sábado, julio 03, 2010

PUNISER: SIN SALIDA. El Azote de los Caídos.




Segundo tomo de la nueva colección de Punisher recopilando los números seis a diez de la serie regular y el primer anual (me gusta que Marvel lleve ya unos años recuperando la tradición de los anuales, algunos molan, otros….) y desde el primer volumen podemos apreciar que el tono “adulto pero mainstream” que intentó mantener Matt Fraction durante los veinticinco números de Punisher: War Journal se ha ido a tomar viento. La nueva aventura del Castigador está plenamente integrada en el rollo superheroico de la casa de las ideas y sobre todo está inscrita al landscape actual: Reinado Oscuro.

Escrita por Rick Remender (uno de los nuevos chicos para todo de Marvel junto con Fred Van Lente) y dibujada por un horrendo Tan Eng Huat, del que sigo opinando que está terriblemente sobrevalorado y no entiendo como trataron de venderlo como la octava maravilla desde sus primeros trabajos en Wildstorm, esta historia continúa justo donde se quedó, con El Encapuchado haciendo gala de unos poderes inéditos hasta el momento (ains esa continuidad…) y resucitando una docena de villanos de segunda que fueron masacrados en los años noventa por azote.

Así que quien no hubiera leído en su día la etapa de Mark Gruenwald en Capitán América no conocerá a prácticamente ninguno de los villanos, que es lo que me pasa. El caso es que el bueno de Parker Robbins para agradar en parte a su jefazo Norman Osborn ha hecho creer a los resucitados villanos que fue Frank Castle quien acabó con sus vidas disfrazado de Azote y claro estos están la mar de mosqueados por lo que les pasó y se lanzan a la captura del Castigador al precio que sea, aunque sea dando caza a G.W. Bridge (personaje denostado desde hace muchos años y que no para de ir de mal en peor) y a su nueva política.

La historia sigue el mismo tono y es una burrada tras otra, la química que hay entre Punisher y su nuevo “sidekick” es muy resultona y la manera en que va acabando con un villano tras otro ¿alguien lo dudaba? Es muy divertida. Lo que no me gusta es que este “nuevo” Punisher ha dejado un poco de lado su armamento convencional y no para de usar armamento tecnológico proveniente de villanos como bombas calabaza del Duende, Látigos de Whiplash, Brazaletes de Shocker, partículas Pym, no está mal, es gracioso pero hace que se parezca demasiado al Punisher amariconao y con cinta en el pelo de la serie noventera de animación de Spider-Man.

Lo malo es que con tan sólo diez números han necesitado dar un golpe de efecto a la serie radical, como se ve en el especial de Punisher dentro de Reinado Oscuro: La Lista, y cambiar al personaje como no se le había cambiado nunca (esto es más bestia incluso que cuando lo convirtieron en un Ángel Vengador), todo el mundo dice que lo de Franken-Castle estará muy bien y yo me lo creo, además contará con los dibujos de Tony Moore.

Ya os diré.

NOTA: 6/10

1 comentario:

Mike Lee dijo...

Parece entretenido como poco, aunque eso sí, miedo me da el asunto Franken-Castle :S

¡Saludos!