lunes, septiembre 13, 2010

SÚPER MARIO Y YO.



Pues tal día como hoy al parecer se cumplen los veinticinco años de vida de Súper Mario Bros que posiblemente a día de hoy se el personaje de los videojuegos más famoso de la historia por encima de Lara Croft, Kratos o Sonic... que viejo me siento, sobre todo porque hace cinco años cuando este blog no tenía ni un año de vida ya dediqué una entrada a este tema. No he releído dicho post para no sentirme todavía peor y como dudo que alguno de vosotros me leyera por aquella época o si lo hacía recuerde el post no creo que haya problema en que el post de hoy se parezca mucho.

Yo conocí a Súper Mario a finales de los ochenta cuando mis tíos me regalaron mi primera video consola: la Atari 2600. Me acuerdo que uno de los juegos a los que más me pude viciar era el Donkey Kong, donde un fontanero tenía que esquivar los barriles que le lanzaba un mono gigante, en aquella época eso no era Bizarro, era lo siguiente. Que cosas que aquel personaje se parecía mucho al protagonista de Super Mario Bros, un juego al que había podido jugar en la NES de mi vecino y que molaba un puñado, recuerdo en especial la música.



Como podía imaginarme yo que ese personaje iba a ser el mayor boom de la época. Recuerdo perfectamente que por mi comunión me regalaron una maquinita de esas de una sola pantalla que funcionaban con pilas botón y que hoy en día son un artículo de coleccionismo de lujo y claro en todas las excursiones del cole pues los colegas nos llevábamos las maquinitas y yo tenía la mejor porque además era de doble pantalla, vamos que con ese juego era el puto amo.


Yo seguí obsesionado con el Donkey Kong, hasta el punto de que me compré la versión que salió para Game Boy hace la tana de años y tiene el dudoso honor de ser uno de los pocos cartuchos que tengo para la vetusta portátil de Nintendo. Estamos en los primeros años noventa y por todo el mundillo empiezan a sonar los ecos del que posiblemente fue el lanzamiento con más publicidad de los primeros años de la década pasada: Super Mario Bros 3 para la nes, recuerdo que en el programa de la tele de La Merienda en Tele Cinco no paraban de darle publicidad en plan ¡Se lanzará en España antes que en cualquier otro país de Europa! Y con eso nos flipabamos, pero amigos yo tenía un problema muy sencillo, pues no tenía la NES (en los 8 bits yo me casé con Sega y su Master System) así que tocó gorronear la consola de un amigo. Quince años más tarde mis amigos me regalaron la NES por mi cumpleaños con un buen puñado de juegos que fueron pillando poco a poco en Ebay, uno de ellos el Súper Mario Bros 3.



La locura que había por aquel entonces con Mario no ha conocido igual. Pues incluso tuvo el honor de ser el primer videojuego en toda la historia en ser adaptado al cine en una película de presupuesto con banda sonora de lujo y actores de la talla de Dennis Hooper, Bob Hopkins y John Leguizamo pero que fue una completa y absoluta basura. Pero Mario también tenía presencia en la pequeña pantalla con el “El Show de Super Mario” un espacio que estaba presentado por dos actores de carne y hueso completamente retrasados e insufribles, yo sólo los aguantaba porque dentro de su espacio emitían los dibujos de Mario y de The Legend of Zelda.



Y vamos terminando con las 16 bits de Nintendo (sipe, yo con la gran N me quedé en la Súper Nes) que desde que me la compré estuvo muy ligado a Mario, pues me pillé el pack donde venía la consola, el Super Star Wars y el Super Mario World, que para mi es sin duda el juego de plataformas definitivo con 96 mundos, pantallas variadas de todo tipo, mil objetos e historias que pillar ¡y Yoshi! El adorable dinosaurio verde que atacaba a los enemigos con su súper lengua y cuya creación ha servido de mote para incontables tías que he ido conociendo a lo largo de los años XD. Que juegazo señores y que de horas le metí. Aunque no fueron nada comparadas con las horas que dimos al Super Mario Kart. De hecho en un esfuerzo titánico de mis amigos conseguimos reunir pelas para comprar el adaptador para cuatro mandos y los dos control pad que nos faltaban para poder competir cuatro a la vez. Cada vez que lo recuerdo me caen lagrimitas.



Y hasta aquí mi experiencia personal con Mario. Pues por mis manos nunca han pasado ni una Nintendo 64, ni una Gamecube y por supuesto nunca pasará una Wii.

6 comentarios:

Samu dijo...

la parte de excursión con el cole y amiguetes te ha quedado muy 'El Pequeño Nicolás'.

¡tómalo como un cumplido!

:D

Yota dijo...

Por supuesto colega! No osaría tomarmelo de otra manera.

De todas formas ¿qué es eso de "El Pequeño Nicolas?

Samu dijo...

http://es.wikipedia.org/wiki/El_peque%C3%B1o_Nicol%C3%A1s

Yota dijo...

Gracias por el dato, aunque no se si me da miedo mirarlo :P

Oneyros dijo...

Yo desde Game Boy que no juego XD

Yota dijo...

Que modelo de Game Boy, y que juego? que apenas das datos XD