miércoles, junio 09, 2010

BODYCOUNT. Casey y Raphie de Parranda.



Menos mal, y digo menos mal, que no me compré en su día la miniserie de Body Count. Publicada originalmente por Mirage Studios (la editorial donde debutaron las Tortugas Ninja) y editada en España primero en 1996 bajo el sello Wildstorm de Planeta como limited de cuatro números y en 2008 por Norma Editorial aprovechando que se habían hecho con la licencia de las Tortugas Ninja (eso si, su edición de la serie original de los queloneos es excelente), pensé en pillarla por mi amor a los personajes, pero…. La pela es la pela y no podía costearmelo. Hace poco gracias a mi buen amigo Harry he tenido la ocasión de echarle un vistazo y no me arrepiento de mi decisión.

Escrita por el guionista original de los bichos verdes, Kevin Eastman. Bodycount es la historia en la que el macarra de Casey Jones se ve entrometido en un ajuste de cuentas de la mafia con una bella mujer que siempre va cargada con un maletín repleto de pasta y armas y claro como dos tetas tiran más que dos carretas pues tiene que ayudarla, claro que a todo esto aparece merodeando por sus terrenos Raphael (el más chusco de todos, y única tortuga que aparece en la serie) y se mete de lleno en una carrera que como su título indica dejará tras de si una buena cuenta de cuerpos.

Durante las cien páginas que dura todo este lío, no habrá más que tiroteos, sangre, cabezas reventadas, muchas palabrotas, alguna teta flacucha, pero sobre todo muertos de todos los tipos, formas y colores. Mención aparte del humor negro que impregna todas y cada una de las planchas, haciendo que este bodrio sea mucho más soportable, por los continuos vaciles entre Raphie y Casey, las coñas que tiene la Tortuga consigo misma porque no es capaz de coger bien las armas por culpa de sus dedazos, etc… Yo he echado en falta entre otra cosas algún guiño más al fan de toda la vida, además de más personajes clásicos de la serie, pero bueno, al menos al final me la leí de gratis.

No quería terminar antes sin destacar la labor de Simon Bisley, este dibujante es lo que es, sin más. O te gusta mucho o le odias, sus composiciones de página, sus rasgos desproporcionados o su furiosa narrativa que te lleva de un lado a otro sin lugar al descanso. Para mi es todo un maestro, aunque claro debo reconocer que su estilo no es para todo los públicos, sin duda es lo mejor del cómic, además como extra hay unas cuantas páginas con los storytelling y layouts que hacen que su arte se pueda apreciar mucho más.

NOTA: 5/10

3 comentarios:

charlie furilo dijo...

Yo en su día, me compré la miniserie en grapa, solamente por Simon Bisley, dibujante que me encanta. No había leido absolutamente nada de las Tortugas Ninja (de hecho esto ha sido lo unico), pero con este Bodycount me eché unas buenas risas con el humor negro y macarra que destila (que me recordó un poco a Lobo, que por cierto tambien dibujaba Bisley). No se tendría que darle una nueva ojeada, pero a mi en su momento me gusto bastante (para darle un 7 más o menos)

Int dijo...

Yo también lo leí cuando salió en grapa y me pareció divertidísimo. Y, claro, aluciné con el dibujo de Bisley en todos los sentidos: con sus súper-mujeres y sus súper-masacres.

Por cierto, en esa edición, como extra, se incluían los bocetos que había dibujado el propio Eastman como guía para Bisley, y que no estaban nada mal. No sé si lo incluyeron en el recopilatorio posterior,

Yota dijo...

Gracias por los comentarios.

Charlie:

Es muy entretenido, pero no se, yo esperaba todavía un poco más de mala leche viendo quienes son los autores.

Int: Pues creo que esos extras también estaban en este tomo, tendría que volver a echar una ojeada.