan a treinta batallas. Siendo Kable (Gerard Butler) el jugador más famoso aunque por supuesto está en Slayers de manera totalmente injusta. Como no podía ser de otra forma también hay un grupo denominado por el gobierno como “terrorista” llamado Humans que aboga por la libertad intelectual y de raciocinio humana que choca frontalmente con los intereses de Ken Castle (Michael C. may) principal ideólogo del programa.

Como podéis leer la película bebe de argumentos conocidos como Minority Report, 1984, Tron o sobretodo Perseguido, aquella película ochentera del Chuache que se basaba en un libro de Stephen King. Las escenas de acción aunque escasas están muy bien y no han escatimado en sangre y vísceras, a veces la pantalla parece una partida multijugador del Gears of War. La escenas que muestran el juego social similar a los sims que he mencionado antes son descacharrantes y sobretodo curiosas. Un acierto de la cinta es que no han pretendido hacer de ella un mensaje moralizante sobre hacía donde se dirige el ser humano y demás y a pesar de que es algo más que una cinta de acción se queda a medio camino de lo que podría haber sido una película de culto, quizás el tiempo la deje en su lugar.

Los actores la verdad es que no resultan muy destacables, el cada vez más en alza Gerard Butler se limita cumplir el expediente, y Michael C. Hall que borda su papel televisivo de Dexter es un poco histriónico y sobreactuado. A destacar tal vez el breve papel de John Leguizamo que siempre es un gustazo verle en la pantalla aunque aquí sea un calco de su actuación en Asalto al Distrito 13. Por cierto, ausencia de total de una banda sonora decente.


NOTA: 7/10

3 comentarios:

Mike Lee dijo...

La propuesta no tiene mala pinta, pero lo que comentas de los actores o la banda sonora no acaba de convencer.

¡Saludos!

Pater dijo...

... y aún así le has puesto un pedazo 7, caray XD

saludos!

Yota dijo...

Umm un 7? ni me dí cuenta XD

Es entretenida, eso por lo menos.