jueves, abril 08, 2010

IRON MAN: Las Cinco Pesadillas


Cortesía de nuevo del amigo Fran por fin he podido leer el tomo de Iron Man: Las Cinco Pesadillas, que en su momento no compré por principios, me repatea que se use el formato Marvel Graphic Novel casi con la única excusa de que el cómic es dibujado por un autor nacional como han hecho con el Lobezno de Das Pastoras o el Puño de Hierro de David Aja, pero claro viendo que el tomo de Capitán América Renacimiento cuesta lo mismo, son menos páginas, es en tapa blanda y no tiene extras y que éste último si que lo adquirí, mi pataleta queda carente de sentido (como suelen ser todas mis pataletas por otro lado) pero me apetecía decirlo.

De la mano de Matt Fraction y Salvador Larroca (autores que siguen ligados al título) Marvel lanzó la serie The Invencible Iron Man con motivo del estreno de la primera y genial película del Vengador Dorado. De hecho el villano aquí presentado Ezekiel Stane es el hijo del villano fílmico Obadiah Stane. Es de alabar que Fraction haya querido presentar a un personaje nuevo pero íntimamente relacionado con uno conocido en lugar de limitarse a usar el recurso fácil de una resurrección de opereta.

El título de “Las Cinco Pesadillas” hace referencia a las cinco cosas que le quitan el sueño a Tony Stark y que están relacionadas al uso indebido de su tecnología, y esto es justamente lo que hace Zeke Stane, ha recreado en si mismo una variante del Extremis y a base de carroñear o canibalizar la tecnología de Stark y crear bombas humanas a partir de sus propios repulsores que causan cientos de muertes en todo el mundo y a punto está de costarle la vida a Pepper Potts (increíble el trabajo que hace Fraction con el personaje) por lo que la historia es una carrera contra reloj en la que Tony intentará anticiparse al siguiente movimiento de su implacable rival.

Gracias a una serie de flashbacks que narran de manera directa y resumida la historia de Stark y Stane cualquier lector que nunca se haya acercado al personaje y lo haga gracias a la película estará situado enseguida a la perfección en el enrevesado cosmos de Iron Man. Matt Fraction hace un trabajo cojonudo presentando una historia humana en la que un hombre, que vale tiene un traje de mil millones de dólares, pero un hombre al fin y al cabo se enfrenta a sus temores y miedos más profundos, una historia de redención que busca no repetir errores del pasado. Todo acompañado de unos lápices de Larroca que si bien al principio me costaba mucho degustar, ahora no puedo imaginarlos de otra manera, las imágenes de Iron Man en acción son increíbles.

Lo cierto es que el premio Eisner se me antoja más que merecido para esta historia, ya era hora de que en los “Oscars del cómic” se tomasen en serie el genero de superhéroes tanto tiempo denostado por la “crítica especializada”. Mi enhorabuena para los autores.

NOTA: 9/10

2 comentarios:

Goku_Junior dijo...

No solo esta primera historia se merece todos los elogios del mundo, sino la serie entera. Es brutal, han conseguido hacer algo que me parecia IMPOSIBLE:

-Redimir a Tony Stark.

Pero bueno, no soltare spoilers, sigue leyendo la serie regular y ya veras :P

Yota dijo...

Graicas por el coment, si la serie de Iron Man, la estoy siguiendo, pero me había dejado este tomo en el tintero.

Lo tenía descargado, pero leer en el pc hace meses que me da muchisima pereza.