viernes, mayo 07, 2010

CALL OF DUTY MODERN WARFARE 2

Empepinado en dos ratitos. Así es como me he terminado el Call of Duty: Modern Warfare 2. Bien es cierto que el modo para un jugador no es precisamente el más largo de los juegos de este género. Pero es tan intenso, engancha tanto y se juega con tantas ganas que me lo voy a pasar otro par de veces como poco y luego ya me pondré con las misiones sueltas y el modo multijugador (esto cuando esté de vacaciones).

La acción de Modern Warfare 2 se sitúa cinco años después de la primera parte, con los Estados Unidos tratando de hacerse todavía con el país afgano a la par de que tienen que enfrentarse con la ascendente amenaza de un nuevo grupo terrorista ruso que consigue involucrar a los Estados Unidos en una guerra contra Rusia haciéndoles culpables de una terrible masacre en un aeropuerto (os lo digo en serio, en la vida he jugado una partida tan salvaje como la de “nada de ruso”), como en la primera parte volveremos a ponernos en la piel de varios personajes pertenecientes a distintos cuerpos del ejercito y de las más variopintas nacionalidades, aunque en esta ocasión no habrá flash-backs y la acción será continúa.

Este es sin duda para mi el mejor juego en primera persona de la historia y uno de los mejores juegos de acción de todos los tiempos. Es una completa orgía de tiros y situaciones límite que parecen sacadas de las mejores escenas bélicas de filmes como Black Hawk Derribado o Salvar al Soldado Ryan. Habrá ocasiones en las que la sensación de agobio será constante y donde veas que difícilmente se puede seguir adelante. Para ayudarnos a avanzar en el juego contaremos con una cantidad abrumadora de armas de fuego y todo tipo de gadgets como miras láser, térmicas, gafas de visión nocturnas, detectores de calor, armas por satelite, punteros láser que accionan torretas.

Las misiones también serán variadas, desde ambientes desérticos y polares a calles concurridas, bombardeos desde helicópteros, descensos en lancha motora, defender posiciones, rescates en plataformas petrolíferas, asaltos sigilosos, tiroteos en barrios de fabelas brasileños y la fase que sin duda ha sido mi favorita, una reconquista total de Washington D.C. y sus alrededores.

Las tres grandes bazas de Modern Warfare 2 son sin duda su apartado técnico (algo envidiable para la competencia), su jugabilidad a prueba de bombas y una historia que engancha como pocas aderezada por una fantástica banda sonora compuesta por Hans Zimmer.

Si os gustan los shooters este es vuestro juego y si no, pues también ya que es una ocasión fantástica para conocer el género.

NOTA: 10/10

5 comentarios:

Qué noche la de aquel día dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Osukaru dijo...

Mmmm... Lo que tengo entendido es que el tema principal es de Hans Zimmer, pero luego el resto de música es de un tal Lorne Balfe. Vamos supongo que es uno de esos "negros" de la factoría Zimmer. ;)

A seguir disfrutando!.

Deckard dijo...

Gran juego. Las misiones también estan muy bien aunque algunas son casi imposibles si no las haces entre dos.

La casa blanca medio derruida como campo de batalla es genial.

quike102 dijo...

Completamente de acuerdo, no tiene nada que no hayamos visto en otros juegos pero está potenciado al máximo.
La fase de rescate "El Gulag" es tremendaaa!!!

Yota dijo...

Graicas por los comentarios. por lo que veo todos de acuerdo :)