miércoles, noviembre 11, 2009

EL FUGITIVO de Stephen King.


Bajo el seudónimo de Richard Bachman, Stephen King escribió este apasionante libro de Ciencia ficción futurista en 1982. Dónde creó un futuro lleno de corrupción y contaminación donde la mayoría de la población se muere debido a la contaminación del aire. La clase media ya no existe, o eres un dios, o eres una rata, sin termino medio. Para controlar y calmar a las masas, las corporaciones crearon la librevisión que se sustenta en toda una serie de programas donde los seres de las clases bajas hacen cualquier cosa que atenta contra su dignidad e incluso contra su vida. Se enfrentan a descargas eléctricas, a electro-shocks, brutales palizas y luego está el programa estrella “El Fugitivo”. Donde uno o dos participantes tienen que mezclarse entre la gente y tratar de huir de los cazadores que van en su busca.

Los más avispados ya se habrán dado cuenta de que es el mismo argumento de una película de 1987 del chuache. “Perseguido” la llamaron aquí, y es una adaptación bastante libre del libro de Stephen King (el libro menos sobrenatural y fantástico que ha escrito hasta la fecha). De hecho sólo coincide en el nombre del protagonista “Ben Richards” y en el del magnate de la TV “Killian”. En el libro, no hay tantas conspiraciones, ni cazadores con nombres clave, ni escenarios esperpenticos. Que aunque la película me encanta y la veré de nuevo en breve. El libro está mucho mejor.

Ben Richards es un hombre de 28 años, con una esposa y una hija pequeña que se muere, para salir del aprieto se presenta en la “Cadena” y es elegido para el programa de “El Fugitivo”. Richards es un rebelde inconformista, se ve a si mismo como amoral y antisocial y sólo quiere bienestar para su familia. Resulta elegido para el programa estrella y deberá sobrevivir un mes si quiere volver a ver a sus seres queridos. Pero no será fácil.

Una novela brillante en todos los sentidos que muestra una sociedad deshumanizada cuyo único entretenimiento y modo de escapar de la rutina y de la miseria de la vida cotidiana es ver un espectáculo que se asemeja a los circos romanos. Stephen King crea una novela que está secuenciada como una cuenta atrás con cien capítulos que van ganando intensidad. Todos y cada uno de los personajes que aparecen son fascinantes, siendo claro está Ben Richards, el mejor de todos ellos. Los cazadores están en un muy segundo plano y los que resultan tan interesantes como el protagonista son aquellos que como él viven al margen de la sociedad y que de una forma u otra se mostrarán dispuestos a ayudarle.

Y menudo final señores, ahora mismo y debido a los sucesos de hace unos años que no voy a mencionar para no dar pistas, no sorprende tanto y se llega a intuir por donde van a ir los tiros, pero leer este libro hace una década tendría que haber sido algo flipante. Y es que como dicen: la realidad supera siempre a la ficción.



NOTA: 9/10

3 comentarios:

Mike Lee dijo...

Tiene muy buena pinta, aunque sólo sea por el maestro King.

¡Saludos!

Mythos dijo...

Y yo que creía que ya nadie leía a Stephen King xD

Yota dijo...

Gracias por los comentarios! Pues si, yo sigo leyendo a Stephen King XD
de hecho he comenzado a leerle este año XD