jueves, enero 28, 2010

FÁBULAS: Las Edades Oscuras. Y el Mal llegó a Villa-Fábula


Un nuevo tomo de Fábulas siempre es motivo de júbilo y celebración, no en vano es una de las mejores series del mercado y como reza su contraportada lleva ya ganados doce premios Eisner (bien es cierto que unos pocos son “sólo” por las portadas) y los que le quedan.

No sabía yo muy bien como acercarme yo a este tomo pues los últimos tres tomos habían llegado a una cotas de calidad difícilmente imitables. La saga de la guerra total y definitiva contra el Imperio es algo muy difícil de superar. Pero este tomo de “Las Edades Oscuras” si bien no lo supera, se queda muy cerca. Que cabrón más habilidoso es Bill Willingham cuando yo pensaba que no podía joder más a los protagonistas de la serie y es que la felicidad por haber derrotado al Emperador de una vez por todas no les ha durado nada.

En las Edades Oscuras, un nuevo y peligroso mal relacionado con la magia se alza contra Villa-Fábula y todos sus ocupantes. Y es que tras cada guerra, siempre reina el caos y del caos sólo puede emerger algo maligo y en este caso el señor Oscuro (nada que ver con Harry Potter) volverá al mundo para hacerlo más ejem, oscuro que nunca. Willingham se lo monta de muerte y nos deja pegados al tebeo durante los cinco episodios que dura la saga en los que apenas sabemos nada del personaje, unicamente que no estará solo y que su regreso puede llegar a provocar una nueva rebelión en la granja.

Como bien dijo mi amigo Oneyros, estamos ante uno de los tomos más tristes de la colección pues en él deberemos de despedirnos de otro de los más queridos personajes de la serie que lleva con nosotros desde el principio y que es difícil que vuelva pues tal y como explican Pinocho, Papamoscas y el señor Tejón, apenas era protagonista de un “poemilla” y nadie se acuerda de él. Muy triste la verdad.

El tomo lo cierra una historia serializada en cinco breves episodios en la que Mowgli vuelve a su mundo natal para inspeccionar un posible reasentamiento de Villa Fábula en él y volverá de su misión, sipe, no diré si con éxito o con él pero no volverá sólo XD

La saga principal está dibujada de manera magistral como siempre por Marc Buckingham, mientras que los otros episodios están ilustrados por gente muy capaz como Mike Allred, Peter Gross o David Hahn pero que a mi personalmente se me atragantan bastante. Pero todo sea para que el bueno de Bucky dibuje tan divinamente los episodios de los que se encarga.


NOTA: 8/10

2 comentarios:

The Korinthian dijo...

Un nuevo inicio complicado, pero que se resuelve bastante bien, tratando magistralmente a los personajes.

Yota dijo...

Gracias por el comentario.

Lo cierto es que es algo díficil como comentas empezar despues de un punto algido. Pero Willingham cumple