jueves, noviembre 26, 2009

AWAY WE GO. Un Lugar Donde Quedarse.


Sam Mendes es uno de los directores más fiables del panorama actual. Todas sus películas suelen ser garantía de calidad y aunque no he visto Revolutionary Road (no me llamaba nada la trama). Esta “Away We Go” traducida en España de manera incomprensible como “Un Lugar Donde Quedarse” me llamaba mucho la atención y tuve la oportunidad de verla el sábado pasado en gloriosa versión original.

La película es genial. Todo comienza con una escena en la que Burt Fanlander (John Krasinski) le está comiendo el coño a Verona de Tessant (Maya Rudolph) y gracias al “sabor vaginal” intuyen que ella está embarazada. A partir de ahí comienza la encrucijada de buscar un buen lugar donde tener y criar a su hijo, pues la joven pareja viven a tomar por culo de todo el mundo y el trabajo de él tampoco es para tirar cohetes.

Así que en forma de Road Movie con toques de filme independiente e intimista. Desde el principio de la película la pareja toma la decisión de ir visitando uno a uno a todos las personas que conocen o les quedan en el mundo para ir dándose cuenta que cada cual es más diatópico o disfuncional que el anterior. Comenzando con unos padres de él que no piensan más que en si mismos (con un genial e irreconocible Jeff Daniels), pasando por la mejor amiga de la infancia de ella que está a un paso de ser alcohólica, tiene un marido medio retrasado un hijo autista y una hija lesbiana. Aunque la mejor es sin duda una amiga de él, interpretada por Maggie Gylenhaal, sensacional en el papel de hippie setentera que aborrece los cochecitos de bebés. Dan ganas de ir a buscarla a su casa y partirla la cara.

“Away We Go” es principalmente una comedia, aunque tiene momentos muy duros sobre los que reflexionar, al respecto del sentido de la vida y de cual puede ser el mejor camino a seguir, siendo todos los posibles inseguros y de incierto final. La fuerza de la película está cimentada en unos actores muy sólidos. En especial John Krasinski, al que todos conocemos gracias a su genial papel de Jim en The Office. Aquí la verdad es que hace un papel bastante parecido con su característica sonrisa cuando todo parece que va mal.

Para acabar de sellar un producto redondo tenemos una banda sonora donde el folk y el rock más tradicional dejan de lado a la banda sonora instrumental.




NOTA: 8/10

2 comentarios:

The Korinthian dijo...

Buen post

Yota dijo...

Muchas gracias por el comentario maestro!