miércoles, abril 07, 2010

MOMENTOS QUE MARCAN: Dragon Ball, el final de la serie roja.


Uno de los momentos más duros a los que tiene que enfrentarse todo fan de los cómics varias veces a lo largo de su vida es al final de series o colecciones que le llevan acompañando muchos años, yo particularmente uno de los finales que más recuerdo me traen es sin duda el de Dragon Ball Z en su edición en grapa por parte de Planeta de Agostini.

Corría el año 1997, a la altura del mes de mayo cuando con tres meses de retraso por fin salía a la venta el último número de la serie roja de Dragon Ball y con ella completaba por fin una de las mejores series que he leído y aquí la nostalgia no influye pues hace poco tiempo y gracias a la edición kazemban he vuelto a disfrutar de la obra maestra de Akira Toriyama.

Con casi sesenta números publicados, la creación de la serie roja vino impuesta por la necesidad de Planeta de no quedar demasiado descolgada de la edición del Manga en Japón y es que 24 páginas semanales no daban para mucho por eso decidió duplicar la publicación con la creación de la serie roja, que paso de ser quincenal al principio, a mensual más tarde y por último bimensual.

El último tebeo en si no fue gran cosa, vale era curioso, tras el final de la saga de Bu que a mi se me hizo bastante pesada, se volvía a organizar un torneo de artes marciales, en él participaba un extraño chico llamado Ub, que no era otra cosa que una probable reencarnación de la parte maléfica de Magin Bu. El resto de los personajes estaban más o menos igual. Mr. Satán con menos pelo, su cachorro ya adulto, Krilin con mucho pelo, Son Gohan y Videl con un hijo…. Y por supuesto Goku tan tonto como siempre.

Planeta por su parte nos había prometido un gran final de traca, con muchas sorpresas y regalos, pero al final, nos publicó el cómic con menos páginas de lo habitual pero por las 275 pelas que costaba de la época y con el único regalo de un poster que todavía guardo con cariño.

Aunque sólo por la ilusión con la que fui a comprarlo al kiosko ya mereció la pena y es que no conozco a casi nadie de mi generación que tenga una u otra edición de Dragon Ball, yo por mi parte tengo dos completas XD

4 comentarios:

Samu dijo...

Fue un medio día especial... volví del instituto, me pasé por mi kiosko y me llevé el último numero de la serie roja... sentí un nosequé que aún perdura... Mira que DB es una serie tonta, eh? pero y lo que nos marcó!!!

PD: la blanca la tengo hasta el 85, no pude seguir comprándola por tema de pelas, la Roja la tengo entera. Luego, al salir la amarilla, la hice desde el 86 hasta el número que enlazaba con la roja, que ya tenía un pcoo más de dinero por esos momentos.

Vaya lío, eh?

:)

Sea como sea, con ediciones penosas, malas, con unos negros fotocopiados chungos de la hostia... ajajajja

Vladek dijo...

Yo guardo todos los posters que fueron regalando.

Fue una sensación agridulce, te alegrabas de leer el ultimo numero pero yo entonces no tenia otro motivo para ir al kiosko.

Goku_Junior dijo...

que recuerdooooooooos!! yo entre serie amarilla, roja y azul tengo la serie casi entera (bueno de la amarilla la que menos... cachis).

El último comic supuestamente venía con un poster de la misma portada (por desgracia acabo roto hace un tiempo... ainsss).

Aun tengo en una caja todas las grapitas de esta serie.

Yota dijo...

Ostis, gracias por los comentes, yo tengo un pifostio también que pa que...

La serie roja completa, la blanca mezclada con la amarilla y luego completa los 42 tomos que formaron la primera edición de planeta en ese formato...

Algún día pillaré la kazenban.