domingo, febrero 28, 2010

BIOSHOCK. ¿Quieres?


¿Cómo es posible que haya tardado tanto en pasarme este juego? En serio. Me lo compré de segunda mano a un precio cojonudo en agosto del 2008 y no me puse a jugar con él hasta noviembre del año pasado. Más de un año en mi casa y ni lo toqué, de hecho lo compré completamente a ciegas, había leído docenas de críticas positivas y había que comprobar a que venía todo eso. Pero es que lo mejor de todo es que no sabía de que iba, pensaba que era un juego de ¡MECHAS! Solo por ver la portada.

Pocas veces he estado tan contento de haberme equivocado. Bioshock es un Shooter en primera persona que transcurre en un pasado tipo steampunk. Ambientado en los años 60 donde un superviviente llamado Jack es el único superviviente a un accidente de avión y tras ir nadando hasta un faro descubre un ascensor que le baja al fondo del mar hasta la ciudad de Rapture. Una ciudad submarina que pretendía ser una nueva cuna de la civilización pero que debido a una gestión penosa y a una serie de diversos accidentes e investigaciones genéticas ha sido tomada por los Splicers, humanos mutados con ciertas mejoras.

Así pues Jack, que seguirá las instrucciones de un misterioso personaje llamado Atlas. Irá de un lado para otro en la enorme ciudad de Rapture realizando todo tipo de misiones como recolectar tal o cual objeto o bien eliminar a algún objetivo concreto. Para ello tendrá que evitar, destruir o piratear todo tipo de robots y alarmas de seguridad, el juego pese a ser principalmente de acción tiene bastante elementos roleros como puzzles a resolver o dependiendo de las elecciones que hagamos en determinados momentos el argumento varia con él la dificultad del juego.

Estas variaciones provendrán principalmente de lo que decidamos hacer con las little sisters, ya sea matarlas o salvarlas una vez que hayamos vencido a sus Big-Daddys correspondientes, que es el personaje que aparece ilustrado en la portada. Para ello dispondremos de un buen número de armas, además cada una de ellas tiene distintos tipos de munición (algunos tipos incluso los podremos crear nosotros mismos) y los plasmidos, que son como ataques especiales que nos permiten hacer un poco de todo como lanzar fuego, hielo, electricidad, telequinesis, hacer que los malos se enfrenten unos a otros….

Todo un vicio de juego, que te atrapa y que además logra que te piques buscando y recorriendo cada rincón de los escenarios que aunque son bastante grandes, el nº de fases es relativamente reducido y el juego se acaba mucho antes de lo que sería deseable. Pero es bastante difícil y te quedas sin munición a la mínima lo que obliga a rebuscar por todas partes dólares para poder comprar más. El argumento es otro de los puntos fuertes, porque gracias a las distintas grabaciones que hay distribuidas aquí y allá vamos descubriendo toda la historia de la ciudad de Rapture, amén de un par de giros argumentales dignos de la mejor película de serie negra.

Por último indicar que al existir varios finales y distintos grados de dificultad yo voy a volver a pasármelo solo por ver el final “desagradable” XD, aunque claro la segunda parte está al salir….

NOTA: 9/10




4 comentarios:

Oneyros dijo...

Juegazo, de principio a fin. Graficos e historia increible, con una jugabilidad cojonuda.

Plissken dijo...

La segunda parte está a la altura. Continuista en el modo de juego pero con un argumento igual de acojonante. Ambos dos están en mi olimpo personal de videojuegos en una posición muy destacada. ¡Saludos desde Rapture!

quike102 dijo...

Tío estoy como tu antes de jugarlo, lo tengo, he jugado una media horita y me aburrió muuucho, me pareció un poco vacío.

Esta claro que con solo media hora no puedo valorarlo pero me da un poco de pereza retomarlo.

Todo el mundo habla tan bien de él que supongo que lo jugaré en breve.

Gracias por el análisis.

Yota dijo...

Gracias por los comentarios. Metele un buen tiento Kike, ya verás como no te arrepientes.