viernes, junio 11, 2010

DRIVE. Otra serie gafada con Nathan Fillion.



Otra serie gafada de la Fox, producida y creada por Tim Minear y protagonizada por Nathan Fillion. Si, exacto. Tres elementos comunes que también estuvieron presentes en Firefly, una de las mejores series de televisión que se han realizado jamás. Pero a ésta le ha ido todavía peor que Firefly… sólo seis episodios. Cuando llevaba emitidos dos, ya empezaron las campanas de alarma y al cuarto episodio ya se canceló la serie, siendo los últimos dos capítulos emitidos en exclusiva en Internet (con la consabida perdida de calidad de imagen que conlleva)

Pues como me pasó con la mencionada Firefly o con Secuestrada o Traveller, la serie acaba de manera totalmente apresurada y no cierra prácticamente ninguna trama. Lo cual es una putada, porque estaba planeada como Mid-Season, y si se hubieran emitido todos los episodios probablemente habría tenido un resultado final de lo más satisfactorio, claro que luego a lo mejor pasaba como con Prison Break, que sólo estaba planeada para doce episodios, que habrían dejado muy buen sabor de boca a todo el mundo y ahora ya nadie se acuerda de ella.

Drive cuenta la historia de Alex Tully (interpretado por el siempre genial Nathan Fillion), un agricultor que se encuentra un buen día con que su mujer (Amy Acker) ha sido secuestrada, tras contestar a las preguntas de la policía se percata de que alguien ha dejado un teléfono móvil que le insta a participar en una carrera secreta e ilegal a lo largo de todo el país, el suculento premio no es otro que 32 millones de dólares además de la libertad de su esposa. Pero no sólo se trata de correr más rápido que los demás, porque para adivinar el destino de cada etapa normalmente deberán descifrar algún acertijo, y quien llega el primero tiene alguna bonificación, pero al último se le penaliza y puede que le descalifiquen de la carrera o tenga que pasar una prueba (que bien puede ser eliminar a otro participante).

Por supuesto habrá muchos otros personajes que han sido convocados a la carrera por un motivo u otro. Por ejemplo hay un exconvicto que participará con su hermano al que acaba de conocer, un padre enfermo terminal junto a su hija o dos hermanas que han sido traicionadas, una trepa que no sabe conducir y va saltando de un coche a otro o un militar que se ha convertido en desertor sin saberlo por culpa de su novia.

Como en todas las series creadas por Nimear, la riqueza y variedad de los personajes es muy elevada, además las tramas y subtramas se van entretejiendo con maestría, y se nos va dando información a pinceladas del pasado de los protagonistas, por ejemplo Alex Tully parece ser algo mucho más que un simple agricultor, o datos como que la carrera lleva celebrándose más de veinte años y que tiene infiltrada a gente en la policía, el gobierno, todo tipo de personal en bares y moteles, camioneros… no pasa nada en la carrera sin que ellos lo sepan.

Aunque claro nada de esto llegó a desarrollarse, porque la audiencia manda, y el pobre actor es gafe, aunque por fortuna parece irle bien con Castle.


3 comentarios:

arkano dijo...

ke putada para nathan fillon a ver si castle dura un poco más, que ya lleva dos temporaditas y a mí me encanta.

Mike Lee dijo...

Una pena, a Nathan no le faltan carisma ni talento, de momento lo está bordando en Castle.

¡Saludos!

Yota dijo...

Gracias por los comentarios!

Arkano: Castle la he empezado a ver ahora y la verdad es que me está gustando mucho, aunque solo llevo tres episodios.


MIke: Eso es cierto, es un actor que haciendo dos chorradas derrocha carisma por todos lados, me gusta, me gusta.