martes, junio 22, 2010

CINDERELLA EN CONCIERTO! Wait at the Station.....



Como buen amante de la música y con unos cuantos conciertos a mis espaldas se llega a un momento en el que prácticamente se ha visto a todos los grupos que uno quiere disfrutar en directo. Pero siempre hay una lista de “espinitas”, de imposibles, de grupos que ya prácticamente no existen, o que nunca salen de gira, o nunca vienen a Europa, o la formación actual no es la mítica. Dentro de la mayoría de estas clasificaciones estaría la banda de hard-rock americana de Cinderella. Un conjunto que con tan sólo tres discos de estudio entró de lleno desde su debut en el panteón de los más grandes.

En febrero saltó la noticia de que tocarían en el festival Sweeden Rock, un festival que siempre tiene un cartelazo pero que sale tela de caro, quien nos iba a decir a nosotros que pese a los rumores nunca confirmados el día 18 de marzo a eso de las seis de la tarde se hizo oficial, Cinderella tocarían en Madrid el pasado nueve de junio como parte de una minigira de tan solo tres conciertos en toda Europa. Decir que nos sentimos privilegiados es quedarse corto.

No nos pensamos dos veces el comprarnos nuestras entradas el mismo día que salieron a la venta. Aunque claro recapacitando, un concierto de una banda prácticamente desconocida fuera del circuito del hard-rock, un miércoles, en la Riviera y a 36 pavos por cabeza difícilmente petaría el recinto (de hecho lleno algo más de la mitad, casi hasta una tercera parte…) pero…. ¿y lo tranquilos que estábamos nosotros con nuestras entradas ya compradas?

Y llegó el nueve de Junio. Con toda la tranquilidad el mundo entramos en la sala a eso de las nueve de la noche tras tomar unas birras y pudimos disfrutar de los últimos temas de los teloneros Stormzone, una banda que promete bastante con tan sólo dos discos, el primero muy en la línea del grupo al que taloneaban y el segundo con tintes más “poweretas”. De todas formas, no estábamos allí para eso la verdad. Tras un paron de cuarenta y cinco minutos se apagaron las luces y empezó la magia.

Fue apenas unas hora de concierto, pero sólo me faltó un tema “The More Things Change”. Lo mejor de su carrera estuvo ahí concentrado en una actuación brutal y emotiva, no era difícil ver entre el respetable que prácticamente todo el mundo se emocionó o soltó una lagrimita con ésta o aquella canción. En mi caso no me importa admitir que no pude reprimirlas cuando empezó a sonar “Heartbreak Station”.

Empezaron tranquilitos con “Second Wing” y lo mejor de ese tema fue comprobar que la voz de Keifer estaba mucho mejor de lo que me esperaba, es cierto que algún tema le costó algo más de lo habitual y que incluso tuvo alguna ayuda por parte de la mesa de sonido pero bah, detalles, detalles… el delirio siguió a lo grande con “Push, Push” donde ya estaba todo el mundo totalmente entregado. Keifer combinó un poco todas su facetas, tocaba la guitarra eléctrica, hacia coros a capella, implicaba al público en algunas canciones (y ahí quien dice que estuvieron fríos, bah, capullos), cogía la guitarra acústica y en una ocasión hasta el saxo, que le dejó sin aire. El resto de los músicos también estuvieron estupendos, pero para que engañarnos, podrían haber tocado desafinados que a mi me habría dado igual.

Fue un set corto con apenas una docena de temas, pero lo bueno de ser tan concisos es que no hay lugar para la morralla, así que se quedaron fuera sus temas más bluseros para deleitar a la gente con lo que querían. La traca que sonó desde la mencionada “Heartbreak Station” debería ponerse como ejemplo en el manual de lo que debe ser un buen concierto, es que miren: Coming Home, Shelter Me, Nobody´s Fool, Gypsy Road y Shake Me, así de una tacada y para terminar.

Puede hacerse algo caro para el tiempo que estuvieron en escena, pero francamente dudo mucho que volvamos a verlos por aquí y esto no nos lo podíamos perder.


Second Wind
Push, Push
Somebody save Me
The last Mile
Night Songs
Bad Seamstress Blues /Fallin' apart at the Seams
Heartbreak Station
Coming Home
Shelter Me
Nobody's Fool
Gypsy Road
---------------
Don't know what you've Got (Till it's Gone)
Shake Me

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Probablemente, vea conciertos este año que superen en creces lo que vimos en la Riviera.. pero es imposible que superen la emoción que me hizo escuchar Coming home o Shelter me en directo y sonando hasta bien ninguno de ellos.

Una pena que sean tan cortos sus concis, o tan profesionales, pero son Cinderella, lo demás no importa (llamenme radical con ellos, me da igual XD)

Yota dijo...

Hombre, no creo que haya muchos que lo superen por tanto, se me ocurren un par si.

Y nada de ser radical, las pasiones están para eso, para disfrutar de ellas.

Yo encantado de compartir esos momentos con VD.

giLiXiTa dijo...

Hola!!

Permíteme presentarme soy Gillian administradora de un par de webs, visité tu portal y está interesante, tienes temas muy buenos y el diseño me gusta. me encantaría poner un link de tu web en mis sitios y así mis visitas puedan visitarlo también. si estás de acuerdo no dudes en escribirme

Éxitos con tu blog.

Gillian Silva
gilixitana@hotmail.com