lunes, marzo 08, 2010

NUEVOS MUTANTES: El Regreso de la Legión


Me pongo de mala leche al hablar de este tomo. Esperad, no me malinterpretéis, la historia no está mal y el dibujo es bastante vistoso. Pero me cabrea ver que el encargado de escribir las aventuras de esta nueva encarnación de The New Mutants es Zeb Wells, guionista capaz sip, lo reconozco. Pero estos chicos deberían seguir siendo escritos por los fuera de serie de Kyle y Yost que se han encargado de narrar las peripecias de los mutantes más jóvenes durante más de un lustro entre The New Mutans V.2, New X-Men: Academy X y finalmente New X-Men.

No es un relanzamiento sin más y al tuntún como podría pensarse. Por lo menos la historia parece que tiene razón de ser y no es una reunión de los personajes porque si. Para empezar contamos con la situación de que gracias a la nueva coyuntura mutante, todos los homo superior que mantienen sus poderes están centralizados en la sede de Graymalkin en San Francisco y también sucede que tras lo narrado en la infame X-Infernus, Magik ha vuelto al primer plano de la actualidad.

Sin embargo si hay que señalar un tercer factor sin ninguna duda ese es el retorno de David Haller, al que la mayoría recordarán como Legión. Villano hijo de Moira McTargett que ha protagonizado algunas de las mejores historias de la Patrulla X clásica del maestro Claremont. Aunque claro, Wells no es Claremont y aunque maneja a los personajes con relativa soltura. Sobre todo a Magma y a Mancha Solar otros no los acaba de pillar. Vale que Daniel Moonstar está amargada por haber perdido sus poderes pero nunca desobedecería una orden del jefe del grupo que en este caso vuelve a ser Bala de Cañón, y hablando del bueno de Sam, que pusilanime está hecho cuando habla con Cíclope, que insoportable, que ya es mayorcito, está suficientemente curtido y tiene los huevos peludos para tener algo más de agallas joder.

Como he dicho la caracterización de los personajes flojea un poco en manos del escritor y la inclusión de Legión en toda la trama, supongo que para hacer de gancho, no ayuda mucho quedando la historia bastante confusa, más todavía de lo que se presupone con un personaje que en esta ocasión no tiene tres personalidades sino varios cientos de ellas. El dibujo de Diogenes Neves no está mal, muy clásico aunque todavía le queda mucho por aprender.

Hay un quinto capítulo que debe ser una historia autoconclusiva pero como empieza con un spoiler como una casa de lo que supongo será parte del final de Utopia pues no he seguido leyendo. El one-shot final con dibujos del malogrado Dave Cockrum es una curiosidad y poco más. Lo mejor las portadas de gente como Alex Ross, Adam Kubert o Josh Middleton. Seguiré con la serie por el cariño que le tengo a los personajes y por lo involucrada que estará en los próximos eventos tanto mutantes como del Universo Marvel en general.

NOTA: 6/10

4 comentarios:

GANZUAS dijo...

Completamente de acuerdo contigo en la reseña. El spoiler del quinto capítulo es una cagada de panini enorme, y en cuanto al mismo, un dibujo penoso...

The Korinthian dijo...

¿Legión como gancho?
Pero si la única historia buena suya es ¡¡la de Claremont y Byrne del año d ela tana!!

Goku_Junior dijo...

Esta serie es tan innecesaria como volver a reunir los viejos "nuevos" mutantes, cuando hay unos chavales MUY JODIDAMENTE desaprovechados. Esta serie me toca un poco la moral y espero que no dure mucho o que cambien a sus protagonistas.

Y no, no he leido la antigua serie de los nuevos mutantes xD por eso estos personajes ni me van ni me vienen.

Yota dijo...

Gracias por los comentarios, entonces todos de acuerdo en que debería haber salido mejor!