sábado, abril 03, 2010

VENGEANCE de Johnny To


Hace unas semanas pude acudir por segunda vez a la muestra de Syfi que se realiza cada año en un céntrico cine de Madrid, en esta ocasión vi un par de películas de lo más de recomendables, una de animación y otra de imagen real. La segunda de ellas se trata de Fuk Sau, conocida internacionalmente como Vengeance, es el último filme del polifacético e híperproductivo Johnny To.

Vegeance cuenta la historia de Francis Costello, un “hostelero” francés de más de sesenta años que viaja a China tras enterarse de la terrible muerte de la familia de su hija que apenas pudo sobrevivir a la masacre donde fallecieron brutalmente su marido y sus dos hijos pequeños.

Así Costello se embarca en una aventura por un país extraño donde no conoce a nadie, ni habla su idioma con una única idea en su cabeza: venganza por la muerte de su familia. Para ello contrata a los más que competentes (y nada baratos como ellos mismos dicen) Kwai, Chu y Fat Lock. Una banda de asesinos a sueldo con los cuales forma una relación que en poco tiempo trasciende lo profesional para convertirse en algo más personal. Además el porpio Costello guarda algo en la manga, veinte años antes era un Hitman como ellos pero tiene una bala alojada en el cerebro (fruto de una trifulca de la que pudo salir peor parado) que en cualquier momento le puede causar una perdida total de memoria por eso fotografía todo y anota todo lo que considera importante para no olvidarlo (una versión cutre de memento, vaya).

To nos muestra una película fría e implacable pero con momentos para el humor más surrealista y algunas situaciones la mar de curiosas. No me atrevería a calificar esta película dentro del cine de acción, pues aunque hay un par de tiroteos (tan absurdos como originales, y si no que alguien me explique lo de la luna) la veo como una película muy original casi de índole intimista. Donde el desarrollo de personajes y las relaciones entre ellos prima sobre lo demás.

Hay momentos duros, como cuando masacran a los niños al principio de la película, pero otros mucho más distendidos. Todos los personajes tienen su voz y ninguno sobra o sobresale sobre los demás. Con la salvedad de Costello claro está, interpretado por el cantante francés Johnny Halladay que hace un papelon. Por cierto no he podido evitar pensar en las semejanzas de esta película con una homónima protagonizada por Liam Neeson y estrenada hace un par de años.

NOTA: 8/10

2 comentarios:

Oneyros dijo...

Es que disparar sin la luz de la Luna, esta mal visto en China, deberias saberlo ya a estas alturs

Yota dijo...

Gracias por el comentario Moi Moi, Que ignorancia la mia...