jueves, marzo 11, 2010

MILLENIUM III: La Reina en el Palacio de las Corrientes de Aire


Con un rocanbolesco nombre que no termino de entender del todo Stieg Larrson da el cierre al que ha sido uno de los fenómenos literarios más apabullantes de la última década: Millenium. Seguro que malogrado escritor no habrían imaginado nunca la relevancia y el éxito que alcanzaría su obra.

“La Reina en el Palacio de las Corrientes de Aire” empieza en el momento inmediatamente posterior a la conclusión de la segunda entrega con Lisbeth Salander debatiéndose entre la vida y la muerte, con Zalachenko vivo de milagro y con Michael Blombkvist en una encrucijada entre su labor profesional y su vida íntima.

Larrson sigue estableciendo un dominio de la serie negra envidiable y como en las dos entregas anteriores rompe los esquemas del lector ofreciendo un libro con un tema totalmente distinto al volumen anterior donde lo único que habrá en común son los personajes. Aunque en cierta forma MIllenium III no hace otra cosa que cerrar todas las tramas que se abrieron en el segundo volumen (mientras que a algunos protagonistas de la primera entrega solo se les menciona de refilón y eso con suerte) la temática es totalmente distinta.

En la conclusión de la saga Maikel y Lisbeth solo se ven al principio y después otra vez a separarse pero claro es que la trama principal irá sobre Lisbeth enfrentándose al sistema jurídico sueco y a las autoridades pertinentes que hicieron la vista gorda sobre la continuada violación sistemática de sus derechos fundamentales desde que era una adolescente: su internamiento, su declaración de incapacidad, la violación que sufrió por parte de su administrador…

También estarán presentes las intrigas políticas sobre su familia y como no, un buen número de personajes secundarios que en manos de Larrson se hacen tan interesantes como los principales. Pese a la ausencia de acción, el libro se devora como los anteriores y sus ochocientas y pico páginas se acaban en un suspiro. Además más que nunca esta parte se centrará en “Lisbeth contra el mundo”. Pueden llegar a intuirse posibles subargumentos que podrían haber conducido a más partes de la saga como según parece era intención de su autor, todo queda atado y bien atado.

No hay giros argumentales de esos que hacen que se te caigan las pelotas al suelo, ni malos muy malos y buenos muy buenos. Pero ni falta que hacen.

NOTA: 7/10

4 comentarios:

soy leyenda dijo...

Me gustó bastante esta trilogía, muy entretenida. El tercer volumen es además bastante complejo ,llegando a mezclar mil tramas secundarias que no sabes si tendrán o no que ver.

El reencuentro de la pareja protagonista al final del segundo volumen es buenísimo.

Anónimo dijo...

Yo creo que el segundo volumen y el tercero van unidos como si fuera uno y el primero independiente.

Me encantó el segundo, el tercero un poco mas de lio con la policia secreta sueca pero muy bien tambien

Conner Kent dijo...

sin duda mi favorito es el segundo, éste simplemente es un remate de los otros dos para cuadrar la historia, inclusó llegué a pensar que aparecería la gemela, pero no :(

Yota dijo...

jajaja, molaría lo de la gemela XD

En resumen, todos de acuerdo en que ha sido una trilogía cojonuda.