sábado, agosto 21, 2010

EL PROYECTO MARVELS: En los comienzos de la Casa de las Ideas.



Ufff que a gusto me he quedado tras leerme de un tirón la miniserie del Proyecto Marvels, obra de esos dos genios del cómic que son Ed Brubaker y Steve Epting responsables de la mejor etapa en la historia del Capitán América. Y digo que me he quedado a gusto porque me temían algún despropósito como el de la maxiserie de Vengadores/Invasores.

En un buen papelón se ha metido Brubaker, quien sabe si por capricho propio o por encargo de la casa de las Ideas con motivo de la celebración del setenta aniversario de la editorial pero el caso es que ha salido claramente victorioso de la complicada tarea de narrar y actualizar el comienzo de la época de los prodigios en Marvel, no es una obra tan personal como pudo serlo en su momento la excelente Marvels que contaba la historia desde un punto de vista subjetivo.

El Proyecto Marvels es otro tipo de historia una de un carácter mucho más superheroica, no carente de ambición pues pretende narrar el comienzo de TODO. Volviendo a la Golden Age de los superhéroes con medio planeta metido en una guerra mundial en América empiezan a surgir los primeros superhéroes que intentarán devolver la paz, como el experimento fallido del primer androide viviente como La Antorcha Humana, el Capitán América en el proyecto Renacimiento o el reclutamiento del violento James Barnes para convertirle en Bucky, también veremos como surgen los primeros vigilantes urbanos como el totalmente desconocido para mi “El Ángel”, quien de manera discreta se erige como el verdadero y auténtico motor de toda la obra.

De manera algo más tangencial también se nos presentará al Sargento Steel, el Destructor (al que conozco por los cómics de los Thunderbolts) o incluso un jovencísimo Nicholas Furia. Ed Brubaker teje un tápiz realmente complejo donde la acción salta de un escenario a otro sin que nos de tiempo a pestañear, tan rápido estamos en el frente europeo como observamos una devastadora pelea entre Namor y la Antorcha Humana en Nueva York o las cavilaciones de Zemo en otro escenario Europeo.

Como si una génesis de los Invasores fuera, poco a poco se irán acercando los personajes del Capitán América, La Antorcha Humana y Toro y Namor en lo que sería la reunión del primer súpergrupo de Marvel.

Una estupenda lectura para descubrir personajes nuevos, saber como fueron los comienzos de otros héroes ya establecidos, todo dibujado con la habitual maestría de Steve Epting que gracias al relanzamiento hace algunos años del Capitán América se ha convertido en uno de los más cotizados dibujantes del mercado.

NOTA: 8/10

8 comentarios:

The Korinthian dijo...

Y que se hace corta...
Brubaker me encanta y su etapa en el Capi tb, pero no sabría decirte si es la mejor.
La de Zeck como dibujante fue estupenda también.

Yota dijo...

Cierto, la idea daba para una maxi de 24 números. Quedaría bastante apañada. La etapa de Zeck ciertamente es muy buena, pero creo que es demasiado esclava de su tiempo.

Otra gran olvidada y que en España se ha reeditado dos veces recientemente es la de Stern y Byrne. Otros dos craks.

Ternin dijo...

Un gran maxiserie la verdad. Un gustazo y la primera vez que veo a un autor bucear en la golden age de una forma interesante.

Yota dijo...

Gracias por el comentario Ternin, es justo como comentas, ha buceado en la golden Age, de manera respetuosa, sin destrozar nada, y arreglando incluso varios cabos sueltos y cosillas allí y allá.

The Korinthian dijo...

Ternin:
James Robinson y Paul Smith en La edad de Horo, de Dc. Una miniserie estupenda

Pater dijo...

lo cogeré cuando lo saquen en tomito :D

Yota dijo...

The Korinthina:

Es cierto no había caído, en que La Edad de Oro (por cierto la H se te ha colado XD) sería el equivalente de DC.

Pater: Pues te saldrá fijo que mucho más cara, que ya sabes como las gasta Panini...

The Korinthian dijo...

Cierto, Oro no lleva H