lunes, febrero 08, 2010

TORSO. Basada en una historia real.


Gracias al bueno de Oneyros he podido leer por fin la novela gráfica de Torso obra de Brian Michael Bendis (con una ayudita de Marc Andreyko). Tomo que pese a su escaso precio (12 Euros por más de 200 páginas) no me compré en su día porque salió en la época en la que todavía no le había cogido el punto a Bendis y lo curioso es que ahora se trata de uno de mis autores favoritos, lo que son las cosas….

Lo mejor que en mi opinión puede hacerse a la hora de acercarse a un tebeo que está basado en hechos reales es tener un total desconocimiento de este hecho y ser un completo ignorante de la historia en general XD. Como es mi caso. Sabía que el cómic iba sobre un asesino que mutilaba de tal manera a sus víctimas dejándoles sin cabeza, manos o píes que permitieran una posible identificación forense, pero no sabía nada más.

Poco podía imaginar que estaba ambientado en un Cleveland de los años treinta y que el protagonista era Elliot Ness que acababa de ser trasladado de acabar con la delincuencia organizada de Nueva York, Cleveland. Una ciudad que está tratando de recuperarse de la gran depresión que atraviesa el país y que como parece que le va un poco mejor que a las demás no hace más recibir olas y olas de refugiados, inmigrantes y gentes de todo tipo que intentan ganarse la vida, lo que facilita que nuestro misterioso asesino tenga muchas víctimas para elegir entre los estratos más bajos de la sociedad.

Una obra densa que atrapa desde el primer momento siendo sin duda uno de los mejores tebeos de género negro que he leído en mucho tiempo. Además se nota que Bendis y Andreyko se han documentado a base de bien para crear está envolvente historia donde todos los personajes tienen voz propia y nada está escrito porque si. El ritmo narrativo y la acción pueden recordar a películas como “Seven” o “Resurrección”. Donde ir siguiendo las pistas y atando cabos lleva al resultado de dar con el culpable más inesperado.

Aunque sin duda una de las cosas que más me ha sorprendido de este tomo es como Bendis ha ido metiendo cosillas suyas aquí y allá y ha mezclado la serie negra con otros temas como las relaciones personales o la corrupción política. Además de que también se encarga del dibujo de la obra, pues ésta data de cuando Bendis era autor completo (mi adorado Ed Brubaker también lo fue en su día) y aunque escribir se le da mucho mejor que dibujar, sus composiciones de página que a menudo rompen con los cánones más clásicos y establecidos: multitud de viñetas por página, picados verticales, dobles splash, viñetas que dan saltos… a veces incluso un poco difíciles de seguir. Pero sin duda es una obra que merece la pena.

NOTA: 8/10

2 comentarios:

charlie furilo dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. Como dices es un cómic que merece, y mucho, la pena. Hace tiempo que lo leí, pero en mi opinión, junto con "Powers" y "Alias", es lo mejor que ha hecho Bendis en su vida.

Yota dijo...

Muchas gracias por el comentario. Un gran tebeo. Todavía tengo pendiente de ponerme al día con Powers, pero es que los precios de Panini, ufff.