jueves, enero 21, 2010

HÉROES: Villanos y Fugitivos. Caca de la vaca.


Me tengo que poner al día con un montón de series U.S.A y no se porque he tenido que empezar precisamente por Héroes. Me he tragado de un tirón la tercera temporada que estuvo dividida en dos volúmenes: Villanos y Fugitivos. Y una vez terminada no puedo estar más que de acuerdo con toda la mierda que le han tirado encima a la serie.

Yo que era de los defensores acérrimos de la serie pese incluso a la segunda floja temporada he acabado harto del sin dios que han montado los guionistas en esta ocasión y claro es que estando Jeph Loeb por el medio nada bueno puede salir.

Esta tercera temporada se les ha ido de Madre: Un montón de personajes nuevos con poderes cutrillos para hacer que sea más barato mostrarlos en escena: ¿El Titiritero? Por dios..... la velocista no estaba mal. Pero es que es todo una maldita rallada como si de un puto capítulo de Star Trek setentero se tratase con mil viajes en el tiempo y carambolas temporales. Algo de lo que han abusado demasiado estos dos volúmenes es del recurso del flashback, joder, no creo que haga falta que nos cuenten de donde viene cada cosa una y otra vez. En especial Sylar, menudos traumas que tiene el nene, y por cierto ¿se ha olvidado de todos los poderes que tiene? ¿lo mismo le pasa a Peter? O más bien es que no había dinero para mostrarlos.

Aparece Ali Larter, pero ya no es Nikki, es una hermana gemela perdida que congela a la gente. Peter es malo, luego es bueno, luego no lo sabe. Su hermano Nathan es peor. Noah Bennet lo hace todo por su familia pero no para de cagarla una y otra vez. En el volumen de Villanos, se supone que es el fin de la compañía y está centrado en la familia Bennet-Petrelli. Demasiado centrado. Los capítulos más interesantes son en los que sale Eric Roberts. Tendría que repasarme la serie pero creo que incluso se contradicen cosas que se establecieron en temporadas anteriores.

Dentro de la parte buena está el cameo de Seth Green como dependiente de cómics y las mil y una referencias frikis que tiene la serie. Aunque como digo porque tienen que darle tantas vueltas a todo? El sentido del heroísmo para Hiro, la familia para los Bennet, hacer lo correcto para Peter, buscar no seque en Sylar. ¿Por qué no tirar para adelante? Luego está Suresh, que como éramos pocos, pues parió la burra y también le dan poderes, no explican muy bien sus “toques arácnidos” y todo queda en nada.

Y como quien no quiere la cosa llegamos a Fugitivos, que parte de una premisa más interesante pero que está completamente plagiada de la Civil War de Marvel y es que Nathan Petrelli crea un grupo especial que trabaja para el gobierno de los USA que se dedica a encarcelar gente con poderes y los retiene en el edificio 23, que es algo parecido a la prisión de la Zona Negativa. Hay un capítulo muy molón con un epílogo muy prometedor con Peter diciendo que a partir de ahora tienen que hacer lo que sea para sobrevivir, pero nada, agua de borrajas. Todo es lo mismo unos corretean para un lado, otros para otro, mueren y resucitan, pierden los poderes y los recuperan....

Todo cambia para que todo siga igual como en el peor tebeo de superhéroes. Eso si el último capítulo me gusta, pero claro se ve a la legua que ese status quo durará el primer capítulo de la cuarta temporada y listo.


Que perdida de tiempo.

3 comentarios:

Vladek dijo...

Yo decidí abandonarla justo al finalizar fugitivos.

No voy a perder el tiempo en ver una serie que ya perdió todo lo bueno que tenia.

Jorge Iván Argiz dijo...

Dios mío, y yo con la tercera en la estantería esperando para ser vista. Y original, original, joer. Espero que al final, al ponérmela todo el mundo tan mal, logren el efecto ese de "oye, pues no era tan mala", jeje.

Yota dijo...

Gracias a los dos por los coments, y Jorge, espero de veras que te pase eso, sino, pues que no te aburras muchos.