lunes, octubre 19, 2009

HAMLET: Gira "La Puta y el Diablo"



El pasado sábado acudí a la pachanguera Joy Slava de Madrid a ver a Hamlet, grupo local y uno de los principales avatares del Hardcore Melódico nacioal. Ha sido la sexta o la séptima vez que veo a la banda en directo. Todo a lo largo de los últimos diez años desde que tenían un sonido machacón a peñón fijo con la batería hasta el sonido mucho más pausado (pero sigue siendo potente) y melódico de sus últimos trabajos. Nueve discos que llevan grabados la banda del novio de Pilar Rubio, como por desgracia se les conoce en algunos medios de comunicación... cuando incultura hay en este país.

Comenzaré hablando brevemente de los teloneros, y digo brevemente porque aunque tocaron su único disco casi completo en los cuarenta y cinco minutos que tenían, la verdad es que no me gustaron nada. Se llaman Infernoise y me parecen un imitación bastante chapucera de los Sepultura de Max Cavalera. Joder si hasta tuvieron la osadía de tocar una versión de Iron Maiden, Aces High, y hasta que no llevaba un buen rato no la reconocí. Más que una versión, fue una venganza.

Y con una puntualidad pasmosa, cada vez más frecuente en los conciertos a los que asisto y que siga así por mucho más tiempo, a las nueve en punto de la noche salían Hamlet al escenario. Lo primero que llamaba la atención es el aspecto cuarentón y desaliñado de Molly, lejos están los tiempos en los que salía a cantar con el pelo engominado y con americana, pero una vez pasado este “sobresalto” y con los primeros acordes del single con el que lanzaron su último disco “La Puta y el Diablo” todo volvió a ser lo que era. Y la furia desgarradora de esta banda sobre el escenario contagio a una sala que si bien no estaba llena, tenía una entrada más que aceptable. Pues tenemos que tener en cuenta la avalancha de conciertos de esta época y que además todo el mundo ha visto a Hamlet varias veces.

Eche de menos algo más de chavalería en el concierto, pues parece que no está habiendo mucho relevo generacional, pues vale, ni falta que hace XD. No voy a hablar de la calidad técnica pues los Hamlet son una banda capaz de retrasar su salida al escenario todo lo que sea necesario con tal de que su sonido sea el que ellos buscan.

Y en cuanto al setlist, pues bastante sobresaliente y con la grata sorpresa de que en temas míticos como “Irracional” y “J.F.” no buscaron la complicidad con el público y los tocaron seguidos y de una tacada sin dilatarlos ni interrupirlos (cosa que odio), sonaron también “Limítate”, “Denuncio a Dios”, “Déjame Entrar”, “Tortura-Visión” o “Muérdesela” entre otros grandes clásicos de la banda, con un set bastante largo y para nada pesado.


Ver a Hamlet en directo siempre es una garantía y supongo que intentaré volver a verlos en futuras giras, en la prometida segunda vuelta de ésta no, porque bastantes conciertos tengo ya en perspectiva.

No hay comentarios: